Los vecinos de La Goteta y el Pla ven cada vez más cerca el cruce semafórico que el Ayuntamiento de Alicante debe instalar por sentencia judicial. La Junta de Gobierno ha aprobado la licitación del contrato, que tendrá un plazo de ejecución de dos meses y un presupuesto máximo de 241.000 euros. El proyecto incluye un nuevo cruce de peatones con semáforo, la ampliación de aceras y la adaptación de las paradas del autobús a las nuevas normativas, además de un nuevo acceso a la vía de servicio desde la avenida de Dénia. En el centro del vial, además, se construirá una mediana separando ambos sentidos de circulación.

Según recuerda el acuerdo por el bipartito, el Ayuntamiento de Alicante redactó y aprobó el "Plan Especial de la avenida de Denia", en febrero de 2002, en el que se contemplaba la urbanización y mejora del acceso norte a la ciudad de Alicante. La Generalitat, por su parte, promovió el "Proyecto de construcción de la nueva avenida de Denia", redactado en 2005 y ejecutado entre 2007 y 2010. "El tramo urbanizado fue desde el cruce con la avenida Padre Esplá y el enlace con la autovía A-70. Quedando pendiente continuar con la remodelación y urbanización desde la avenida Padre Esplá y el enlace entre avenida Jovellanos y avenida de Villajoyosa", según se explica, a la vez que se añade que "continúa la falta de comunicación directa y accesible del barrio de la Goteta con el barrio del Pla".

En la actualidad existe un paso inferior, bajo la avenida de Denia, a la altura del cruce con la calle Doctor Sánchez San Julián, que no cumple la normativa vigente de accesibilidad. También se ejecutó una pasarela peatonal que une el Centro Comercial Plaza Mar 2 con la calle Indalecio Prieto, pero la pasarela se encuentra a más de 300 metros del mencionado barrio de La Goteta, "y con un recorrido poco seguro, puesto que debe atravesar el aparcamiento del centro comercial".

Con estos antecedentes, tanto los vecinos del barrio de la Goteta, como los del barrio del Pla, solicitaron al Ayuntamiento de Alicante que se ejecutase un cruce en superficie de la avenida de Denia, en condiciones de seguridad y accesibilidad. En 2016, la Plataforma Movilidad Sostenible ya reclamó al Consistorio una solución al problema del cruce peatonal de la avenida de Dénia.

Una mujer cruza por el paso peatonal, que no es accesible RAFA ARJONES

En octubre de 2020, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Alicante, a consecuencia de la demanda interpuesta en 2018 por CC OO y la Asociación de Vecinos de Pla contra el Ayuntamiento de Alicante, dicta sentencia instando a solucionar los problemas de accesibilidad del paso inferior, o bien, ejecutar un cruce semafórico en superficie con todas las garantías de accesibilidad. “En la demanda se aportó un informe pericial en el que se enumeraban hasta 31 incumplimientos y se denunciaba que el Ayuntamiento de Alicante conocía que el paso subterráneo es impracticable para personas con movilidad reducida a las que les obliga a recorrer más de 600 metros hasta el semáforo más próximo. Y todo ello para poder cruzar una avenida que apenas tiene veinte metros de calzada”, subrayaron recientemente desde la plataforma en un comunicado.