Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La provincia de Alicante tiene 44 puntos con alta siniestralidad pero solo ocho están señalizados

Los accesos a Alicante por el entorno de la Universidad, en la A-77 y la A-77a, acumulan tres Tramos de Concentración de Accidentes, con una media de un percance cada 16 días - El cruce de la N-340 y la CV-900 en Albatera es la intersección más peligrosa de España

Vista aérea de la rotonda de acceso a Alicante desde la Universidad, punto de mayor siniestralidad de toda la provincia. ALEX DOMÍNGUEZ

La red viaria de titularidad estatal de la provincia de Alicante tiene 44 puntos con una alta siniestralidad, aunque solo hay ocho que están identificados oficialmente como Tramos de Concentración de Accidentes y señalizados de esta forma. En las carreteras, autovías y autopistas gestionadas por el Gobierno central que discurren por la demarcación se identificaron en el año 2020 la citada cifra de tramos con tres o más accidentes con víctimas a lo largo del ejercicio, según el informe que ha publicado recientemente el propio Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana. Entre todos estos puntos sumaron 195 siniestros, con el resultado de ocho fallecidos, seis heridos graves y 301 lesionados de menor consideración.

El punto de la red viaria estatal en la provincia con una mayor siniestralidad es la rotonda de acceso a Alicante y a la Universidad. Aquí, en el enlace entre la A-70 y la A-77a, se registraron 20 accidentes con víctimas a lo largo de 2020, con el resultado de 24 heridos, dos de ellos de gravedad. Hay que decir que la cifra es algo inferior a la de años anteriores, ya que en 2019 se produjeron 24 siniestros y en 2018 habían sido 27, pero también hay que tener muy en cuenta que las cifras más actualizadas corresponden al año en que se desató la pandemia de coronavirus, con el consabido confinamiento y las posteriores restricciones de movilidad, con lo que el tráfico fue mucho menor, incluso para desplazamientos cortos.

A la siniestralidad de la rotonda de la Universidad de Alicante hay que sumar la del enlace entre la A-70 y la A-77, a apenas un kilómetro más al sur, mediante una glorieta elevada. En este punto hubo tres accidentes con víctimas en 2020, pero con un fallecido y un herido grave, junto con otros tres más leves. Así, en un mismo espacio, aunque en dos vías distintas, se produjeron en conjunto 23 siniestros con víctimas en un año, lo que arroja una media de un percance cada 16 días. Y eso en un contexto de mucho menos tráfico de lo habitual como fue el de la pandemia.

Otra vía conflictiva es la A-70, donde en 2020, a pesar de las anómalas circunstancias, tuvieron lugar 54 accidentes con víctimas, tan solo diez menos que el año anterior pese al descenso del tráfico, con un total de un fallecido, dos heridos graves y 82 leves. En esta autovía destaca especialmente el enlace hacia la Playa de San Juan y el norte de la ciudad de Alicante, con 11 heridos en seis siniestros. Asimismo, una carretera peligrosa en varios puntos de su recorrido es la N-332, como entre el litoral de Orihuela y la variante de Torrevieja. En un tramo de nueve kilómetros se registraron durante el año objeto de estudio 27 accidentes, con 46 heridos, por suerte todos ellos leves, de los cuales 17 concentrados en un solo punto, el kilómetro 56, donde se encuentra uno de los enlaces al centro urbano de la ciudad salinera, cercano al cementerio.

Curiosamente, este punto no se encuentra señalizado como Tramo de Concentración de Accidentes, aunque sí lo están dos puntos diferentes entre el enlace sur de Torrevieja y el límite municipal con Orihuela. También lo está el enlace norte de Santa Pola, en el kilómetro 88, donde en 2020 hubo ocho siniestros con 16 heridos en total. Conviene señalar que, tal y como explica el propio Ministerio, para que un recorrido esté señalizado como Tramo de Concentración de Accidentes, se tienen en cuenta otros factores aparte de la siniestralidad, como son las características de la vía y el tráfico que soporta. Es evidente que la N-332 a la altura de Santa Pola sí reúne estos factores negativos.

El cruce más peligroso

Los enlaces conflictivos de la A-77 y la A-77a junto a la Universidad de Alicante sí están señalizados como de concentración de accidentes, así como la travesía de Torrellano en la N-340, y también, en esta misma vía, la intersección que el Ministerio recoge en su informe como la más peligrosa de toda España. Se encuentra al sur de Albatera, en el kilómetro 697,4, y es el cruce con la CV-900, que se dirige hacia Granja de Rocamora, Cox y Callosa de Segura. Pese a que en 2020 hubo únicamente cuatro accidentes con víctimas, se incide en su conflictividad por ser un cruce a nivel, con prioridad para la carretera nacional, y con un solo carril para cada sentido de la circulación en ambas vías.

La lista de Tramos de Concentración de Accidentes se actualiza cada tres años, y la última, correspondiente a 2021, se ha publicado hace muy pocas fechas. En esta revisión han desaparecido dos tramos de la N-332 a su paso por l'Alfàs del Pi, que históricamente habían destacado por su conflictividad y donde, de hecho, aún se mantiene la correspondiente señalización. Sin embargo, el Ministerio ha transferido este tramo al Ayuntamiento alfasino, lo que explica que ya no aparezca en su listado. Pero la precaución al circular debe ser la misma: en 2020 se produjeron seis siniestros en el entorno de la rotonda de acceso al núcleo urbano de l'Alfàs, con siete heridos, uno de ellos grave.

Compartir el artículo

stats