Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La sucesión de olas de calor amenaza con arruinar la cosecha de los cultivos de secano en la provincia

Almendros y vides son los más afectados debido a que se ha disparado la evaporación del suelo pese al blindaje de las lluvias de la primavera

12

El calor amenaza los cultivos Alex Domínguez

El aumento de la evapotranspiración del suelo amenaza con hundir este año las cosechas de los cultivos de secano, en general la almendra y el cultivo de la uva de mesa. La provincia de Alicante ha frenado este verano, pese al sucesión de olas de calor que han aumentan el evaporación del suelo, el proceso de erosión que amenaza con convertir la provincia en una especie de sabana en los próximos cien años. Peligra el 70% de la cosecha de almendra. La situación es alarmante, por ejemplo, en Andalucía, que llegaba de una primavera muy seca, pero los 900 litros por metro cuadrado de media que cayeron en primavera han aliviado la situación del suelo forestal en la provincia, acostumbrado también a los rigores del clima desértico de la provincia en verano. No así los cultivos de secano, menos acostumbrados y a los que las olas de calor les ha pillado en plena época de maduración.

"Aunque pueda parecer un contrasentido, la masa forestal de la provincia no se encuentra tan mal este verano gracias a la humedad de la primavera. Otro tema mucho más preocupante sería que hubiéramos tenido una primavera extremadamente seca como la que tuvieron en Andalucía. Nuestra masa boscosa está verde y solo hace falta darse una paseo por el momento para ver que en algunas zonas no se puede ni pasar. Lo que hace falta es que tomemos consciencia de que necesitamos gestión forestal", subraya Antonio Rico, director del Instituto Universitario de Geografía de la Universidad de Alicante.

La Unió de Llauradors ha solicitado a la Conselleria de Agricultura, en este sentido, que establezca una línea de ayudas directas para los productores de almendra de la que han resultado afectados por esta combinación de adversidades climáticas y fenómenos meteorológicos, tal y como ha hecho ya el Gobierno catalán con sus agricultores.

Los daños producidos por las heladas en determinadas zonas productoras en los primeros días de abril y las lluvias continuadas durante la primavera produjeron graves pérdidas a la producción de almendra, sobre todo por las elevadas humedades, de muchas zonas productoras de la Comunidad Valenciana. El descenso de producción previsto para esta campaña en la Comunidad Valenciana podría ser de aproximadamente el 70%.

Las heladas afectaron de forma más considerable a las zonas productoras en la provincia de Alicante de L'Alcoià, Alto Vinalopó y Medio Vinalopó. Además, las lluvias generalizadas durante la primavera provocaron un deficiente cuajado del fruto y también problemas de enfermedades en otras muchas zonas que, unidas a las heladas, han conllevado un descenso relevante de la producción de almendra para esta campaña.

Las medidas que la Unió solicita a la administración agraria valenciana medidas para no perder competitividad varían en función de si la explotación está situada en una zona con limitación natural o no, si es convencional o ecológica o si está en secano o en regadío. Las cantidades en caso de una pérdida total de la producción van, según sea el caso, desde los 304 €/ha en el caso de cultivo convencional en secano en zona que no está calificada como de limitaciones naturales hasta los 1.736 €/ha en el caso de cultivo en regadío en ecológico y en zona con limitaciones naturales. Las ayudas deberían limitarse a las personas profesionales o en proceso de primera instalación.

Por su parte, José Vicente Andreu, presidente de Asaja-Alicante, subraya que estas temperatura son muy estresantes para todos los cultivos. Para los de secano mucho más. Resecan mucho el suelo, tanto que la planta es incapaz de extraer el agua que necesita. Para la última fase de maduración de la almendra es fatal. Las almendras se quedan arrugadas, deshidratadas. Pierden peso y no terminan el proceso natural de la maduración. La almendra pierde calidad".

"La planta cierra los estomas, arruga las hojas y entra en un proceso de aletargamiento.Eso es muy malo para la capacidad productiva"

José Vicente Andreu - Presidente Asaja-Alicante

decoration

Las altas temperaturas, las anormalmente altas, son muy malas para todos los cultivos. En el regadío las plantas también se bloquean y son incapaces de absorber el agua que pierden por transpiración. "La planta cierra los estomas (poros o aberturas regulables del tejido epidérmico de las plantas que están formados por células), arruga las hojas y entra en un proceso de aletargamiento hasta que mejoren las condiciones. Pero eso es muy malo para la capacidad productiva de los cultivos. Intentan sobrevivir a costa de dejar se crecer y producir", advierte Andreu.

La sequía ha provocado ya que el 20% del territorio español se encuentre afectado por la desertificación, un proceso que acaba con la fertilidad del suelo, algo previo a la desertización, término que define al proceso en el que desaparece la población. En Alicante, la situación, directamente relacionada con la falta de humedad del suelo, afecta a más de 90.000 hectáreas, un 40% del suelo fértil, concentrado en las comarca del Alto y Medio Vinalopó, Marina Baixa e interior de L`Alacantí.

En total, más 90.000 hectáreas, un tercio de la superficie de la provincia. Según los investigadores del CSIC, los primeros modelos de simulación implementados revelan que los cultivos herbáceos afectados por la erosión constituyen el paisaje más proclive a desertificarse. Además, en cada uso del suelo considerado, los factores dominantes son los climáticos. Más de un tercio del suelo de la provincia se encuentra en una situación de riesgo importante de pérdida de suelo cultivable. El Programa de Acción Nacional contra la Desertificación advierte de que 94.360 hectáreas están afectadas por el proceso y otras 89.989 en peligro muy alto, lo que suma cerca de la mitad de las 581.000 hectáreas de superficie que tiene Alicante.

Compartir el artículo

stats