La amoxicilina es uno de los 627 medicamentos que sufren problemas de suministro en las farmacias y en este caso lleva semanas poniendo en jaque a los pacientes en plena oleada de virus respiratorios sobre todo entre los niños al ser uno de los antibióticos que suelen prescribir los médicos para combatir las sinusitis, otitis, amigdalitis, faringitis y neumonías en los niños.

Aunque los laboratorios empiezan a liberar lotes todavía tardará en normalizarse la situación tras semanas de escasez en las farmacias mientras las Urgencias pediátricas se ven saturadas con un incremento de pacientes de un 40% de media a causa sobre todo de la bronquiolitis que causa el virus respiratorio sincitial. Este se solapa por primera vez con el covid-19 y la gripe, complicando la ya precaria situación en los hospitales. Sin embargo, los antibióticos no curan la bronquiolitis al causarla un virus.

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios notifica en su registro CIMA (centro de información online de medicamentos) 22 faltas de distintos fármacos de amoxicilina en comprimidos, polvo y cápsulas duras, algunas de ellas con fecha de finalización en marzo de 2023, aunque en las últimas horas ha actualizado la situación ocasionada por los problemas de suministro de las suspensiones pediátricas. Así, la entidad señala que los dos laboratorios que provocaron la escasez de estos medicamentos, que son los que tienen la mayor cuota de mercado en la producción, han empezado a solucionar sus problemas. Aún así, en la alerta admiten que el aumento de la incidencia de infecciones respiratorias, sumado a estos problemas de suministro, puede retrasar la normalización en algunas boticas.

Ante la escasez de existencias, las familias con niños muy pequeños tienen que volver a las consultas para pedir otra receta médica cuando no lo encuentran en las farmacias y los médicos ven cómo se sobrecarga su ya de por sí voluminosa agenda de citas.

A farmacias de Alicante como Malluguiza ha llegado amoxicilina suspensión oral, que es la que recetan para los niños, aunque su farmacéutico señala que lograron evitar estar desabastecidos de esta presentación y que han podido aguantar con lo que tenían en existencias. En cambio, llevan dos días sin existencias de a presentación de amoxicilina más ácido clavulánico en suspensión también para niños.

Las farmacias están registrando una alta demanda de antibióticos Pilar Cortés

En el caso de la farmacia donde trabaja Mari Carmen Escolano, también en Alicante, se ha producido una gran demanda de amoxicilina a raíz de la alta incidencia de enfermedades respiratorias. Una demanda que, precisa, ha sido "no tanto de comprimidos para dispensar a adultos como para niños. Pero las familias han sido pacientes y se nos ha habilitado para poder dispensar en sobres o en comprimidos fraccionados como alternativa".

En los menores de seis meses sí que se ha derivado al médico. "Ahora mismo nos aconsejan no hacer pedidos extraordinarios para que la situación pueda normalizarse. Confiamos en que la autoridad competente ponga los medios para prevenir situaciones futuras en primavera", otra época en la que suelen dispararse estos virus.

La Agencia de Medicamentos, dependiente del Ministerio de Sanidad, ha solicitado a los distribuidores que lleven a cabo una distribución controlada de manera equilibrada; y mientras se generaliza la llegada de lotes a todas las oficinas de farmacia continúa habilitado el procedimiento para que los profesionales farmacéuticos puedan sustituir los medicamentos por otros similares en el momento de la dispensación; a la vez que recuerda que los antibióticos solo resultan útiles frente a infecciones bacterianas y que están disponibles pruebas rápidas en hospitales y centros de salud para poder llevar a cabo el diagnóstico.

Ante los retrasos de suministro de suspensiones pediátricas orales de amoxicilina de los dos laboratorios de referencia, la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios publicó el pasado día 18 de noviembre una serie de recomendaciones para garantizar el tratamiento de todos los pacientes. Aunque los dos titulares de autorización de comercialización ya están abasteciendo el canal farmacéutico, el incremento de la demanda, debido a la alta incidencia de infecciones respiratorias y la coincidencia de problemas de producción en los dos laboratorios, retrasará el normal abastecimiento a todos las farmacias.

Tal y como alertó la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, los laboratorios que "cuentan con una mayor cuota de mercado de estos medicamentos" han experimentado retrasos en la puesta de nuevos lotes, lo que ha originado problema de suministro en la casi totalidad de las farmacias.

La coinfección de virus está detrás del entre el 10 y el 40% de las hospitalizaciones por bronquiolitis.

La falta de este medicamento, sobre todo el de 250 miligramos en suspensión oral, es decir, que necesitan ser disueltos en agua, ha coincidido con la ola de bronquiolitis en España, que está colapsando las urgencias hospitalarias.

La bronquiolitis no tiene ningún tratamiento

El desabastecimiento de amoxicilina, que también se ha producido en Portugal y Francia, ha disparado las alarmas entre los padres, que creen que es clave para tratar la bronquiolitis y evitar que pueda derivar en casos más graves que requieren ingreso hospitalario. Como advierte la Agencia de Medicamentos, no hay un tratamiento que permita acelerar la curación de la bronquiolitis dado que la causa un virus aunque la administración de antibióticos sí es necesaria en aquellos menores que se reinfectan o si cursa con otras infecciones bacterianas como otitis o faringitis.

Las bronquiolitis causadas por rinovirus implican mayor riesgo de asma drazen_zigic

Los laboratorios están priorizando la fabricación de amoxicilina en suspensión oral. Como medida excepcional, desde el Ministerio de Sanidad se recomienda administrar de los medicamentos que se presentan en comprimidos de 500 mg ranurados medio comprimido que puede disolverse o disgregarse en agua.

Te puede interesar:

La amoxicilina es un antibiótico para tratar infecciones tan frecuentes como amigdalitis, otitis media aguda, sinusitis, neumonías, infecciones de orina, de piel o dentales

La amoxcilina es un medicamento antibiótico de amplio espectro muy utilizado para tratar infecciones bacterianas, que los médicos prescriben para combatir las otitis derivadas de las infecciones respiratorias y las neumonías, para anginas, sinusitis, amigdalitis, faringitis y neumonías en los niños.