La carrera ciclista, prevista entre los días 7 y 9 de Octubre, programa su recorrido fuera de los límites establecidos en los senderos urbanos y se adentra en Terreno Forestal Estratégico sin que el Ayuntamiento haya supervisado que se respete la integridad del monte. Desde el PSOE de Alicante señalan que se ha alterado gravemente el paisaje para habilitar saltos y otros obstáculos fuera del sendero urbano ya previsto para ciclistas y senderistas en el parque forestal. Los daños causados por estas obras pueden advertirse fácilmente ya que han desmontado numerosos taludes del monte, han instalado elementos permanentes en él, han descubierto raíces y han talado y podado la zona sin control municipal alguno. 

Los socialistas aseguran que el monte ya venía sufriendo una degradación alarmante por la acumulación de basura, la deforestación y el abandono municipal. Sin embargo, esta nueva agresión supone la gota que colma el vaso para vecinos y visitantes del monte Orgegia, ya que se han efectuado obras sobre la superficie forestal de este monte alicantino sin los controles y permisos requeridos para ello. Estas obras se han realizado sin motivación medioambiental alguna y todo indica que el movimiento de tierras efectuado en el monte no dispone de ninguna licencia de obras municipal, como sería necesario en cualquier otro caso.

Orgegia es uno de los emblemas del patrimonio medioambiental, geológico y paleontológico alicantino, calificado por el Consell como altamente sensible a los incendios y a otros riesgos, algo que hace necesaria la planificación exhaustiva de cualquier actuación que vaya a emprenderse en esta zona forestal que alberga el primer parque forestal urbano de Alicante. 

El portavoz socialista, Miguel Millana, exige que "se dé marcha atrás y se restaure inmediatamente la zona. Orgegia necesita inversiones que garanticen su conservación y reforestación, no palas excavadoras ni cemento, que es el ecosistema que pretende dejar este alcalde en todo nuestro término municipal. Si no es capaz de controlar lo que se hace sobre el patrimonio alicantino debería marcharse y dejarnos gobernar a quienes sí amamos Alicante en toda su extensión".

Por su parte, el edil socialista Raúl Ruiz ha asegurado que este es "un desprecio más al medioambiente alicantino, una prueba más de que el alcalde sólo concibe nuestro patrimonio natural como una atracción de circo que puede desmontar a su antojo y sin ningún respeto. Lo que han permitido en monte Orgegia es una chapuza de un daño ecológico irreparable y exigimos que se restaure el destrozo causado en él y se explique qué permisos se han dado para ello".