Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

CSIF y JUPOL se concentran en Alicante para pedir al Gobierno la recuperación del poder adquisitivo

Los sindicatos se movilizan en la calle por la dignificación de la labor de los empleados públicos y la calidad de los servicios a la ciudadanía

Imagen de la concentración en la plaza de la Montañeta en Alicante. ALEX DOMINGUEZ

Miembros de los sindicatos CSIF -el más representativo en las administraciones públicas- y JUPOL -mayoritario en la Policía Nacional- se han concentrado este miércoles en la plaza de la Montañeta de Alicante para reclamar al Gobierno medidas que dignifiquen la labor de los empleados públicos y la calidad de los servicios que recibe la ciudadanía. En la protesta se ha contado con el apoyo de JUCIL, asociación mayoritaria de la Guardia Civil que dado su carácter militar no ha podido participar al no ser convocante de la concentración.

Los convocantes de la protestan alertan del empobrecimiento generalizado de la sociedad por la escalada de precios actual y denuncian la incapacidad del Gobierno para aplicar medidas efectivas para contener esta inflación.

Los dos sindicatos han iniciado un calendario de movilizaciones para defender los derechos de los empleados públicos y exigen al Gobierno medidas para recuperar el poder poder adquisitivo, estabilizar el empleo y suprimir la tasa de reposición, corregir las desigualdades retributivas entre administraciones, respetar las condiciones laborales, actualizar las cuantías sobre indemnización por razón del servicio y adecuar los complementos de insularidad.

También piden una prestación sanitaria adecuada a los mutualistas y beneficiarios, que se adelante la edad de jubilación a determinados colectivos por su actividad y que se mantenga el régimen de clases pasivas, corrigiendo la desigualdad en la cuantía de las pensiones.

Desde CSIF y JUPOL recuerdan que las cuestiones más esenciales que afectan al conjunto de los ciudadanos se llevan a cabo por "servidores públicos, que tienen encomendada tareas tan fundamentales como la protección de la salud, del medio ambiente, la educación, la seguridad, la justicia o la protección de los sectores más desfavorecidos".

Sin embargo, estos empleados públicos han sufrido una pérdida de poder adquisitivo superior al 15 por ciento por las congelaciones salariales y el recorte salarial de entre un 5 y un 10 por ciento de 2010, según CSIF y JUPOL. "En función del grupo profesional al que pertenecen, en la última década, han trabajado gratis entre 15 y 18 meses", afirma los sindicatos.

Compartir el artículo

stats