Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La mascletà de la normalidad

Los disparos pirotécnicos en Luceros concluyen con las calles abarrotadas como hace años y el Consell aparentando estabilidad tras la crisis en torno a Oltra - Ximo Puig repite por segundo día y coincide con el alcalde de València, Joan Ribó

Manuel Illueca, Arcadi España, Julián López y Ximo Puig conversan antes de la mascletà Jose Navarro

Las calles del centro de Alicante abarrotadas y una extraordinaria mascletà evidenciaron ayer que las Hogueras han recobrado la normalidad previa a la pandemia. Desde el Botànic también tienen muchas ganas de recuperar su día a día habitual, tras unas jornadas muy duras, en las que la complicada situación judicial por la que está atravesando Mónica Oltra ha provocado una gran erosión y ha distanciado a los dos principales socios de la coalición que gobierna la Comunidad Valenciana desde hace siete años. Esa apariencia de normalidad fue la que intentaron transmitir ayer los miembros del Consell que estuvieron presentes en el espectáculo pirotécnico, con el presidente, Ximo Puig, a la cabeza por segundo día consecutivo.

Mireia Mollà y Joan Ribó, junto a miembros de Compromís, Unides Podem y EUPV. | JOSE NAVARRO

Una vez que las Hogueras han tocado a su fin, y a la hora de hacer balance de las personalidades políticas que estos días se han dejado ver por Alicante, lo cierto es que Oltra ha sido la gran protagonista, paradójicamente, sin haber estado presente. En principio, su agenda apuntaba a que el miércoles iba acudir a la mascletà, algo que lógicamente no se produjo tras haber dimitido el día anterior. La semana comenzó con la sensación compartida, tanto por sus compañeros de partido como por sus socios en el Gobierno, de que lo mejor era que su dimisión llegara cuanta antes. En los siguientes días los comentarios giraron en torno a su renuncia, el futuro que le espera al Botànic a corto plazo, la irrupción de la crevillentina Aitana Mas como nueva vicepresidenta y, finalmente, ayer, se produjo el pase de página que se quiere afrontar para que el nombre de Oltra deje de copar la agenda mediática y se empiece a hablar de las diferentes acciones políticas que se están ejecutando.

Carlos Mazón, Luis Barcala y el edil de Fiestas, Manuel Jiménez, intercambian impresiones. | JOSE NAVARRO

Focos

Como había sucedido el día anterior, la mayor parte de los focos fueron a parar en Puig. En esta ocasión, la comitiva que acompañó al presidente fue mucho más pequeña. En el caso de los consellers, le rodearon los de Hacienda, Arcadi España, e Innovación, Josefina Bueno. España, como ocurrió el jueves, volvió a ser la sombra del jefe del Consell, del que prácticamente no se despegó en ningún momento. Antes de que comenzara la mascletà, Puig estuvo haciendo ronda por las distintas radios que estaban emitiendo en directo, por lo que no llegó a la zona acotada para las autoridades hasta prácticamente cinco minutos antes de que dieran comienzo los disparos pirotécnicos, evitando encontrarse de este modo con los representantes del Partido Popular, encabezados por quién será su máximo rival en las elecciones autonómicas del próximo año, Carlos Mazón. En el tiempo que estuvo en Luceros, el presidente tuvo ocasión de anunciar las negociaciones que se están llevando a cabo con Disney para que ruede en Ciudad de la Luz y de expresar su satisfacción por el extraordinario ambiente que se vivía en Alicante.

Entre las caras nuevas en la última mascletà, destacaron la presencia del alcalde de València, Joan Ribó, y de la consellera de Agricultura, Mireia Mollà. La ilicitana, de hecho, había aparecido en las conversaciones durante la semana en Luceros como una de las opciones para sustituir a Oltra como vicepresidenta, en las quinielas hechas por los políticos de todos los colores, aunque finalmente Compromís se ha decantado por Aitana Mas. Ribó, al igual que ha ocurrido durante la semana con otras autoridades que han visitado Alicante, tuvo problemas para acceder con sus acompañantes, algo sobre lo que deberá reflexionar el departamento de Protocolo del Ayuntamiento de cara al próximo año.

La representación del PP volvió a estar encabeza por Mazón, junto con el alcalde alicantino, Luis Barcala, y buena parte de los concejales locales y los diputados autonómicos. El líder del PPCV saludó muy efusivamente al expresidente balear José Ramón Bauzá, ahora eurodiputado como integrante de Ciudadanos. En las filas populares, tras la mascletà, se celebraba que los disparos pirotécnicos hubieran dibujado en el cielo de Luceros la bandera de España, en primer lugar, y, posteriormente, la de Alicante.

Otras presencias destacadas en la zona acotada junto a la fuente fueron las del presidente de la Autoridad Portuaria de Alicante, Julián López; el vicepresidente de la Cámara de Comercio y, a partir del martes máximo dirigente de la institución cameral, Carlos Baño; el empresario Jesús Navarro y el director del Intituto Valenciano de Finanzas, Manuel Illueca.

Compartir el artículo

stats