Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Más de 25.000 euros a voluntarios de la provincia para reforzar la salud mental de los más pequeños

Salud Pública subvenciona a 27 entidades, más de la mitad de Alicante, para llegar a los colectivos más desfavorecidos

Un niño utiliza la aplicación YouTube en el teléfono móvil CARLOS PARDELLAS

La salud perinatal y de la primera infancia afectada por el covid, el uso responsable de la tecnologías desde que son bebés, la prevención de salud entre los niños inmigrantes, entre los más pequeños de la población gitana, además del apoyo psicológico y de educación nutricional durante el embarazo, son algunos de los proyectos que Salud Pública ha decidido financiar este año para cubrir por vez primera los efectos de la pandemia a todos los niveles.

María Eugenia González, Trabajadora Social y Técnico del grupo de salud de FAGA, la federación autonómica de la comunidad gitana fundada en Alicante en 1989, subraya que la problemática en salud mental que ha empezado a emerger a partir de la pandemia "parece que se va a recrudecer de cara este otoño-invierno y es evidente que es necesario ampliar los servicios a la población, que ha sufrido bastante". En su caso, miembro de Faga, reciben 1.823 euros para un proyecto que la federación valora en 7.825 euros para su trabajo con las familias gitanas.

En colaboración con la dirección general de Salud Pública que concede estas ayudas, recién publicadas en el DOGV, esta federación fomenta la formación desde que los niños son muy pequeños con un enfoque específico sobre la salud mediante formadores, terapeutas ocupacionales, enfermeros y mediadores en salud. El proyecto específico dirigido a las madres y niños "muy pequeños" incide a su vez en cuestiones de alimentación y pautas para un crecimiento adecuado.

Iguales

"El trabajo entre iguales se ha comprobado que es más efectivo que la simple escucha", apunta esta profesional. Gracias a la confianza que se genera y a la adaptación del lenguaje a la edad y entorno cultural de los niños y de sus madres, los profesionales voluntarios logran que la formación se convierta en una participación activa que fomenta las fortalezas, el apoyo y la ayuda mutua en cuidados que son esenciales desde el inicio de la vida.

"Tras el confinamiento se han desbordado los problemas emocionales y hay que tratar de sacar y expresar las situaciones de dolor y angustia que afectan a la salud mental muy seriamente". Y lo hacen desde el embarazo porque las emociones influyen en el estado de la madre y el bebé.

Apoyo educativo de la Asociación de paralíticos cerebrales, APCA RAFA ARJONES

En el caso de Jugadores rehabilitados Nueva Vida, la subvención de 1.600 euros asignada para un proyecto presupuestado en 3.740 euros se dirige a la promoción de un uso responsable de las nuevas tecnologías desde la primera infancia.

Desde la secretaría de la entidad, con sede social en Villena, indican a preguntas de este diario que se van a incluir por primera vez pinceladas sobre los dispositivos que rodean a los bebés en las charlas que preparan con la matronas sobre la salud perinatal. "Se trata de las futuras mamás vayan teniendo de antemano unas pautas porque el uso de móviles cuando son tan pequeños genera una sobreestimulación artificial" que en nada beneficia un crecimiento saludable, sino todo lo contrario.

Profesionales psicólogos destacan al respecto que el corte o lóbulo frontal del cerebro es el último que se cierra y es lo que más se estimula, por lo que afecta especialmente a la impulsividad. Una sobre estimulación como la que generan las pantallas deriva en exigencias de inmediatez desde bien pequeñitos y Nueva Vida lo va a incluir en sus talleres perinatales y en las charlas que organizan en guarderías.

Atención temprana

La atención temprana también se trabaja en ADIS, con sede en Orihuela, una asociación de personas con diversidad funcional que se fundó en 1999 y que ha logrado de Salud Pública 2.117 euros para su proyecto con voluntarios. Atienden a los niños de 0 a 6 años que presentan trastornos en su desarrollo o bien el riesgo de padecerlos.

Es similar labor a la de ANDA en San Vicente, la asociación de niños, jóvenes y adultos con discapacidad de Alicante que interviene a nivel socio-pedagógico para mejorar la calidad de vida de los pequeños y sus familias, por la inclusión social y su integración, y que ha obtenido 1.930 euros para un presupuesto detallado de 25.997 euros que incluyen el coste de los tratamientos necesarios.

Desde APCA Sant Joan d'Alacant colaboran a su vez desde 1977 como Asociación de Paralíticos Cerebrales de Alicante par ofrecer a los hijos "la mejor atención posible" acompañando en los vínculos afectivos. Diagnóstico, atención y rehabilitación se suman a los talleres de esta entidad que recibe 2.238 euros y ha solicitado 37.000.

Apoyo para los pequeños que nacen entre rejas

Cruz Roja, la Comunidad Nazaret, La Mama d'Elx, APSA o ASTI Alicante, el Secretariado Diocesano de Migración de Orihuela-Alicante, contribuyen asimismo a reforzar el cuidado de los niños desde los 0 a los 6 años con el apoyo tanto perinatal como en la crianza, lo que les hace acreedores asimismo de la confianza de los responsables de Salud Pública que dotan sus proyectos con una media de 2.000 euros. La dirección general destina a esta labor 50.000 euros en total e incluye a la unidad de madres de la prisión de Fontcalent en Alicante a quienes atiende la Asociación para la salud mental desde la gestación ASMI-WAIMH, con profesionales de la salud y la educación infantil. La actuación es preventiva sobre al madre y posterior en el desarrollo del niño, para su adecuado desarrollo emocional y educativo mientras están en prisión.

Compartir el artículo

stats