Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los colegios de Alicante serán los últimos en librarse del fibrocemento

Educación afirma que la retirada del amianto en los centros de Elche, Orihuela, Calpe y Ondara se hará este verano sin bloqueos por el coste del material

Fibrocemento por retirar en el colegio Azorín de Alicante, uno de los que se quedan colgados Jose Navarro

A la cola. Así se han quedado los colegios de Alicante en los que estaba previsto retirar el fibrocemento de los tejados este mismo verano y que la negativa de la empresa adjudicataria a firmar el presupuesto por el aumento del coste de los materiales ha vuelto a bloquear sin más soluciones, al menos de momento.

Mientras los centros Azorín, Emilio Varela y El Tossal ven frustradas sus esperanzas de verse por fin libres del material tóxico en sus cubiertas, los colegios Baix Vinalopó de Elche, Oltà de Calp, Sanchis Guarner de Ondara y la Escuela de Arte y Superior de Diseño de Orihuela siguen adelante sin mayor problema en la igualmente prevista retirada del fibrocemento este verano también, según afirman desde Educación a preguntas de este diario.

En las actuaciones restantes planificadas para este verano no hay ninguna incidencia, pueden empezar este verano

Conselleria de Alicante

decoration

Por tanto, y a excepción de los colegios citados de la ciudad de Alicante, que siguen recogiendo firmas porque no se resignan y tratan de presionar ante la administración para que busque soluciones urgentes alternativas, los demás centros previstos no presentan incidencia alguna. "En las actuaciones restantes planificadas para este verano no hay ninguna incidencia, con lo cual a lo largo de la semana, una vez acabadas la clases y no haya alumnado en el centro, ya podrían empezar la obras. Lo más probable es que se inicien los trabajos la última semana de junio", concretan.

Para los cuatro centros, cuyo amianto será retirado este verano, Educación ha presupuestado 830.000 euros. En concreto la obra del Baix Vinalopó de Elche se adjudicó a Proyectos y subcontratas S L por 208.641,66 euros. El Oltà de Calp no supera los 20.000 euros, una obra mucho menor como reconoce la conselleria; y la del Sanchis Guarner de Ondara se adjudicó a Escaplés e hijos por 145.563 euros.

La de mayor cuantía entre las que sí se ejecutan este verano corresponde a la Escuela de Arte de Orihuela, que también la ejecuta Proyectos y subcontratas por 456.313,55 euros.

Presupuestos

Por su parte, la retirada del amianto de los tres colegios citados de Alicante cuenta con un presupuesto similar o equiparable en conjunto a los que sí se van a llevar a cabo. Las tres obras, adjudicadas en bloque, suman una inversión de 865.000 euros y las debía ejecutar la Unión Temporal de Empresas, UTE, integrada por Gocoa SL y Demolicions D-Tres S L. Sin embargo, a la hora de plasmar la correspondiente firma de aprobación del presupuesto la UTE, como informan desde Educación, se ha echado atrás y ha dejado colgadas las obras de la ciudad de Alicante alegando el mayor coste de los materiales frente al citado presupuesto.

Según ha podido saber este diario, la unión de empresas alega que el citado presupuesto se adjudicó hace ya dos años y que desde entonces el coste de los materiales, especialmente este último año, se ha disparado.

Obstáculos

Es una obra que efectivamente colea porque el año pasado, con todo listo por parte de Educación para llevarla a cabo, fu el Ayuntamiento de Alicante el que no colaboró en tener dispuestos alojamientos alternativos para los conserjes de estos tres colegios ya que sus viviendas, integradas en los centros educativos, debían ser desalojadas mientras durasen las obras.

El tira y afloja de las autoridades municipales, en un intento porque fuera la conselleria la que se encargara de dicho realojo, se saldó finalmente con el reconocimiento de que debían asumirlo desde el Ayuntamiento, y volvió a reabrirse el proceso de forma que ya en Navidad se acumuló material para la retirada del amianto en las proximidades de los colegios, medida que ha resultado infructuosa finalmente.

Educación asegura que va a estudiar de forma pormenorizada los motivos que alega la UTE, y tiene intención de mantener un encuentro con los representantes empresariales la próxima semana y, en caso de no llegar a un final feliz, tomar decisiones al respecto ante lo que considera de entrada "incumplimientos" ya que el resto de centros se van a ejecutar sin más condiciones tal y como estaba previsto.

73 obras por hacer en 2015

A los tres colegios de Alicante cuyo amianto permanecerá un curso más sobre las cabezas de miles de alumnos y que Educación deberá planificar para 2023 si no encuentra alguna otra solución la próxima semana, se suman los últimos cinco centros escolares planificados para erradicar de forma definitiva el fibrocemento en toda la provincia.

Los colegios Virgen del Rosario de Albatera, Rosalía Bondia de Pego, Azorín de Monòver y Azorín de Santa Pola tienen ya "asignada la inversión", que ronda los 2 millones de euros, para retirar el fibrocemento de las cubiertas el curso que viene. Estas últimas obras están ya delegadas para su tramitación por parte de los ayuntamientos a través del Plan Edificant, que implica la gestión municipal y el coste a cargo de la conselleria, de ahí que figuren los últimos de la larga lista de 73 obras que el Botànic tuvo que planificar a su llegada al Consell en 2015.

Compartir el artículo

stats