Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Centros de salud al límite

La falta de sustituciones a médicos de guardia deja este verano barrios con apenas facultativos para miles de pacientes. El cierre por las tardes genera un impass de tres meses sin seguimiento de enfermedades crónicas

Afluencia de pacientes en uno de los centros de salud de Alicante Juani Ruz

Los centros de salud están al límite. Y no se trata solo de situaciones concretas, que también las hay, sino que el déficit de facultativos este verano está prácticamente generalizado, como aseguran desde el sindicato médico CESM, que denuncia que no se están cubriendo las sustituciones de las guardias que realizan de antemano los médicos, lo que se suma a que tampoco se cubre por completo al tercio de profesionales que se va de descanso en cada uno de los meses de verano de vacaciones, desde julio a septiembre.

"Sanidad está en modo ahorro y las vacaciones son una excusa para no cubrir sustituciones", afirman desde el colectivo médico. Explican que en cada centro de salud se funciona este verano como si de un equipo de trabajo se tratara, de forma que los pacientes que se quedan colgados sin su médico, bien porque ha hecho una guardia o bien porque se ha ido de vacaciones, pasan a engrosar los listados de usuarios a los que atender por parte de los profesionales que quedan en activo "con el consiguiente detrimento en la atención asistencial y el aumento de la demora".

Los profesionales cifran en una media de quince días el retraso en contar con asistencia médica necesaria, aunque no urgente "cuando deberíamos ser atendidos si no el mismo día, en el plazo de dos jornadas lo más tarde", puntualizan.

Inasumible

La situación en el centro de salud Juan XXIII de Alicante se ha tornado prácticamente "inasumible", según informan los profesionales afectados. "Sufrimos las salidas de guardia de varios médicos hasta el punto de que de seis médicos en el centro, cuatro de ellos hacen guardias que ahora, en verano, alcanzan las cinco jornadas al mes. Esto es ya insoportable", precisa uno de los doctores del citado centro de salud, que prefiere mantenerse en el anonimato.

Los centros de salud cierran por la tarde todo el verano HECTOR FUENTES

Las consiguientes libranzas que generan estas guardias se quedan sin sustituir, abundan desde el sindicato médico, a lo que además suman otra baja médica de larga duración que tampoco se ha sustituido todavía desde Sanidad este verano.

La situación descrita deriva en que haya varios días con tan solo dos médicos para la totalidad de un centro de salud cuya población asciende a 1.600 usuarios, calculan desde CESM.

Son circunstancias críticas que se han ido encadenando sin tener en cuenta la precariedad asistencial en que deriva este centro de salud, en el que incluso hay días, explican los directamente afectados, en que coinciden haciendo guardias hasta dos compañeros facultativos a un tiempo. "En algunas ocasiones hacen guardia el mismo día dos compañeros y descansan como corresponde al día siguiente", a lo que también suman descansos acumulados por trabajar domingos y festivos, como el de este lunes.

Trabajo

Todos los médicos menores de 55 años están obligados a hacer guardias y lo que denuncia el sindicato es que estas guardias no se cubran pese a que desde Sanidad aseguran estar subsanadas. "No es más que un engaño. Con ocasión de los contratos que se hicieron con motivo del covid se pudieron reducir los cupos de pacientes en Atención Primaria, pero fue también en detrimento de la plantilla médica y ahora no se cubren las guardias", lamentan.

Así, los dos médicos que llegan a coincidir de guardia se suman en el centro de salud Juan XXIII a los que están de vacaciones sin sustituir "y los seis iniciales se quedan en apenas dos". El sindicato CESM reclama otras acciones por parte de Sanidad que vayan más allá de constatar la falta de médicos, "porque el que no los haya responde a que se les cuida mal".

Como ejemplo detallan que si a un médico residente solo se le ofrece en esta Comunidad trabajar los tres meses de verano, frente a una vacante completa en otra autonomía, "está claro que se van, además de que en el resto de Europa les pagan hasta tres veces más y sin hacer guardias. Con esta política no se puede esperar disponer en verano de la plantilla necesaria", abundan.

Podemos

A su vez, desde el círculo de Podemos en la zona de playas demandan que el cierre de los centros de salud cada verano deje ya de considerarse como algo que entra dentro de lo normal "porque no lo es", declara Antonia Molina.

Admiten que los usuarios del centro de salud Cabo Huertas no está en una de las áreas peor tratadas porque al menos cuenta con un PAC o punto de atención continuada, pero también advierten que esta situación no es la idónea, porque o bien se saturan las urgencias sin necesidad o se dejan sin atender durante los tres meses de verano situaciones crónicas que empeoran significativamente a falta de un seguimiento adecuado.

Molina detalla que un PAC no es un centro de salud, que hay mucha gente que no puede ir por la mañana al médico, con consultas por otra parte saturadas por la falta de facultativos, y que la salud, en definitiva, no se queda congelada en verano como para no poder contar con la asistencia que merece. "Se debe visibilizar una situación extrapolable a la totalidad de los centros de salud porque solo los que se lo pueden permitir acuden a la asistencia privada y el resultado es el aumento de desigualdades en salud , la saturación de las urgencias y el agravamiento de enfermedades", recalca.

Desde el círculo Podemos playas de Alicante concluyen que "las medidas implementadas en verano desde Sanidad recortan derechos y empobrecen la atención a la salud el vecindario. La Atención Primaria necesita medidas urgentes que frene su deterioro y la apertura de los centros de salud por las tardes también en verano es una de ellas".

Compartir el artículo

stats