Nuevo retraso.. ¿y van?. El Ministerio de Transportes ha aplazado sin fecha la tramitación del proyecto para conectar Alicante y Valencia con denominado "tren de la costa". El proyecto contempla unir Gandía con Alicante a través de una estación en Benissa y pasando por Benidorm, con un coste aproximado de 1.500 millones de euros pero nunca se ha tomado en serio. Ahora, se debe realizar una nueva declaración de impacto ambiental en el único tramo que se tiene más o menos claro, el Cullera-Gandia.

El portavoz de Compromís en el Senado, Carles Mulet, denuncia el nulo interés del Ejecutivo en la esperada obra del Tren de la Costa, al no estar avanzando ninguno de los hitos previstos: ni fondos, ni estudios, ni contratos, ni proyectos previstos. Recientemente ADIF ha decidido “salirse de la vía” emprendida y suspender temporalmente el contrato para la duplicación del tramo de Cullera a Gandia, que contaba con un presupuesto de 139 millones, incluido en el proyecto de Tren de la Costa y Plan de Cercanías 2017-2025.

Preguntado por esta cuestión el Gobierno por el senador, el Ejecutivo contesta que “el contrato de redacción del proyecto de duplicación entre Cullera y Gandía se encuentra suspendido temporalmente, no anulado, a la espera de la tramitación del Estudio Informativo y la Declaración de Impacto Ambiental (DIA)”. Del tramo Gandia-Alicante, paralelo a la Ap-7 no hay ni anteproyecto.

Compromís preguntó al Gobierno, que eludió contestar ni una sola de las preguntas “.¿Cuándo van a reanudar este esperado contrato?, ¿Cuándo estará listo el Estudio Informativo del Tren de la Costa?, ¿Y la Declaración de Impacto Ambiental?, así como ¿Cuánto dinero han previsto para agilizar esta actuación en el borrador de los Presupuestos Generales del estado para 2023?, ¿Está el proyecto constructivo finalizado? ¿A quién es achacable o responsable tal demora?, ¿Por qué los planes en materia ferroviaria tan solo sirven para ser incumplidos en el País Valenciano?”.

Para Mulet “es irrefutable que el Ministerio lleva ya seis años sin tramitar los documentos esenciales del tren de la costa, lo que nos hace concluir en que no hay voluntad real de ejecutar esta infraestructura en nuestro territorio. Este nuevo retraso y falta de avances supone un revés hacia los anhelos de estos municipios costeros que han perdido un tiempo precioso con un proyecto al que no renuncian. No queremos tranvías ni sucedáneos. Cualquier avance pasa por la red ferroviaria que conecte estas zonas con tanto dinamismo con Europa y nuestro entorno más inmediato con medios de transporte sostenibles, que nos ayuden a combatir el cambio climático. Ya basta de maltratos”, ha dicho.

Antecedentes

La Universidad de Alicante y la Cámara de Comercio llegaron a presentar en 2019 un proyecto alternativo al oficial del tren de la costa del Ministerio de Fomento para conectar Alicante con Dénia con un trazado paralelo a la AP-7. Corredor que convertiría la actual estación de cercanías del Campus de San Vicente en el eje vertebrador ferroviario para distribuir el tráfico de trenes AVE , conectándola, además, con el aeropuerto de Alicante-Elche y, por supuesto, Benidorm. La iniciativa ahorraba, según el ingeniero Armando Ortuño, coordinador del proyecto, en cien millones de euros el plan original del Tren de la Costa (1.500 millones), y permitiría programar trenes directos entre Benidorm y Madrid en ancho de alta velocidad, «que prácticamente permitiría duplicar la actual frecuencia de trenes gracias a que en los mismos coincidirían las demandas tanto de Alicante como de las Marinas».

La denominada Estación Alicante Norte sería pasante y permitiría, además, conectar el Parque Científico con la red del AVE, convirtiendo el complejo de la UA en el primero en España con estación AVE. Para ello, habría que construir un ramal de un kilómetro en la actual línea del AVE y otro ramal de otro kilómetro para enlazar las Cercanías de la línea Alicante-Murcia con la estación de Alicante Norte.

En el acceso desde el sur a la estación Alicante Norte confluirían las líneas de Madrid, Murcia-Alicante incluyendo aeropuerto, Benidorm y las comarcas del Vinalopó, además de posibles servicios entre la actual estación-término de Alicante y Alicante Norte.