El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Héctor Illueca, ha visitado este martes el barrio Virgen del Remedio para explicar la rehabilitación integral de 456 viviendas, de siete edificios del grupo de vivienda pública. El proyecto, que cuenta con una inversión de unos 13 millones de euros, está cofinanciado por Europa a través de los fondos europeos NextGeneration.

El vicepresidente segundo ha mostrado su "satisfacción" por esta inversión que permite “avanzar en la consolidación de las políticas públicas de vivienda y mejora de la calidad de vida en los barrios” de la Comunidad Valenciana. Todo ello con fondos europeos, fondos de la Generalitat y del propio Ayuntamiento.

Illueca ha manifestado que con esta actuación “456 familias mejorarán la accesibilidad y la eficiencia energética de los edificios, lo que permitirá reducir los costes de la factura de la luz”. A ello hay que sumarle, según el conseller, la regeneración urbana que supondrá la creación de dos “supermanzanas” de prioridad para peatones, en cuyo interior se habilitará zonas de descanso, arboledas con sombra, zonas de juegos infantiles y un parking vegetalizado fuera de la zona reservada para viandantes. “En definitiva, mejores servicios para una mejor calidad de vida, esa es nuestra prioridad”, ha añadido.

En la visita al barrio y posterior reunión con el vecindario, Héctor Illueca ha estado acompañado por el secretario autonómico de Vivienda y Función Social, Alejandro Aguilar, por la directora general de Vivienda y Regeneración Urbana, Elena Azcárraga, y por el concejal de Coordinación de Proyectos del Ayuntamiento de Alicante, Antonio Peral.

Quien no ha estado presente ha sido el alcalde, Luis Barcala, lo que ha sido motivo de crítica de Illueca. "Hoy he visitado el barrio Virgen del Remedio en Alicante, que recibirá una inversión de 13 millones de euros en el marco del Plan de Barrios para mejorar la vida de muchas familias trabajadoras. Es una pena que la presentación del proyecto no haya merecido la atención del alcalde", ha señalado Illueca. Más duro ha sido el portavoz municipal de Unidas Podemos, Xavier López: "Barcala, en su boicot al Botànic, no ha tenido la decencia de estar junto al vicepresidente Héctor Illueca en la presentación de unas obras que van a suponer 14 millones de euros para Zona Norte. ¿Incómodo cuando se pone en evidencia la diferencia de gestión en materia de vivienda?". Illueca y Barcala se reunieron hace aproximadamente un año en el Ayuntamiento de Alicante, en la primera visita oficial del vicepresidente de la Generalitat tras aproximadamente un año en el cargo.

Regeneración urbana

La Dirección General de Vivienda y Regeneración Urbana (en la resolución para la concesión de las ayudas) concedió a la ciudad de Alicante una subvención de 9.996.012 euros. De ellos, 9.357.612 proceden del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y 638.400 de la Generalitat. Asimismo, el Consistorio de Alicante destinará otros 3.054.027 euros al barrio Virgen del Remedio, lo que sumados a los 10 millones de fondos Next Generation, ascienden a 13 millones de euros los que recibirá este grupo de vivienda pública. Según el Ayuntamiento, los propietarios también aportarán en total otros dos millones de euros, hasta alcanzar los 15 millones de euros.

Esta convocatoria se destina a la "financiación de actuaciones integrales de regeneración urbana, incluidas obras de rehabilitación en edificios de uso predominante residencial y viviendas, y de urbanización o reurbanización de espacios públicos dentro de los denominados Entornos Residenciales de Rehabilitación Programada (ERRP)".

El proyecto, según informó el Ayuntamiento al captar la subvención europea, tiene cuatro fases de intervención entre el 2023 y el 2026, con tres objetivos: la mejora energética de los edificios de viviendas, la sustitución de cubiertas y acometidas de instalaciones comunes y la dotación de accesibilidad a las plantas de viviendas mediante la instalación de ascensores. El concejal Peral señaló entonces que “el proyecto permite la transformación integral del espacio urbano, mejorar los entornos, la imagen urbana de los edificios, así como los espacios comunes interiores y va a conseguir una accesibilidad universal con los ascensores e intervenir en materia de eficiencia energética”.

Aunque la actual rehabilitación se concreta en estos edificios, el edil de Coordinación de Proyectos recalca que “es un proyecto que marca el camino de intervenciones futuras con nuevas convocatorias de ayudas que se produzcan del Plan de Rehabilitación de Edificios en Barrios con fondos europeos Next Generation”.

Al detalle

La actuación se concreta en un ámbito formado por siete edificios con un total de 456 viviendas en el barrio Virgen del Remedio. Se realizarán actuaciones en la eficiencia energética, que supongan una reducción de consumo de energía primaria inferior al 60%, mediante la incorporación de aislamiento térmico exterior en las fachadas, el doblado de las carpinterías exteriores, la colocación de aislamiento térmico en cubiertas así como la colocación de toldos en balcones y ventanas.

También se realizarán dos supermanzanas o plataformas de prioridad peatonal alrededor de los edificios rehabilitados, manteniendo la circulación perimetral de coches y creando, en el interior de las mismas, calles de prioridad peatonal con zonas de estancia y arbolado.

El Plan de Barrios que beneficia a los 23 municipios de la Comunidad Valenciana que han presentado los proyectos supone destinar un total de 142,8 millones de euros a la rehabilitación de barrios vulnerables para el periodo 2022-2026, lo que mejorará la situación de los residentes de 7.158 viviendas. Estos protocolos estarán en vigor hasta el 31 de julio de 2026.