Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Vicente Armengol Presidente del Colectivo de Comerciantes por Alicante

"Hay mucho turismo en Alicante pero la gente dispone de menos dinero en el bolsillo y no compra"

El pequeño comercio no remonta y la bajada acumulada de ventas es del 40% desde abril. El sector denuncia nuevos incrementos en la factura de luz por impuestos dirigidos al bono social y al tope al gas

Vicente Armengol, en su establecimiento de Alicante Pilar Cortés

Desde hace dos meses, Vicente Armengol suma a la presidencia del Colectivo de Comerciantes a la asociación Corazón de Alicante que ostenta desde hace años. Desde su nuevo cargo pretende fomentar el asociacionismo y la unidad del pequeño comercio de Alicante. Integran el Colectivo, fundado en 1993, 14 asociaciones en una ciudad con 4.000 comercios activos.

Cómo le está yendo el verano al comercio de Alicante?

Lo podemos dividir en diferentes subsectores. Tenemos conocimiento, a través de los comercios asociados, de una bajada de ventas acumulada desde abril en sectores como la decoración, equipamiento del hogar, en textil sobre todo en ropa casual y calzado. En cambio, en la sección de fiesta y ceremonia hay un repunte importante, aunque aún falta para llegar a cifras prepandemia. Sin embargo, el resto de la confección sufre una caída en la facturación sobre todo por la inflación. La gente dispone de menos dinero en el bolsillo y el gasto en según qué se ha congelado, prefieren dedicarlo a ocio y vacaciones.

¿Se nota el gasto del turismo?

El turismo siempre es un revulsivo para nosotros, sin embargo hemos notado la llegada de más visitantes pero con menos poder adquisitivo. Los apartamentos vacacionales están llenos, con muchísima gente joven que está viniendo a la ciudad pero el gasto en los establecimientos es menor. Se van al súper, compran y no salen a comer fuera sino que comen en el propio apartamento. Hay mucho turismo pero de menor poder adquisitivo porque la gente joven dispone de menos dinero.

¿Cómo se está acatando en las tiendas la subida de la temperatura del aire acondicionado?

Es un decreto ley de obligado cumplimiento. Muchas veces esto de tener la puerta cerrada hace que los posibles compradores pasen por delante y no tengan el acto reflejo de intentar entrar. Es una cosa como muy tonta pero la mayoría del comercio de Alicante somos de puertas abiertas y esas cosas se van notado. En todo caso, la gente está cumpliendo las directrices y manteniendo la temperatura en sus locales a niveles adecuados.

¿Los comercios están haciendo inversiones para poder cumplir esta norma?

Lo que vemos menos viable es que quien no tenga puertas automáticas las ponga (para que se cierren automáticamente). Es subsanable con muelles traseros aunque también habrá gente que no tenga las puertas adecuadas. Intentar implantarlo en tan breve espacio de tiempo con agosto por delante y sin ayuda alguna no es tan fácil. Adaptar escaparates y rótulos es más viable porque no hay que hacer ninguna inversión, solo acogernos a los horarios. Todo lo que sea hacer inversiones complica la campaña porque seguimos sin remontar a cifras prepandemia y para muchos negocios no es viable. Además, nos enfrentamos a un trimestre muy duro, con la vuelta al cole y unos gastos que la gente tiene que hacer sí o sí. Con la inflación de dos dígitos seguirá habiendo poco dinero en el bolsillo, lo que se traduce en falta de consumo. Y los gastos generales son más altos.

37

El pequeño comercio de la provincia sufre para seguir abierto

¿Qué gastos?

Ahora mismo tendríamos que estar pagando menos importe de factura de luz, pero en muchos casos hay incrementos porque hemos visto reflejados en la factura unos cargos normativos que son impuestos dirigidos al bono social y al tope al gas. Este mes he recibido un importe 82 euros superior por estos nuevos cargos. Antes de que estuviera el decreto ley en marcha, la mayoría de empresas y comercios ya estaban efectuando sus planes de ahorro porque los precios de la energía están desorbitados. Los empresarios pequeños y medianos tienen muy claro que su cuenta de resultados depende de recortar gastos. Decían que la factura de la luz iba a bajar pero en un mes ha subido un 30% más.

¿Cuáles son sus objetivos como presidente del Colectivo para los dos próximos años?

El número uno es agrupar a cuanto más comercio sea posible mejor (ahora son 14 asociaciones) porque tendremos más fuerza ante las administraciones para recuperar la interlocución con los problemas del sector del día a día. Como ahora el tema de obras en diferentes barrios que estamos sufriendo y poner al comercio local en el lugar donde tiene que estar respecto a otras actividades. No hay que olvidar lo mucho que el comercio aporta a la ciudad, supone el 12% del PIB y en IBI recauda más de 10 millones de euros. Eso no se ve reflejado en el apoyo o peso que debe tener el sector. Las obras pueden agravar la situación del comercio. Aunque posteriormente pueda verse beneficiado por esas mejoras, habría que buscar mecanismos de ayuda y apoyo a los comercios y servicios afectados, sobre todo cuando se exceden en tiempo no cumpliéndose los plazos, con, como mínimo, la condonación de los impuestos locales. Además de fomentar aún más el diálogo con los representantes de las asociaciones de comerciantes de las áreas afectadas con el fin de evitar malos entendidos y lograr así llevar a buen puerto lo que ha de ser una mejora para la ciudad, para su barrios y el tejido comercial.

¿Qué esperan del próximo bono comercio?

Se nos comentó que estaría para septiembre. El tema es cuándo pero se está trabajando en ello. La primera convocatoria fue una experiencia piloto, una herramienta propia del Ayuntamiento de Alicante. Necesitamos una mayor difusión a nivel de puesta en conocimiento al ciudadano del proyecto del bono consumo de comercio, en qué va a consistir; y lograr tener una cantidad aceptable de comercios que participen para que el ciudadano se mueva y tenga un buen panel de establecimientos adheridos de todos los barrios de Alicante para que ese dinero capilarice lo máximo en el comercio de la ciudad y se gaste lo antes posible.

¿Cuál es la principal reivindicación del sector ante el Ayuntamiento?

Es siempre la misma, que nos atienda. Las reivindicaciones del comercio son buenas para la ciudad y sus ciudadanos. Hay que poner Alicante al nivel que se merece y seguiremos trabajando en esa dirección para recuperar la capitalidad comercial de la provincia. El Colectivo ha de ser como lo ha sido desde su fundación, el representante que aglutina al comercio asociado, con la fórmula de trabajar unidos para la consecución de los objetivos del comercio de cualquier zona de la ciudad, sin solapar a las distintas asociaciones que lo conforman, desde el respeto a la identidad y opinión de cada uno de sus miembros. También reclamamos la pertenencia al Patronato de Turismo, porque el comercio es un sector de gran interés turístico, que ayuda y forma parte sin ninguna duda del destino y más aún con la aspiración de la ciudad a consolidarse como puerto base. En cuanto al Consejo Local de Comercio, consideramos que debe ser el foro, el punto de encuentro, información y debate de cualquier iniciativa que la ciudad vaya a llevar a cabo y que pueda afectar directa o indirectamente al sector comercial. Debería de convocarse incluso con más periodicidad que la actual, que es cada seis meses y si hay que modificar el reglamento, que se modifique.

Compartir el artículo

stats