Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Costa Blanca arranca julio con 25.000 plazas sin vender pero constata que la temporada se alargará hasta final de octubre

El turismo residencial tira del sector con 940 vuelos (170.000 pasajeros) programados en el aeropuerto de Alicante-Elche el próximo fin de semana

Turistas en la playa del Postiguet en Alicante Alex Domínguez

 El sector turístico de la Costa Blanca arranca este fin de semana la temporada alta con un julio en el que, aún, hoteles y apartamentos turísticos tienen un 25% de las plazas (25.000) sin vender debido a que se ha impuesto la reserva de última hora y que la primera quincena de julio ha trasladado su protagonismo la segunda de septiembre. De momento, esta semana se ha detectado una cierta ralentización en la entrada de reservas, pero desde el sector aseguran, no obstante, que es algo habitual todos los finales de mes. Datos que contrastan con las cifras que maneja Aena en cuanto a los vuelos programados en el aeropuerto de Alicante-Elche para el próximo fin semana y que revelan la importancia que tiene el turismo residencial. El aeropuerto tiene previsto atender entre el viernes y el domingo un total de 940 vuelos (170.000 turistas), lo que representa prácticamente el 90% de los que se programaron el primer fin de semana de julio de 2019, año rércord en la terminal.

Turespaña estima, sin embargo, que la recuperación media de la ocupación turística con respecto al verano de 2019 será de entre el 90% y el 95% en cuanto al número de turistas e ingresos por "la demanda embalsada de potenciales viajeros con elevada tasa de ahorros lograda durante la pandemia", apunta su subdirector, Enrique Ruiz de Lera, que advierte, no obstante, de que el otoño no se vislumbra, ahora mismo, con tanto optimismo debido a la crisis provocada por la invasión de Ucrania y el desconcierto que existe con el programa del Imserso, debido a que están en juego 800.000 plazas en toda España (250.000 en la Costa Blanca), donde se extiende como un mancha de aceite la polémica abierta por aumento de los costes con los precios congelados.

El turismo como motor del comercio igualará e incluso superará en algunas zonas de la Costa Blanca los niveles de 2019 antes de la pandemia, pero a medio plazo, en otoño, se espera que aparezcan "nubarrones" sobre el sector, según los expertos que han participado en el seminario de Anged sobre turismo y las compras. La inminente campaña turística veraniega de compras es vista por el presidente de Barcelona Oberta, Gabriel Jené, como "muy positiva y motivada básicamente por la irrupción de turistas" en España.

Imagen del hotel Servigroup Castilla, uno de los últimos en volver a abrir sus puertas completamente renovado en Benidorm Información

En la reunión virtual organizada por la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), el subdirector de mercadotecnia de Turespaña, Enrique Ruiz de Lera, ha corroborado esa visión e incluso ha asegurado que el verano "va a ser quizá mejor en algunas zonas que lo fue en las mismas fechas de 2019".

Ruiz de Lera ha cifrado la recuperación media con respecto al verano de 2019 de entre el 90% y el 95 % en cuanto al número de turistas e ingresos y lo ha justificado por "la demanda embalsada de potenciales viajeros con elevada tasa de ahorros lograda durante la pandemia". Sin embargo, Ruiz de Lera ha apelado a "la cautela a partir de septiembre y octubre por las macrotendencias económicas negativas". "Veo nubarrones en el horizonte en el medio plazo", ha apuntado el directivo de Turespaña, quien ha hecho hincapié en la necesidad para el turismo de compras de "recuperar la conectividad aérea" con los mercados lejanos como los asiáticos (China, Singapur o Japón) "que ahora no están funcionando".

El experto de mercadotecnia de Turespaña ha insistido en la búsqueda de "alternativas hasta que vuelva el mercado asiático". En ese sentido ha citado al turista de Oriente Medio, de Latinoamérica y al mercado británico, este último por el "tax free" o libre de impuestos en las compras a raíz del Brexit.

Por su parte, el director general de Turismo de al Generalitat, Herick Campos, ha comentado que el reto del sector es poder ofrecer "todo un paquete de experiencias en España" en las ciudades más importantes, entre las que ha señalado a Barcelona, Valencia, Madrid, Bilbao o Sevilla, si bien ha reivindicado, asimismo, el papel del comercio en los destinos de interior.

Agencias

Por otro lado, la Federación Empresarial de Asociaciones Territoriales de Agencias de Viajes Españolas (Fetave) ha denunciado la situación de muchos trabajadores acogidos actualmente al Mecanismo RED cuyas prestaciones llevan "retrasos importantes" en su pago por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE).

La organización asegura que es "entendible" que al comienzo de la pandemia, el SEPE se viera desbordado en hacer frente al pago de sus obligaciones legales, acumulando retrasos en sus pagos a los trabajadores de, incluso de más de seis meses. Pero "superados aquellos momentos críticos", Fetave denuncia que los retrasos continúan actualmente, lo que consideran algo totalmente "injustificable".

Fetave denuncia la existencia, "no excepcional ni aislada", de expedientes con resolución favorable por parte de la Autoridad Laboral, pero denuncia que "continúa sin ser posible la remisión de los períodos de actividad a través del SEPE, con lo que, consecuentemente, los trabajadores afectados por el mecanismo RED no están percibiendo el pago de sus prestaciones desde el mes de abril".

Por ello la organización solicita a la vicepresidenta segunda y ministra de trabajo y economía social, Yolanda Díaz, "como responsable ultima del SEPE", la más "urgente acción" de este organismo para adecuar sus plazos a las necesidades de los trabajadores "evitando que esa actuación del SEPE empañe lo que de ejemplar ha tenido la mecánica de los ERTE especialmente de fuerza mayor.

Compartir el artículo

stats