Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los pediatras ya no tendrán que hacer informes de salud para los colegios

Los certificados médicos dejan de ser obligatorios cuando el alumno cambia de etapa escolar o se matricula por vez primera en un centro

Los informes de salud dejan de ser obligatorios en los colegios HECTOR FUENTES

Era una de las reivindicaciones históricas de los pediatras que por fin se materializa. La Conselleria de Educación ha eliminado la necesidad de presentar un informe sanitario al inicio y en cada cambio de etapa escolar y cuando un alumno es matriculado por primera vez en un colegio. 

Así se recoge en las instrucciones de inicio de curso de Infantil y Primaria que el departamento de Raquel Tamarit ha mandado a los centros escolares. Una medida que ha sido muy bien acogida por los colegios. “Estos informes tienen muy poca utilidad, porque en caso de que haya un alumno con problemas de salud hay protocolos específicos en los colegios para atenderle”, señala Isabel Moreno, representante de la Asociación de Directores de Infantil y Primaria en Alicante.

En estos informes el pediatra certifica también si el menor tiene la pauta de vacunación completa, “algo que tampoco es de mucha utilidad porque la vacunación en nuestro país es voluntaria”, por lo que no se puede dejar sin escolarizar a un niño al que le falte alguna pauta. Además, estos informes planteaban dificultades con alumno procedente de otros país. “Es un requisito para matricularles en el centro y en muchas ocasiones, hasta que no tienen la tarjeta sanitaria, no podían ir al pediatra a que se lo hiciera, lo que obligaba a matricularles sin el informe o demorar este trámite”.

En las instrucciones de inicio de curso se recoge también que los padres tendrán la responsabilidad de informar al centro educativo en los casos en que el menor pueda requerir una intervención urgente en el horario escolar, presente enfermedades que conlleven modificaciones en la dieta escolar o problemas de salud que requieran una adaptación curricular. “En este caso, entregarán una copia del informe emitido por el personal sanitario de su Centro de Atención Primaria y/o Especializada de referencia donde se recojan estos aspectos”, señalan las instrucciones de inicio de curso.

Una de las novedades más importantes del nuevo curso escolar en Infantil y Primaria es que se reduce notablemente la carga de burocracia para los centros escolares. “La mayoría de planes y programas dejan de tener esa consideración y pasan a ser medidas educativas”, lo que implica un notable descenso de la burocracia que llevan aparejados estos trámites, señala Moreno.

Educación también ha indicado a los centros educativos que el próximo curso desaparece la distancia de seguridad entre los alumnos impuesta por el covid, por lo que las aulas volverán a sus ratios previas a la pandemia de 25 niños en los primeros cursos de Primaria y de 30 en quinto y sexto curso.

Las nuevas instrucciones de arranque de curso recogen todos los cambios que va a conllevar la Lomloe, la nueva ley educativa, que promete dar un vuelco importante a partir del curso que viene en los cursos impares, primero, tercero y quinto de Primaria, donde se empezará a aplicar. Entre otras cuestiones, la Lomloe implica erradicar las notas numéricas y cambiarlas por una evaluación trimestral en competencias, así como trabajar y aprender por proyectos con una dedicación más personalizada a cada alumno.

Los centros tienen libertad para organizar la enseñanza por proyectos e incluir la innovación educativa que consideren, porque las asignaturas dejan de ser estancas, su enseñanza se contempla en horquillas horarias de mínimos y máximos en función de los proyectos interdisciplinares que escoja cada colegio.

Para que este importante cambio metodológico no caiga en saco roto, la Conselleria de Educación se ha propuesto "acompañar" a los profesores que tienen que ponerlo en marcha, y de entrada lanzará los próximos meses de junio y julio un exclusivo plan de formación dirigido a los 78.000 profesores de centros tanto públicos como concertados, para hacer efectivo el cambio de modelo educativo en las aulas a partir de septiembre.

Compartir el artículo

stats