El descenso en el número de pacientes que acuden a los centros de salud con gripe, covid o virus respiratorio sincitial da una tregua a Atención Primaria, donde antes de Navidad las agendas de los médicos y pediatras estaban muy saturadas con una media por encima de sesenta pacientes por facultativo al día.

Esta mejoría en la incidencia de los virus respiratorios ha permitido que el cupo máximo de muchos médicos de cabecera de la provincia haya bajado a cuarenta pacientes diarios. Un respiro para el primer nivel asistencial de la Sanidad todavía insuficiente pues los médicos demandan que las agendas se topen con 30 pacientes al día para una atención de calidad.

"Los virus respiratorios nos están dando un poco de descanso", afirma Mari Ángeles Medina, presidenta de la Sociedad de Medicina Familiar y Comunitaria. Ahora están llegando a las consultas más pacientes con virus gastrointestinales que cursan con cuadros de vómitos y diarreas en gente joven y adulta, "algunos episodios muy agudos que dejan al paciente fuera de juego".

Se trata de afecciones causadas por adenovirus con afectación al tracto intestinal y que pueden acompañarse de catarros en vías altas. "Son virus de guardería y de niños pequeños que se transmiten a personas más mayores. Es una manifestación más de los virus estacionales", sostiene Medina.

Los médicos de Familia destacan también que hay menos pacientes que consultan en Urgencias. Consideran muy necesario un mayor conocimiento de la población a la hora de acudir con cualquier síntoma para que los facultativos puedan realizar un mejor seguimiento de las enfermedades crónicas.

Pese al respiro que están dando el gripe, el covid y la bronquiolitis a las consultas, el descenso de temperaturas de este semana es observado con recelo por los médicos pues temen que la incidencia de virus respiratorios vuelvan a subir en unos días.

En este sentido, los facultativos recuerdan a la población que algunos virus respiratorios y resfriados cursan también con vómitos y diarrea, entre otros síntomas intestinales; y recomiendan hacerse el doble test de gripe (circula sobre todo de la cepa A) y covid que se dispensa en farmacias.

También las Urgencias hospitalarias pediátricas han mejorado su situación, así como la hospitalización. Como en los centros de salud, los cuadros respiratorios han bajado y han subido los gastrointestinales, que han reaparecido pero en general estos servicios están más tranquilos.

Pandemia

Desde la pandemia la demanda de pacientes ha crecido en los centros de salud de la provincia hasta un 25%. La Sociedad de Medicina Familiar y Comunitaria ha alertado reiteradamente de la saturación en las consultas, con hasta 60 pacientes de media al día que atender por médico pese a que los profesionales consideran que las agendas no deberían sobrepasar las 30/35 visitas diarias contando todo tipo de asistencia.

Medina sostiene que los médicos de familia están ejerciendo hasta un 40% de actividad que no es médica, asuntos que podrían solucionar enfermeros comunitarios o técnicos superiores sanitarios, "roles profesionales muy necesarios para que podamos ejercer solo de médicos". La alta demanda supone que los médicos de los centros de salud tarden una media de seis días en recibir al paciente cuando lo ideal sería la mitad.

También el Foro de Médicos de Atención Primaria ha denunciado reiteradamente la situación en los centros de salud, con plantillas muy ajustadas de médicos y pediatras, a las que se suma un aumento de la demanda de pacientes que explica esas puntas de atención. Una suma de factores que aúna la falta de especialistas y los retrasos acumulados desde la crisis sanitaria pese a que los médicos se van poniendo al día en el seguimiento de las patologías crónicas. Una de las peticiones del Sindicato Médico en sus reuniones con la Conselleria de Sanidad ante la convocatoria de huelga de sanitarios es que se topen las agendas médicas.

Incidencia

La incidencia de la gripe casi se ha duplicado en la tercera semana del año en la Comunidad Valenciana (ha subido un 82,1%) hasta los 100,2 casos por cada 100.000 habitantes frente a los 54,9 casos de la semana anterior. Por contra, el covid ha bajado un 30% hasta los 98 casos frente a los 142,3 casos de la semana anterior, y la incidencia del virus respiratorio sincitial (VRS) ha descendido un 58,81%, al pasar de 133,3 casos a 54,9.

Así se desprende del último boletín del Sistema de Vigilancia de Infecciones Respiratorias Agudas (SiVIRA) publicado por la Conselleria de Sanidad, que hace un seguimiento de la evolución de los virus respiratorios. No obstante, como ya han notado los médicos de Primaria en sus consultas, las infecciones respiratorias agudas han bajado un 4% por ciento en la última semana hasta situarse en 1.075,7 casos por cada 100.000 habitantes frente a los 1.120,9 casos del periodo anterior.

Aún así, la incidencia de estas enfermedades sigue por encima de los 751 casos de media nacional. En hospitales, la incidencia de este tipo de infecciones graves también ha bajado al situarse en un 14,9 casos por 100.00 habitantes frente a los 29,3 del periodo anterior.