El Sindicato Médico CESM mantiene la convocatoria de huelga de profesionales sanitarios para los días 6 de marzo, 3 de abril y 8 de mayo ante la "sobrecarga asistencial" actual después de que la reunión que han mantenido esta tarde por espacio de tres horas sus representantes y un equipo negociador de la Conselleria de Sanidad con su titular, Miguel Mínguez, al frente, haya terminado de nuevo sin acuerdo.

Las partes celebrarán otro encuentro la próxima semana en el que la Conselleria de Sanidad presentará un nuevo borrador de propuestas en otro intento de cerrar el conflicto y evitar los paros. El secretario general del Sindicato Médico, Víctor Pedrera, ha explicado que se ha producido cierta aproximación de posturas en algunos puntos y que esperarán a recibir la nueva oferta para "analizar una por una" las propuestas, por lo que al menos habrá dos reuniones más entra ambas partes.

"Hemos marcado nuestras líneas rojas y no se han cerrado, lo que es importante", ha abundado el representante. Entre ellas, el topaje de agendas médicas con un número máximo de pacientes y el número de guardias a realizar por médico. El conseller ha estado presente en este encuentro, que en todo caso no ha fructificado, por lo que el sindicato convocante mantiene de momento la convocatoria de huelga para unos diez mil sanitarios en el caso de la provincia de Alicante.

Sanidad

Por su parte, la Conselleria de Sanidad considera satisfactoria la reunión mantenida esta tarde, que "ha servido para avanzar en los principales puntos de negociación, así como acercar un acuerdo que resulte positivo tanto para los profesionales como para la atención que recibe la ciudadanía". Así, confirman que el Sindicato Médico y la Conselleria de Sanidad han acordado mantener un nuevo encuentro en las próximas semanas para seguir acercando posturas. 

"La reunión ha servido para avanzar en los principales puntos de negociación, así como acercar un acuerdo que resulte positivo tanto para los profesionales como para la atención que recibe la ciudadanía"

Conselleria de Sanidad

"La Conselleria de Sanidad está totalmente comprometida con los procesos de negociación abiertos, tanto con el Sindicato Médico como el que mantiene en la Mesa Sectorial, integrada por los seis sindicatos mayoritarios del ámbito de la Sanidad, un foro en el también que se sigue avanzando y cerrando acuerdos en el calendario de negociación".

Los médicos de la Comunidad estaban inicialmente convocados a parar los 17 y 18 de enero pero el Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana tomó la decisión de posponer las jornadas de huelga anunciadas por la situación epidemiológica del momento y la sobrecarga del sistema sanitario con la incidencia de enfermedades respiratorias.

"Es una medida que tomamos ante la imposibilidad de llegar a un acuerdo con la Conselleria de Sanidad y basándonos fundamentalmente en no darle la oportunidad de acusarnos, aunque sea falsamente, de participar del colapso actual que se está produciendo en todos los niveles asistenciales", señaló el secretario general del Sindicato Médico de la Comunidad Valenciana, Víctor Pedrera.

El nuevo calendario de jornadas de huelga se fijó para los primeros lunes de mes de los tres próximos meses. Concretamente los días 6 de marzo, 3 de abril, y 8 de mayo. También incluye concentraciones de protesta entre las 8.30 y 9.30 horas en los centros hospitalarios y de Atención Primaria de la Comunidad Valenciana durante los días 15 y 22 de febrero y 1 de marzo.

La convocatoria parte del Sindicato Médico CESM y se declara en todos los servicios públicos sanitarios dependientes de la Generalitat: Atención Primaria, hospitalaria, especialista, personal del SAMU, los médicos internos residentes (MIR) y el resto de personal facultativo en formación. Ya se lo han comunicado al conseller de SanidadMiguel Mínguez.

Los convocantes denuncian que la Sanidad Publica se ha degradado hasta límites insospechados por la falta de profesionales médicos, el colapso de los centros de salud y hospitales, las listas de espera inasumibles, ausencia total de protección en agresiones a personal sanitario, condiciones de trabajo deplorables con jornadas interminables, servicios sin médicos, (SAMU), retribuciones tercermundistas, contratos basura,...y reclaman una Sanidad de calidad y el reconocimiento de los médicos.

"Las circunstancias tanto de contrataciones como de precariedad, salariales y de condiciones de trabajo en el ámbito de Atención Primaria, de especializada y en el SAMU distan en algunos casos muy poco de otras comunidades y en algunos casos estamos mejor y en otros peor. Por lo tanto, las circunstancias globales son exactamente las mismas para plantear un conflicto como en el resto de comunidades", argumentó en su día Pedrera.