Una media de 400 pacientes de hospital no ingresados pero afectados por patologías crónicas, degenerativas o raras mes recogen ya cada mes sus medicinas en las farmacias de la provincia. Esto supone ya un 20% del total en esta situación gracias a una medida que resta presión a los hospitales pues evita desplazamientos y mayor saturación que se puso en marcha coincidiendo con la pandemia y que ahora es oficial con la firma del convenio entre la Conselleria de Sanidad y los colegios de farmacéuticos de Alicante, Castellón y Valencia.

La media de paquetes entregados es de 500 mensuales pero la cifra irá aumentando conforme se unan más hospitales al proyecto. En la provincia se han sumado el Dr Balmis de Alicante, los de Elche, Elda, Marina Baixa y Orihuela. "La mayoría son pacientes con enfermedades crónicas, degenerativas o raras porque son los que más hay en la farmacia hospitalaria pero es una medida para cualquier paciente no ingresado. La idea es hacer posible que los enfermos que por problemas de accesibilidad, movilidad o por otras razones les sea más cómodo puedan recoger su medicamentos de su farmacia o centro de salud puedan hacerlo", explican desde el Colegio de Farmacéuticos de Alicante.

Según reza en el convenio, el Servicio de Farmacia Hospitalaria será responsable de "seleccionar, priorizar y estratificar los pacientes, velando por el cumplimiento de las condiciones que deben cumplir para ser candidatos a la recepción del medicamento en proximidad, en este caso, en la oficina de farmacia". También el enfermo que lo desee también puede iniciar una solicitud para entrar en el programa.

Custodia

Por su parte, los Colegios Oficiales de Farmacéuticos de las tres provincias "garantizarán la recogida de los medicamentos preparados en los servicios de farmacia hospitalaria públicos, concesiones y consorcios de la Comunidad Valenciana, así como la custodia, el transporte, el seguimiento/trazabilidad y la recepción en proximidad individualizada a cada paciente programado".

El presidente del Colegio de Farmacéuticos de Alicante, Andrés García, destaca que "este convenio viene a regular las condiciones que van a permitir a los pacientes externos de los servicios de farmacia hospitalaria recoger la medicación en su farmacia de referencia, que en general es más accesible pero con el mismo seguimiento y atención por parte de los farmacéuticos de hospital. Es un gran avance que da continuidad a lo que ya se empezó a hacer durante la época de covid de forma excepcional, lo va a acercar y hacerlo más humano".

García destaca que la importancia para la profesión farmacéutica es que al final la coordinación entre profesionales sanitarios "facilita mucho la vida de las personas con la máxima confianza y garantía para los pacientes porque somos el canal natural del medicamento, que siempre va a estar custodiado por el canal farmacéutico".

En el convenio se señala que la recepción por parte del paciente de medicamentos en las oficinas de farmacia "es responsabilidad del farmacéutico titular y debe mantener los criterios de calidad que subyacen a cualquier dispensación marcadas por la normativa vigente".

Garantizar el acceso

Los tres colegios esperan que con la firma de este convenio "se pueda continuar garantizando el acceso a la población de medicamentos y productos sanitarios que comenzó con el inicio de la pandemia" y que ahora culmina con un acuerdo que califican de "gran paso para continuar con este proyecto".

Con esta medida, la Comunidad Valenciana evitó 34.379 desplazamientos a los centros hospitalarios de los pacientes con tratamientos crónicos de dispensación hospitalaria desde enero a septiembre de 2021 en los centros pilotos del programa de actuación de la Conselleria. En las oficinas de farmacia de la provincia se han entregado ya en torno a 7.300 paquetes. La dispensación de medicamentos a domicilio y en los centros de salud son otras líneas del plan.

En 2020 se ajustó mediante decreto unas bases para un buen programa de atención farmacéutico para los pacientes que viven en los centro sociosanitarios con independencia de su titularidad. El año pasado se culminó con la integración por parte de los servicios de farmacia en los centros de salud.

Acceso principal al Hospital Virgen de los Lirios de Alcoy. JUANI RUZ

El conseller de Sanidad, Miguel Mínguez, señaló al respecto que "se está configurando una nueva forma de atención farmacéutica que permita una atención más próxima al paciente, sobre todo a aquellas personas que padecen una enfermedad crónica y que requieren una mayor atención". 

El programa, iniciado en abril de 2020, sigue ayudando a aquellos pacientes que tienen dificultad para desplazarse a los hospitales de Alicante. "Durante los meses más complicados del covid la mejor opción era dispensar los medicamentos en los centros de salud de manera que aquellos pacientes que vivían lejos del hospital o en otro pueblo pudiesen acercarse a la farmacia o al centro más cercano", afirmaron trabajadores hospitalarios.

La medida fue inicialmente dirigida a los enfermos que no estaban ingresados pero sí necesitaban un seguimiento de su situación. La medicación que se dispensaba era para varios tipos de enfermedades como el VIH, esclerosis múltiple, psoriasis o fármacos contra el cáncer de manera oral.