Otra obra que se queda sin empresa por el retraso en la aprobación del Presupuesto de 2022, que no entró en vigor hasta principios del mes de abril. La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante ha aprobado este martes, en su sesión ordinaria, al resolución del contrato de las obras de urbanismo comercial en la calle O'Donnell. Con este proyecto, según el bipartito, se pretendía "revitalizar y recuperar una importante zona comercial situada en el núcleo urbano de nuestra ciudad, reurbanizándola y logrando que estas vías presenten un aspecto más amable y accesible, mejorando los itinerarios peatonales y la movilidad diaria de todos los ciudadanos que transitan diariamente y fomentando que mejore su entorno".

La iniciativa también contemplaba la intervención entre la avenida de Maisonnave y el acceso a la zona de parking, y hasta la avenida de la Estación, y con ella se buscaba "mejorar la fluidez y movilidad del peatón, reducir la intensidad de circulación, y se van a mantener reubicándolas las dos zonas de carga y descarga, así como las zonas reservadas para los contenedores, y se realizará un refuerzo del firme de toda la calzada y las vías de intervención".

Según consta en el expediente, el bipartito adjudicó las obras en noviembre de 2021, por 230.153 euros (IVA incluido) a Categor Obras, al tratarse de la oferta mejor en la relación calidad-precio. El contrato se formalizó el 1 de diciembre de 2021.

A finales de diciembre se procedió a firmar el acta de replanteo, que es el trámite previo al arranque de la actuación. De hecho, estaba previsto que los trabajos arrancasen el 10 de enero de 2022. Tenían un plazo de ejecución de tres meses. Sin embargo, esa fecha no se cumplió, suspendiéndose los plazos el 20 de enero. “No habiéndose aprobado el presupuesto municipal 2022 y comprobándose que no se ha iniciado la obra, se insta en este acto al aplazamiento indefinido de la misma, hasta la comprobación de existencia de crédito en el presupuesto municipal que garantice el abono de los futuros trabajos a comprometer según proyecto. Por todo lo anterior, se propone y queda rubricado en este documento, una suspensión indefinida del inicio hasta la comprobación de crédito en el presupuesto municipal, momento en el que el Ayuntamiento comunicará el inicio de la obras”, según consta en el expediente municipal.

Tras la aprobación definitiva del presupuesto a finales de marzo, dos meses después se publicó el primer expediente de modificación de crédito de presupuesto municipal 2022 de este Ayuntamiento, "fecha a partir de la cual es posible iniciar las obras al existir ya consignación presupuestaria con la que abonar los gastos del contrato".

Sin embargo, no fue así. El director facultativo de las obras, en diciembre del pasado año, emitió un nuevo informe en el que manifestaba "que durante el lapso de tiempo transcurrido se ha producido una inestabilidad del mercado, existiendo un incremento ostensible del precio de las materias primas y suministros de productos manufacturados, materiales de construcción en general, electricidad y combustibles que repercuten directamente en la inviabilidad de la ejecución del contrato por el desbocado incremento de los precios de ciertas partidas del presupuesto del contrato debido a la actual crisis de inestabilidad".

Así, a modo de conclusión, el funcionario señala que "ante la imposibilidad de poder ejecutar las obras con los precios originales del proyecto aprobado y de conformidad con la oferta en su día presentada y tras consensuarlo con la empresa contratista, se propone resolver el contrato de mutuo acuerdo". No procede, según añadía, indemnización por daños y perjuicios.

En el expediente aprobado consta también un escrito del representante del contratista en el que manifiesta su conformidad expresa con la resolución del contrato por mutuo acuerdo, indicando además "que no se exigirá ni reclamación ni ningún tipo de gasto por las partes contratantes y solicita la devolución de la garantía depositada con motivo de dicho contrato".

Otro contrato resuelto

La Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Alicante también ha procedido este martes a resolver un segundo contrato, tras el visto bueno del Consell Jurídic Consultiu. Se trata de la renovación de la red de datos municipales, que se adjudicó en diciembre de 2022 a Unitronics Comunicaciones. En este caso, eso sí, el Ayuntamiento incautará la garantía depositada por la empresa, que rondaba los 15.400 euros.