Suscríbete Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El recorte de 32 hm3 del Tajo-Segura provocará pérdidas de 41 millones de euros al año en Alicante

Francisco Cabezas, director del Instituto Euromediterráneo del Agua, advierte de que aunque el aumento a 7 m3 por segundo del caudal sea menor que el proyectado, sí elevará también la reserva a partir de la cual se cierra el acueducto

Imagen del tramo donde se están realizando las obras del trasvase Tony Sevilla

Un informe de la comisión técnica de la Diputación sobre el impacto económico que tendrá en la agricultura e industria hortofrutícola el agua del Tajo-Segura advierte de que la elevación de 6 m³/segundo a 7 m³/segundo pactada por el Gobierno y el Consell en el caudal ecológico del río cedente, que se vota este martes en el Consejo Nacional del Agua, provocará una pérdida de volumen de negocio de 124 millones de euros al año en la agricultura y la industria hortofrutícola, de los que 41 millones se producirán en la provincia de Alicante. El catedrático Joaquín Melagarejo advierte de que no se han evaluado los impactos beneficiosos para el Tajo de elevar los caudales ecológicos a 7 m3/s, pero sí las pérdidas. El Consejo Nacional del Agua tiene previsto dar validez hoy a los planes hidrológicos (2022-2027) del Tajo, Segura y Júcar, un trámite menor que deberá ser ratificado después por el Consejo de Estado y por último por el Consejo de Ministros para acabar en el BOE.

La comisión subraya que siguen sin desvelarse los efectos ambientales positivos de la medida, pero sí conocen los efectos negativos de carácter económico y social que se producirán en la cuenca del Segura, ya que habrá una afección al empleo y a las actividades económicas relacionadas con el trasvase. "Si solo atendemos al recorte previsto de 32 hm3/año por el incremento de los caudales ecológicos, esta medida podría tener un impacto global en las actividades económicas del trasvase Tajo-Segura de 124 millones de euros/año y, en concreto, para la provincia de Alicante de unos 41 millones de euros al año", asegura Melgarejo.

Al margen de este primer impacto negativo, que está siendo analizado en profundidad por el director de Instituto Euromediterráneo del Agua, Francisco Cabezas, otra consecuencia negativa derivada del pacto para aumentar el caudal ecológico del Tajo a los 7 m³/segundo, es, según este experto, que “lo que está claro es que la línea roja a partir de la cual no hay trasvase para ningún uso, que se fijó en el memorándum en los 400 hm³, va a aumentar. Todavía no se puede cuantificar la cantidad pero crecerá seguro y con ello también cambiarán los niveles a partir de los cuales se deciden la cantidades mensuales de agua a trasvasar”.

Para Francisco Cabezas, el “problema de todo lo que rodea al plan del Tajo en cuanto al trasvase de agua a Alicante y Murcia es que no existen estudios ambientales claros que justifiquen las medidas tomadas. Ahora nos dicen que de 6m3/segundo vamos a pasar a 7 m³ por segundo en vez de a 8,5 m³/segundo pero ¿por qué?, ¿y por qué no se quedan en 6 m³? Eso es lo que vamos a tratar de desgranar en el informe”, subraya Cabezas.

Por su parte, el profesor Joaquín Melgarejo, en calidad de presidente de la comisión, denuncia la supuesta opacidad que rodea el documento que recoge el acuerdo entre el Ministerio para la Transición Ecológica, que no ha sido publicado. “Una cuestión clave que afecta de forma importante a la Planificación Hidrológica que debería haberse comunicado de manera transparente a la sociedad”. La Comisión Técnica ha solicitado a la Generalitat el texto del “Pacto”.

"El problema de todo lo que rodea al plan del Tajo es que no existen estudios ambientales claros que justifiquen las medidas tomadas"

Francisco Cabezas - Director del Instituto Euromediterráneo del Agua

decoration

“Desconocemos el razonamiento técnico y el documento en el que basa esta medida. Esta decisión significa un recorte de caudales para la cuenca del Segura de 32 hm3 (estimación del Ministerio). A esa reducción habría que sumar los 13 hm3 de reducción por la modificación de las Reglas de Explotación aprobadas en 2021 y los 50 hm3 de la Conducción de La Mancha Oriental (agua para abastecimiento en municipios de la cuenca del Guadiana); lo cual hace un total de 94 hm3”, señalan desde la comisión.

A partir de 2026 se revisarán estos caudales ecológicos atendiendo a la calidad ambiental de las aguas del Tajo relacionándolo en parte con la depuración de las aguas de Madrid. De algún modo se desliza la idea de que trasvase y calidad del agua del Tajo están ligadas; esta es una asociación extraordinariamente grave, ya que en nada contribuye el trasvase a la contaminación del Tajo, además la directiva marco prohíbe la dilución de la contaminación con desembalses para ello.

"El Consell asegura unas inversiones que alcanzan los mil millones para mejorar la depuración en Madrid, pero desconocemos dónde se van a realizar"

Joaquín Melgarejo - Director de la comisión técnica del agua de la Diputación

decoration

“El Consell asegura unas inversiones que alcanzan los mil millones para mejorar la depuración en Madrid, pero desconocemos dónde se van a realizar, en qué lugar están consignados esos presupuestos, así como el arco temporal en el que en su caso se efectuarán estas teóricas inversiones”, asegura Joaquín Melgarejo.

“Lo que sí parece que va a ser una realidad es el recorte que sufrirán los usuarios del Segura a partir de la aprobación del plan, por el contrario, el resto de las medidas quedan en el mundo de las promesas. Si esto se consuma el déficit estructural de la cuenca del Segura, no solo no disminuirá, sino que aumentará, acrecentándose los problemas económicos, sociales y ambientales que afectan a esta demarcación hidrográfica”, concluye el director de la comisión.

Sentencia del Supremo

Por su parte, el vicepresidente de Castilla-La Mancha, José Luis Martínez Guijarro, ha advertido de que si el Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico no ratifica los compromisos adquiridos con el Gobierno de Castilla-La Mancha para establecer el caudal ecológico al Tajo en la aprobación del plan hidrológico de la cuenca, exigirá "que se cumpla la sentencia del Tribunal Supremo sobre el Acueducto Tajo-Segura".

Así se ha mostrado Martínez Guijarro este lunes desde Cuenca, donde ha recordado que dicho compromiso establecido ente el Ejecutivo regional y el ministerio que dirige Teresa Ribera se deriva de una sentencia del Supremo que establece la obligatoriedad de fijar caudales mínimos del Tajo a su paso por Aranjuez.

"Tenemos unos compromisos claros de incremento paulatino de los caudales del Tajo a lo largo de los próximos años, y esperamos que el Consejo Nacional del Agua ratifique esos compromisos", ha subrayado.

El número 'dos' del Gobierno regional ha realizados estas manifestaciones antes de que este martes se reúna el Consejo Nacional del Agua para abordar la aprobación de los distintos planes hidrológicos, entre ellos el de la cuenca del Tajo que incluye un incremento de los caudales ecológicos del río, lo cual disminuirá la cantidad disponible a la hora de trasvasar a través del acueducto Tajo-Segura.

"Si no se cumple, exigiremos el cumplimiento íntegro de la sentencia, que es lo que tiene que hacerse en cualquier país democrático: cuando hay una sentencia, se tiene que cumplir en su integridad", ha recordado.

Por otro lado, también se ha pronunciado sobre la firma del convenio que se ha llevado a cabo este lunes para el suministro de agua potable a través de la tubería de la Llanura Manchega a una quincena de municipios de la región.

Así, ha recordado que será en el primer trimestre del próximo año cuando los primeros quince municipios podrán disponer ya de agua potable "en cantidad y calidad". Todo ellos municipios "con muchas dificultades desde el punto de vista de la calidad", ha asegurado Martínez Guijarro, quien ha recordado que los municipios ribereños tendrán disponible esta agua a finales del próximo año o comienzos de 2024.

Fisuras en el postrasvase

Por otra parte, la Confederación Hidrográfica del Segura ha iniciado labores de conservación, mantenimiento, reparación y mejora de las infraestructuras que forman parte del canal del postrasvase Tajo-Segura. Estas tareas se llevan a cabo debido al desgaste que sufren algunos de los elementos que forma esta infraestructura motivada por el paso del tiempo. Por esta razón, el objeto de las obras es reponer y reparar aquellos elementos que se encuentran muy deteriorados, como es el caso de algunas de las juntas del Acueducto de la Matanza y el Sifón de Orihuela, o proceder al arreglo del canal que presentan fisuras relevantes. Además, también se construirán muros de gaviones con el objeto de evitar que los arrastres de tierras de taludes adyacentes al canal vayan a parar al mismo.

Detalle de las obras para cerrar las fisuras en el canal del postrasvase CHS

Estas tareas de mantenimiento y mejora resultan muy importantes para el correcto funcionamiento de una infraestructura vital en la gestión de la cuenca del Segura. Las obras se realizan en la denominada Margen Izquierda del postrasvase Tajo-Segura. Esta canalización parte desde el Azud de Ojós con una longitud de 57,03 kilómetros, y transporta las aguas hasta el embalse de La Pedrera.

El canal cuenta con una capacidad de transporte de hasta 30m³/s. El Canal Principal se ramifica hacía el Canal de Crevillente, con una longitud de 29,30 Km que a su vez alimenta al embalse de Crevillente. La reposición de las juntas del Acueducto de La Matanza y el Sifón de Orihuela, así como el gunitado de paños del canal requieren para su realización que el canal del trasvase se encuentre seco, sin agua circulando. Eel plazo de ejecución de esta obra es de seis meses y cuentan con un presupuesto de 1,3 millones de euros.

Compartir el artículo

stats