Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La infección por viruela del mono se multiplica por cinco en un mes en la provincia

La presencia del virus va en aumento en el conjunto de la Comunidad, donde los afectados son seis veces más que en los primeros días de julio

Centro de vacunación para la viruela del mono en Paris CHRISTOPHE PETIT TESSON

La viruela del mono no da tregua. Poco a poco, pero progresivamente, el número de casos registrados en la provincia ha ido aumentado hasta el punto de que en el plazo de un mes se han multiplicado por cinco, y hasta por seis en el conjunto de la Comunidad.

Los 19 infectados que computaba Sanidad en Alicante en los primeros días del mes de junio han pasado a sumar ya 90, lo que multiplica por cinco el volumen de la enfermedad en la provincia, mientras en la Comunidad los 37 casos registrados el 4 de julio se han convertido un mes después en 229, seis veces más.

El último registro de casos notificado desde Sanidad confirma los referidos 90 infectados en la provincia, entre los 229 en toda la Comunidad, de los que 129 están en la provincia de Valencia y los 5 restantes en la de Castellón.

La semana anterior se produjeron de golpe 43 casos más y en el último recuento esta misma semana se han añadido otros 24, cuando en los primeros compases de la enfermedad los casos semana tras semana no superaban los dos dígitos en el conjunto de la Comunidad.

Inicios

Los primeros enfermos detectados en los últimos compases del mes de mayo se acabaron descartando por parte de Sanidad, tras analizar cerca de media docena de posibles infectados en las provincias de Valencia y Alicante. Y no fue hasta el inicio del mes de junio cuando las autoridades sanitarias notificaron un primer contagiado y otros dos más en el plazo de una semana, pero a fecha de mediados de junio apenas sumaban siete positivos en total en la Comunidad, tres de ellos en la provincia de Alicante.

En el conjunto del país se habían superado entonces los 300 casos y el Ministerio de Sanidad se puso manos a la obra para hacerse con dosis de vacunas que distribuir a las autonomías para tratar de contener el foco.

De hecho, y a raíz de que en los últimos compases del mes de julio Alicante, y más concretamente el Hospital de Sant Joan d'Alacant, registrara el primer fallecimiento de toda España por virus del mono, al que siguió una segunda víctima mortal en la comunidad andaluza, concretamente en Córdoba, la Conselleria de Sanidad puso en marcha la estrategia de vacunación acordada a nivel nacional en la comisión de Salud Pública para la totalidad de los contactos estrechos de todos los casos positivos confirmados.

Carteles en México exigiendo la vacuna frente a la viruela del mono tras alcanzar los 91 positivos José Méndez

La OMS ha declarado ya la emergencia sanitaria internacional sobre una enfermedad en la que lo más común es desarrollar una erupción que suele comenzar en la cara y se extiende después por otras partes del cuerpo, principalmente en manos y pies; mientras que la transmisión se produce a través de la saliva o la excreciones respiratorias, o por contacto con el exudado de la lesión o la costra, ya que la inicial erupción pasa por distintas etapas hasta que forma una costra que termina cayendo.

Aunque expertos sanitarios a nivel también internacional no temen que el virus del mono reproduzca una pandemia con el alcance de la del coronavirus, se advierte de que existe un riesgo de propagación si no se lleva a cabo el necesario control de la enfermedad. Desde el Ministerio de Sanidad han advertido de hecho sobre un posible desplazamiento a grupos poblacionales diversos, a partir del mismo sistema de transmisión, por lo que no se descarta su afección entre las personas más vulnerables.

Compartir el artículo

stats