Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Las icónicas casetas para socorristas no llegarán este verano a la playa de San Juan

El retraso en la firma del contrato con el artista Antonyo Marest por la falta de presupuesto impide que las construcciones inspiradas en Miami Beach estén en el arenal alicantino este año, tal y como anunció el Patronato de Turismo a principios de año

Imagen virtual de una de las casetas que se preveía instalar este verano en San Juan informacion.es

Las icónicas casetas para socorristas en la playa de San Juan, inspiradas en Miami Beach, no estarán listas para este verano. Los tiempos, de nuevo, no se cumplen en Alicante. El contrato entre el Ayuntamiento y el artista, Antonyo Marest, todavía no se ha firmado, pese a que el proyecto se anunció hace cinco meses.

Desde el Patronato de Turismo alegan que la demora se debe a que no se disponía de la partida presupuestaria suficiente ante el retraso en la aprobación de la modificación del Presupuesto vinculada a los remanentes de 2021, que salió adelante a principios de junio. Luego se expuso al público quince días hábiles. "En cuanto entre en vigor el cambio presupuestario, se enviará a fiscalizar el contrato", señalan desde el departamento que dirige la vicealcaldesa, Mari Carmen Sánchez.

El proyecto, según el entorno del artista, ya no puede estar listo para este verano y eso que se anunció con una premura que parecía suficiente. A principios del pasado mes de febrero, el Patronato municipal de Turismo presentó los nuevos puestos de socorrismo que se dijo que se instalarían en la playa de San Juan, obra del artista Antonyo Marest. Las dos primeras casetas se esperaba que estuvieran en funcionamiento este verano, tras invertir un presupuesto de unos 100.000 euros, donde se incluía el mantenimiento de la infraestructura, además de la construcción y su diseño. No será así. El coste se prevé que sea también mayor por el ajuste propio del encarecimiento de los materiales.

En la construcción de las dos casetas previstas, según las mismas fuentes, se tardará un mínimo de seis semanas, "y agosto es un mes inhábil". "Nosotros llevamos meses a la espera de firmar el contrato con el Ayuntamiento. Teníamos ilusión de que el proyecto estuviera en marcha para este verano, pero ya no podrá ser. Está todo listo para empezar a construirlos, falta la firma del contrato, que nos permitirá comprar el material necesario", prosiguen desde el entorno del artista alicantino, que ya ha recibido propuestas de otros ayuntamientos para replicar el proyecto en otros municipios costeros.

Anuncio en febrero

El Patronato concretó que la previsión era ubicar las dos primeras casetas en los accesos 4 (a la altura de la calle El Palmeral) y 16 (avenida de Bruselas). Se trataba de una “prueba piloto”, que con el tiempo se prevé ampliar al resto de playas de la ciudad. Los nuevos puestos, cuando se construyan, se confeccionarán con madera y constarán de una base, una caseta y una escalera de acceso. Los vigilantes dispondrán así de más espacio y de más sombra al estar a cubierto. Y en la parte artística estarán pintados por quien se ha convertido ya en un referente del arte urbano que utilizará colores llamativos para los distintos elementos.

Estos dos puestos, diseñados por el artista alicantino, se impulsaron con un doble objetivo. "Por un lado, mejorar las infraestructuras de salvamento y socorrismo, y por otro ofrecer una imagen singular y un elemento diferenciador en la playa", según explicó la jefa de servicio del Patronato, Elena Lumbreras, en ausencia de la vicealcaldesa y responsable del Patronato, Mari Carmen Sánchez, que no pudo asistir a ese acto en febrero por motivos de salud.

Marest, por su parte, agradeció al Patronato de Turismo la oportunidad de “poder hacer algo grande en Alicante, que sea reconocible a nivel mundial". "Es una ciudad a la que quiero mucho y la primera impulsora de mi carrera”, añadió el artista, quien consideró que “las playas de Alicante se encuentran entre las mejores del mundo". Antonyo Marest es un artista alicantino, nacido en Villena, que ha expuesto su obra en galerías de Madrid, Barcelona, Sevilla, Lisboa y Casablanca, entre otras ciudades, y ha realizado instalaciones por gran parte del mundo. Sus pinturas cubren murales, fachadas y edificios enteros como la intervención que realizó el año pasado en Miami, en la que pintó una torre de 24 metros.

El ingeniero técnico municipal de Obras Públicas Fernando Ochando, que participa en el proyecto, explicó en esa puesta de largo que la madera está tratada para ser resistente al ambiente marino y que cada caseta ocupará 25 metros cuadrados sobre la arena. Las dos primeras casetas previstas eran los modelos “Allegra” y “Marest”, aunque se señaló que el artista ya tenía preparados otros 16 diseños en los que cambian los techos y los colores ”para adaptarlos al lugar exacto en el que se vayan a ubicar dependiendo de las necesidades de visión desde el mar para los bañistas en función de los edificios que se vean por detrás”.

Compartir el artículo

stats