Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La prensa británica: “Los turistas que vayan a España se van a asar”

Varios periódicos de Gran Bretaña (cuatro millones de turistas en la Costa Blanca) arremeten contra el decreto del Gobierno que limita a 27 grados la temperatura mínima del aire acondicionado

Un turista se relaja en la piscina del hotel Venus en Benidorm David Revenga

“Los turistas británicos que vayan a España se van a asar”. El polémico plan del Gobierno para reducir el consumo de energía y así controlar la inflación ha tenido ya sus primeras repercusiones mediáticas en el Reino Unido. The Sun uno de los periódicos más leídos en Gran Bretaña ha publicado, portada incluida, una noticia sobre las olas de calor que han sacudido España este verano relacionándola con el decreto del Gobierno que limita la temperatura a los 27 grados, apostillando que a partir de mañana miércoles los turistas que lleguen a nuestro país ya no podrán refrescarse en hoteles, museos o cine. La Costa Blanca recibe todos los años a cuatro millones de turistas británicos, casi la mitad en los tres meses de verano. Pero no solo ha sido The Sun. Otros periódicos británicos también se han hecho, tanto del calor que sofoca España como de las medidas de ahorro puestas en marcha por el Gobierno.

"Es que es más que interpretable que el restaurante o el comedor de un hotel esté regulado por este decreto, porque no lo especifica”

Nuria Montes - Secretaria General de Hosbec

decoration

“Este verano, los turistas se han estado sofocando con un calor de 40° en gran parte de España. Pero una vez que las medidas entren en vigor, ya no podrán refrescarse en ningún lugar público como un hotel, museos o cines”, ha trasladado la prensa a sus lectores. Sin embargo, y por suerte, las habitaciones no se verán afectadas por esta regulación. Nuria Montes, secretaria general de Hosbec, subraya, en este sentido, que “estamos ultimando la cartelería para colocar en los establecimientos en base a dos temperaturas, 25 y 27 grados pero tenemos hasta dudas de que los hoteles entren en el decreto porque en el texto solo aparecen comercios, bares y restaurantes. Lo que está claro es que es más que interpretable que el restaurante o el comedor de un hotel entre en el decreto, porque no lo especifica”, explica Nuria Montes, secretaria general de la patronal.

Lo que tampoco tiene mucho sentido, según varios hoteleros consultados, es que se pretenda que haya comedores con 400 personas comiendo o cenando al mismo tiempo que lo tengan que hacer a 25/27 grados. “Estamos hablando de lugares en los que mantener una temperatura constante es complicado por las máquinas, la cocina en vivo… y los clientes tienen que estar cómodos. No se puede obligar a pasar calor cuando llegan de la calle a 38 grados”, apuntaron fuentes del sector. “Somos los primeros interesados en reducir la factura eléctrica que se ha triplicado en relación al verano de 2021 pero no se puede dar de comer a los clientes a 27 grados”, advierte José María Caballé, presidente de la cadena Servigroup, la más grande de la Comunidad Valenciana.

"Somos los primeros interesados en reducir la factura eléctrica pero no se puede dar de comer a los clientes a 27 grados"

José María Caballé - Presidente de Servigroup

decoration

Por otro lado, una encuesta realizada por el portal Jetcost revela que, en general, los propios turistas no están excesivamente sensibilizados con el cuidado del medio ambiente pues tres de cada diez aseguran que dejan encendido el aire acondicionado cuando dejan la habitación para disfrutar de la jornada. Algo que matiza la patronal. “Igual el porcentaje no es tan alto pero sí pasa, aunque cada vez más los hoteles incorporan sensores de movimiento para apagar el aire y la calefacción de manera automática si se detecta que no hay clientes”, apunta Nuria Montes.

Una trabajadora de un hotel muestra los 27 grados que marca el decreto en la habitación de un hotel Áxel Álvarez

Otros datos significativos de la encuesta son los siguientes: Llenarse los platos hasta arriba en el bufé y luego no comérselo todo (81% de los turistas); llevarse comida del buffet aunque ponga que está prohibido (65%); tirar las toallas al suelo del baño para que las cambien a diario (58%); dejar la toalla en la tumbona de la piscina todo el día (56%); guardar en la maleta cada día los “amenities” que no utilizan para que se los vuelvan a reponer (45%); fumar en la ventana de una habitación de no fumadores (40%); guardar en un armario el papel higiénico para que pongan más (26%); bañarse en la piscina cuando está cerrada (23%); beberse las botellas del minibar y rellenarlas con agua o zumo (18%) o inventarse que están de luna de miel para ver si consiguen una habitación mejor o un regalo (3%).

Ignazio Ciarmoli, director de Marketing de Jetcost, señala quelas vacaciones están para disfrutarlas y este año nos las hemos ganado más que nunca, por fin sin restricciones por el coronavirus en ellas, pero eso no significa que podamos hacer lo que queramos en el hotel donde nos alojemos. Hay unas normas que cumplir y debemos de ser lo más cívicos posibles, tanto con el personal del hotel, como con los otros huéspedes, y no solo pensar en nuestro bienestar”.

Ciarmoli pide sentido común. “Hay que poner en el plato solo la comida que vayamos a comer, aunque haya que levantarse varias veces en el buffet si queremos más, apagar el aire acondicionado mientras no estemos en la habitación o que no nos laven las toallas a diario cuando en nuestra casa las cambiamos cada semana son pequeñas muestras que podemos hacer por nuestro planeta. El ahorro energético debe empezar por nosotros mismos, al igual que debemos pensar en las personas que están pasando por escasez alimentaria antes de tirar la comida a la basura, aunque hayamos pagado un todo incluido”.

Noticias en la prensa británica sobre las medidas del Gobierno para reducir la energía

Por su parte, Agustín Almodóbar, diputado benidormí del PP en el Congreso, "el Gobierno no es consciente del daño que se le hace al turismo español y las consecuencias que conlleva cada vez que toma una decisión por su cuenta y sin contar con nadie.  Este decreto se ha hecho de forma improvisada, de un día para otro y se nota. No tiene medidas estructurales ni a largo plazo y entra en vigor sin que la mayoría de los ciudadanos, empresas y comercios que lo van a sufrir sepan aún cómo debe aplicarse".

Para Almodóbar, "con una inflación desbocada, tras dos años prácticamente sin actividad y la incertidumbre que supone el otoño, no es lógico y demuestra el gran desconocimiento que el Gobierno tiene de la actividad turística, que se tomen decisiones unilateralmente, de espaldas al sector, en mitad de la temporada alta y que como ya ha ocurrido en otras ocasiones los medios de comunicación en nuestro principal mercado emisor aprovechan para generar alarma.

"Las medidas de ahorro energético son imprescindibles para afrontar las consecuencias de la guerra"

Ione Belarra - Ministra de Asuntos Sociales y responsable del Imserso

decoration

La ministra de Derechos Sociales y secretaria general del Podemos, Ione Belarra, responsable del Imserso, ha acusado al PP de "trabajar contra el país" y de carecer del "menor compromiso democrático" por pedir la retirada del plan de ahorro energético aprobado por el Gobierno de coalición.

"Las medidas de ahorro energético son imprescindibles para afrontar las consecuencias de la guerra y muy sensatas en la lucha contra la emergencia climática", ha subrayado Belarra a través de un mensaje en su cuenta de Twitter.

Belarra ha lanzado este tuit, recogido por Europa Press, tras la reunión que mantuvo ayer la vicepresidenta de Transición Ecológica, Teresa Ribera, y la ministra de Industria y Comercio, Reyes Maroto, con consejeros autonómicos para analizar los pormenores de las medidas incluidas en el decreto-ley aprobado por el Consejo de Ministros hace una semana.

En esa cita, las comunidades gobernadas por el PP pidieron la retirada del decreto ley lo que ha llevado a la ministra a acusarles de ser "un partido que trabaja contra su país" de no tener "el menor compromiso democrático" y de ser "fundamentalistas del no".

"El Gobierno no es consciente del daño que se le hace al turismo cada vez que toma una decisión por su cuenta y sin contar con nadie"

Agustín Almodóbar - Diputado del PP

decoration

Más financiación

Por otro lado, la Alianza de Municipios Turísticos de Sol y Playa, un “lobby” de los ocho principales municipios turísticos españoles, del que forma parte Benidorm, alertan de que vuelven a estar asfixiados económicamente al tener que soportar con solo un 0,9% de la población censada en España al 9% del total de turistas (430.000 vecinos por 7,8 millones de visitantes) y exigen reclamación extraordinaria.

Las ocho localidades integradas en la Alianza de Municipios Turísticos Sol y Playa afrontan el inicio de una nueva campaña de verano liderando la gestión turística y la recuperación del sector en España, pero sin contar con la financiación necesaria y adecuada a los servicios, creación de empleo y presión territorial que soportan.

Benidorm, Calvià, Lloret de Mar, Salou, Adeje, Arona, San Bartolomé de Tirajana y Torremolinos cuentan con una población que ronda los 430.000 habitantes, recibiendo la financiación de entidades supramunicipales acorde a esa cifra para el mantenimiento de sus servicios públicos, pero, sin embargo, asumiendo más de 7,8 millones de turistas en la campaña previa a la pandemia.

Con el proceso de recuperación del sector turístico en marcha y la vuelta a la normalidad anterior a la pandemia, las previsiones para este verano son de que esa cifra, al menos, se repita, siendo fundamental la aportación que realizan los ocho municipios de la AMT Sol y Playa.

Estos municipios representan tan sólo el 0,9% de la población, recibiendo al 9% de la ocupación turística, ofreciendo el 15% del alojamiento reglado y recogiendo el 19% de las pernoctaciones hoteleras del turismo internacional del país, siendo fundamentales en la aportación que el sector turístico realiza al PIB nacional, generando además casi 94.000 puestos de trabajo.

La Alianza de Municipios Turísticos de Sol y Playa está integrada por Adeje, Arona, Benidorm, Calvià, Lloret de Mar, Salou, San Bartolomé de Tirajana y Torremolinos. Nace de la iniciativa de ocho destinos turísticos pioneros en España, cuya singularidad turística y compromiso con la digitalización del sector, la sostenibilidad, la accesibilidad, y la cooperación entre destinos, representa un conjunto de fortalezas comunes que les permitirán mantener su posición de liderazgo en el sector.

La AMT aspira a ser pieza clave del sector turístico español, siendo reconocida como fuente de referencia del turismo de sol y playa y agente clave para la defensa de los intereses de los ocho municipios que la conforman.

Compartir el artículo

stats