Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Qué es un "reventón cálido": un gran contraste térmico ligado a las tormentas

Este tipo de fenómenos son habituales en verano, pero no tan intensos ni de una forma tan generalizada

Transeúntes en la ciudad de Alicante con temperaturas cercanas a los 40 grados, este sábado. JOSE NAVARRO

El «reventón cálido» es un fenómeno relativamente habitual, ligado a los contrastes térmicos que se producen en episodios de tormentas como los que tuvieron lugar en la madrugada de este sábado. Tal y como explican desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en la Comunidad Valenciana y el Laboratorio de Climatología de la Universidad de Alicante (UA), llevado a un lenguaje más sencillo y divulgativo y a la vez resumido, las nubes llegan a un punto en el que la masa de aire en capas bajas está a una temperatura mucho más alta, por lo que la precipitación se evapora de forma instantánea, antes de que llegue al suelo, y a su vez esa masa de aire se enfría rápidamente, lo que genera un viento rápido, que se expande en dirección horizontal.

Eso fue lo que ocurrió en la madrugada del sábado en todo el litoral de la Comunidad Valenciana; más hacia el oeste del territorio autonómico y en las áreas próximas de Murcia y Albacete, las tormentas sí habían dejado lluvia, pero al llegar a la costa y entrar en contraste con las masas de aire caliente se produjeron estos «reventones». En el sur de la provincia de Alicante se dieron a partir de las 2.30 de la madrugada aproximadamente; en cambio, el episodio fatal de Cullera se registró ya en torno a las 4.00, al estar esta localidad valenciana situada más hacia el este.

Tanto la Aemet en la Comunidad Valenciana como el Laboratorio de Climatología de la UA recuerdan que estos episodios son frecuentes en esta zona en verano, al producirse una tormenta y el consiguiente contraste de temperatura entre las distintas capas de aire. Ahora bien, lo excepcional de lo ocurrido este fin de semana ha sido que se hayan producido tantos episodios similares repartidos por el territorio, principalmente en las áreas litorales, y que hayan alcanzado tanta virulencia, presumiblemente porque el calor de las últimas jornadas acrecentara la citada diferencia térmica. También hay que incidir en que lo inestable de la situación llevó a que el riesgo de que se produjeran nuevos «reventones» se prolongó durante todo el sábado, en lugar de tratarse de un fenómeno puntual y que se disipa rápidamente, como suele ser habitual.

Compartir el artículo

stats