Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Oferta conciliadora del Consell al Gobierno para salvar el trasvase: fijar el caudal ecológico del Tajo en 7 m3/segundo en vez de 8,5

La caída de las reservas de agua reduce un 25% el Tajo-Segura hasta final de año/Mireia Mollà exige, además, la depuración de las aguas residuales de Madrid

Un cartel pide el cierre del trasvase al paso del río Tajo por Talavera en una imagen de archivo Información

La consellera de Transición Ecológica y Agricultura, Mireia Mollá, ha trasladado públicamente una oferta al Gobierno para tratar de cerrar un acuerdo que salve el trasvase Tajo-Segura y acabe, además, con la guerra del agua abierta hace tres años, y que ha llegado hasta el punto de que la propia Generalitat tiene preparado un recurso en la Audiencia Nacional contra el Ejecutivo central, si al final el Consejo de Ministros aprueba el plan del Tajo que prevé un aumento medio del caudal ecológico del río hasta los 8,5 metros cúbicos por segundo, casi dos metros cúbicos por encima del caudal. La propuesta, que se quiere consensuar también con los agricultores, pasaría por fijar una cantidad final para todo el periodo de planificación hidrológica en torno a los 7 m3 por segundo, contando, además, con el compromiso del Gobierno de invertir 900 millones de euros en mejorar la depuración de las aguas residuales que Madrid vierte al Jarama, afluente del Tajo, principal agente contaminante del río que trasvasa sus aguas a Alicante y Murcia.

"Tenemos argumentos técnicos sólidos para demostrar que el caudal ecológico del Tajo puede quedarse como está"

Mireia Mollà - Consellera de Transición Ecológica

decoration

"Nuestra obligación como administraciones públicas es llegar a acuerdos. Tenemos argumentos técnicos suficientes para demostrar que el caudal ecológico del Tajo está bien como está. Es decir, son suficientes los 6 metros cúbicos por segundo pero estaríamos dispuestos a aceptar un subida gradual hasta los 7 metros cúbicos por segundo para todo el periodo de la planificación, en el que el Gobierno ha anunciado la inversión en mejorar la calidad de las aguas residuales", subraya Mireia Mollà, en aras de buscar una solución conciliadora para todas las partes.

Los técnicos de la comisión de explotación del Tajo-Segura han constado que, pese a la generosidad de las lluvias de esta primavera, la reserva de agua en los embalses de cabecera del Tajo (Entrepeñas y Buendía) desde donde arranca el trasvase de agua a Alicante y Murcia ha descendido al nivel 3, con lo cual el envío máximo mensual será de hasta 20 hm³ y no los 27 hm³ que han llegado hasta ahora. Una coyuntura hídrica que, según los técnicos, se va a mantener, casi con toda seguridad, hasta diciembre, por lo que desde el Tajo, esta vez por causas naturales, no van a poder llegar hasta final de año más de 120 hn3 como máximo, cuando lo normal hubieran sido 162 hm3, lo que significa un recorte del 25%. Del caudal potencial, 75 hm³ serán para el regadío y 45 hm³ para completar el abastecimiento urbano de los 35 municipios de la provincia, entre ellos Alicante y Elche, conectados al trasvase.

Una cantidad teórica, ya que al pasar la reserva al nivel 3, será la vicepresidenta Teresa Ribera la que decida. Después de seis mese de trasvase máximo por ley, la ministra retoma, de nuevo, amparada por la ley, la decisión de la cantidad final de agua a trasvasar, y la última historia no es muy favorable, ya que ya habido ocasiones que una recomendación de trasvase de 20 hm³ ha acabado convirtiéndose en un envío de menos de diez hectómetros cúbicos.

Los técnicos certifican que el sistema se mantendrá en situación hidrológica excepcional todo el verano e, incluso, todo el semestre completo. De momento, este mes se han aprobado 20 hm³, 12,5 hm³ para la agricultura estando pendientes de trasvasar todavía 100 hm³ de otros meses. Los embalses de Entrepeñas y Buendía almacenan un total de 757 hm³, un 10% menos que hace un año, cantidad “virtual”, ya que hay que restarle 120 hm³, cien que quedan por llegar de trasvases aprobados anteriormente y los 20 hm³ propuestos para mayo a los que la vicepresidente deberá dar su visto bueno final.

A fecha 1 de mayo de 2022 la situación del sistema es la correspondiente al nivel 3, referida a situaciones hidrológicas excepcionales, por lo que se podría autorizar un trasvase de forma discrecional pero motivada, de hasta 20 hectómetros cúbicos. La comisión ha tomado también nota de la previsión a 1 de mayo de 2022, que indica que el sistema se mantendrá en situación hidrológica excepcional todo el trimestre e incluso el próximo semestre completo. Existe un volumen de agua trasvasada disponible en la cuenca del Segura para abastecimientos y regadíos de 37,98 hm3 y un volumen autorizado pendiente de trasvasar para esos usos de 100 hm3.

Por todo ello, “en aplicación de los principios de prevención y precaución que deben presidir la acción de las administraciones públicas, considerando las reservas de volúmenes de agua trasvasada disponibles en la cuenca del Segura y los volúmenes autorizados pendientes de trasvasar a fecha 1 de mayo, y teniendo en cuenta los consumos de abastecimiento y regadío estimados para los próximos meses, se ha autorizado un trasvase desde los embalses de Entrepeñas-Buendía a través del ATS de 20 hm3 para el mes de mayo de 2022. De ellos, 7,5 hm3 se destinarán a abastecimientos urbanos y 12,5 hm3 para regadío”, reza la nota del Ministerio para la Transición Ecológica.

En esta situación corresponde a la ministra para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico la autorización del volumen de trasvase, previo informe de la Comisión Central de Explotación del Acueducto Tajo-Segura. La ministra podrá autorizar discrecionalmente y de forma motivada, preferentemente por trimestres, un trasvase de 20 hm³ /mes como máximo.

La aplicación trimestral de la regla de explotación permite deducir que el sistema se encontraría en situación hidrológica excepcional durante todo el trimestre y se podría mantener el volumen mensual máximo de trasvase de 20 hm³ durante los tres meses. El volumen máximo que se podría trasvasar en semestres junio/diciembre será, por tanto, de 120 hm³. De acuerdo con el método previsto para situaciones hidrológicas excepcionales, el trasvase resultante para el mes de mayo es de 20 hm³.

Júcar-Vinalopó

Por otro lado, la Confederación Hidrográfica del Júcar tiene previsto que a mediodía de este viernes comiencen a llegar a la provincia los primeros metros cúbicos de agua procedentes de del Júcar a través de la infraestructura del trasvase. El agua arrancó el martes desde el Azud de la Marquesa (Cullera) en la desembocadura del río y llegará al embalse del Rollo (Aspe), desde donde se regulará para que el caudal acabe en las comunidades de regantes asignadas. Virgen de la Paz, San Enrique, Hondón de las Nieves, Virgen del Rosario, Virgen de las Nieves, Casas de Juan Blanco, Alciri, Salinas, Percamp, Aguas Pinoso, Aguas Novelda, Bilaire, Hondón Monóvar, La Romana, Huerta y Partidas, Villena y Comunidad General de Usuarios del Alto Vinalopó, a la que le corresponde la mayor cantidad de agua de los 18,8 hm³ que llegan a un precio de 0,30 euros/m³. El agua no es gratis: en total los agricultores pagarán 6 millones de euros.  

En este sentido, la consellera Mireia Mollà se reunirá el próximo lunes con la Junta Central de Usuarios del Trasvase Júcar-Vinalopó para cerrar la estrategia de cara a negociar con la Confederación Hidrográfica del Júcar en torno al cierre de los acuíferos y la sustitución del agua subterránea por caudal del Júcar. "En lo que todos estamos de acuerdo, los regantes los primeros, es que tenemos unos acuíferos sobreexplotados que hay que recuperar y para eso se hizo el trasvase. Por supuesto que tiene que haber un alternativa que pasa por recibir agua del Júcar y en eso debemos trabajar para alcanzarla rápidamente y que satisfaga todos".

Mollà no descarta que el cierre sea reversible en función de las disponibilidades de agua del Júcar y, en este sentido, también considera urgente "mejorar el tratamiento de las aguas residuales en la depuradora de Rincón de León, de donde se pueden inyectar 20 hm3 de agua al sistema y en eso también debe colaborar el Ayuntamiento de Alicante que está tardando".

Jornada

Por otro lado, el Auditorio Provincial (ADDA) ha acogido este jueves una jornada sobre el futuro del agua y la agricultura organizada por la Asociación Españolas de Empresas que trabajan en la desalación y la reutilización de aguas residuales. Uno de los ponentes era Joaquín Melgarejo, director del Instituto del Agua de la Universidad de Alicante. Durante su intervención, el profesor Melgarejo ha revelado que la modernización de los regadíos en España, centrada en reducir el uso del agua, ha conllevado también un aumento del consumo energético. Entre 2015 y 2020, la superficie de regadío se ha multiplicado por 2,5 y el consumo energético por 19. La agricultura absorbe el 70% del agua que se consumen en el mundo. La agricultura representa el 20% total de la superficie cultivada y aporta el 40% de la producción total de alimentos.

Los volúmenes de aguas residuales están aumentando calculándose que en el volumen habrá crecido un 24% para 2030 y un 51% para 2050. Se espera, por lo tanto, que la depuración alcance los 470.000 hm3 para 2030 en el mundo. En la agricultura, el volumen de agua potencialmente recuperable de aguas residuales podría regar millones de hectáreas y generar, además, unos ingresos de 14 millones de euros a las empresas y mejorar la oferta de nitrógeno como nutriente. En el caso del fósforo, las tasas de recuperación oscilan entre el 25% y el 90%.

Compartir el artículo

stats