Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Rebelión de los médicos frente al certificado de aptitud para los profesores interinos

Salud Pública posibilita hacerlo por teléfono para no sobrecargar los centros de salud pero los sindicatos alertan de consecuencias legales si no es presencial

Sanidad pretende descongestionar los centros de salud pero los médicos recelan de firmar sin ver al paciente MANUEL R SALA

Los médicos no están dispuestos a firmar, tras una simple cita telefónica, los correspondientes certificados de salud exigidos para los docentes interinos que se incorporan el 1 de septiembre en todos los centros educativos.

Solo en la provincia de Alicante el volumen de interinos que han logrado plaza asciende a poco más de 9.000, la mitad de los de toda la Comunidad que suman 18.000, y para evitar la consiguiente sobrecarga en los centros de salud la secretaria autonómica de Salud Pública, Isaura Navarro, ha emitido una instrucción publicada los últimos días de julio en la que consta que puede hacerse de manera "excepcional" de forma "no presencial".

Los representantes del colectivo médico en el Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana CESM-CV, sostienen que la instrucción de la responsable autonómica "solivianta" a los profesionales de los centros de salud, porque frente a las intenciones expresadas por la propia Navarro en la reciente instrucción sobre la descongestión burocrática que favorece que la gestión sea telefónica, se "sobrecarga a los médicos de Atención Primaria".

Dudas

"Desde el sindicato médico exigimos a la Conselleria de Sanidad que, tal y como se acordó con las medidas de desburocratización de Atención Primaria, estos certificados o no se soliciten o, en caso de considerar que deben exigirse, lo correcto es hacerlo de forma legal y adecuada", señalan.

La Consellera obvia las implicaciones legales que tiene firmar por parte de un médico un certificado de aptitud

Víctor Pedrera - Sindicato médico CEMS-CV

decoration

Entienden desde CESM, como atestigua Víctor Pedrera, que "la Conselleria da la orden a los médicos de familia de cumplimentar certificados de validación para puestos de trabajo en contra de las medidas para desburocratizar Atención Primaria", lo que "obvia las implicaciones legales que tiene firmar por parte de un médico un certificado de aptitud".

Lo que reclaman tanto desde el colectivo médico como por parte de los representantes del profesorado, es que se evite de una vez por todas tener que pasar cada año por una situación que estresa tanto a médicos como a docentes, y que sean los servicios de prevención de la propia Conselleria de Educación los que se encarguen de validar la aptitud de los profesionales educativos para el ejercicio de su profesión.

Los docentes

De hecho, como apuntan desde UGT enseñanza, la obligación legal del certificado médico emana de la ley de Función Pública de la Generalitat, que obliga al servicio de prevención de la empresa de que se trate, en este caso la de Educación, y al funcionario, pero no a los médicos.

"En general esos certificados no contemplan un informe de riesgos laborales, que es a lo que obliga la ley de prevención de riesgos laborales para que la las empresas contraten a alguien, un examen de su condiciones en el puesto de trabajo. La obligación legal de aportar el certificado médico es del funcionario, en este caso el interino, pero el médico no está obligado y si los sanitarios se niegan, los interinos tendrán que buscar quién les haga un certificado médico oficial, que en estos casos se cobra", explica González Zurita desde UGT.

La situación, por tanto, puede dejar colgados a miles de interinos, que tendrán que buscar la forma de obtener el certificado médico si su facultativo se resiste a firmarlo tras una simple cita telefónica, tal y como instan desde el sindicato médico.

Flexibilización

La secretaria autonómica de Sanidad, Isaura Navarro, afirma a preguntas de este diario que la medida lo que prevé es precisamente "desburocratizar" la labor sanitaria. Los certificados, abunda, los han hecho los médicos toda la vida y son exigibles para acceder al funcionariado. Lo que cambiamos es que se puedan hacer vía telefónica y se amplían los plazos".

Los certificados los han hecho los médicos toda la vida y son exigibles para acceder al funcionariado

Isaura Navarro - Secretaria autonómica de Salud Pública

decoration

La citada instrucción contempla precisamente que la presentación del documento "se flexibiliza, ofreciendo la posibilidad de presentarlo con carácter posterior, pero siempre con anterioridad al 30 de junio de 2023". Es decir que los interinos disponen de todo el curso para entregar el certificado médico pero, por lo mismo, pueden empezar a realizar su actividad sin haberlo presentado, lo que desde el colectivo médico abunda en las implicaciones legales de firmarlo.

Navarro replica por su parte que la legislación que exige este documento no especifica el momento de presentarlo y que en su ánimo preside evitar la sobrecarga de los médicos en este sentido.

Inspección

Los propios facultativos, al igual que desde los sindicatos de enseñanza, dirigen su mirada hacia los servicios de medicina preventiva de Educación, la inspección educativa o incluso las unidades de valoración, "porque los certificados instan a cumplimentar la valoración pertinente de la persona a valorar".

La responsable de Sanidad insiste por su parte en que no se trata de hacer una revisión médica completa, sino de emitir un certificado de salud a partir de la historia clínica del paciente, -en este caso cada uno de los docentes interinos que, año tras año, deben presentar el citado documento-. "En la historia clínica figura si se tienen una enfermedad incapacitante que impida el acceso a la función pública, no es preciso tener delate a la persona", recalca Isaura Navarro.

Desde la representación de los docentes indican finalmente que Educación y Sanidad deberían acordar algo similar a lo sucedido con los escolares, puesto que ya no se exige que los pediatras hagan el informe médico, o con los certificados de delitos de naturaleza sexual, que se exigieron la primera vez y ya no se reiteran un año tras otro como sí sucede con los certificados médicos de docentes interinos, pese a que muchos de ellos lleven décadas ejerciendo su profesión.

Compartir el artículo

stats