Ha sido el gran remedio ante la paralización de las actividades en los quirófanos que supuso el trago de la pandemia. Los hospitales de la provincia de Alicante incrementaron en el último año en un 53,6 por ciento las intervenciones quirúrgicas efectuadas a través del programa de autoconcierto, que son las que se llevan a cabo fuera de la jornada laboral ordinaria. Se trata de un porcentaje parejo al de la Comunitat Valenciana, donde ese aumento alcanzó el 56,2%. O por explicar las estadísticas de otra forma, en los hospitales alicantinos se llevaron a cabo12.982 autoconciertos frente a los 8.450 de 2021.

 

Es una estrategia que seguirá adelante. Según ha manifestado este domingo el conseller de Sanidad, Miguel Mínguez, “durante este año vamos a destinar 9 millones de euros más que el año pasado para potenciar las intervenciones quirúrgicas por autoconcierto. De esta manera, se podrá seguir reduciendo la lista de espera de aquellas patologías con mayor demora”.  De hecho, para este año 2023 la Conselleria de Sanidad destinará 25 millones de euros para poder realizar operaciones en los hospitales públicos fuera de la jornada laboral, frente a los 16 millones de euros presupuestados en el año 2022. 

Las operaciones más frecuentes

En cuanto a las patologías, del total de intervenciones que se realizan de forma vespertina, las operaciones de cataratas representan el 20% del total de autoconciertos, que es una de las patologías con mayor número de pacientes, por lo que el incremento de intervenciones quirúrgicas permitirá reducir la lista de espera. Asimismo, más de la mitad de las intervenciones por autoconcierto son , además de por cataratas, por hernias, patología genital masculina, lipomas, quistes, túnel carpiano y osteoartrosis de cadera y rodilla, entre otras. 

 

El incremento de intervenciones por autoconcierto es especialmente significativo en determinadas patologías. En este sentido, las operaciones de cataratas a través de este programa han pasado de 4.451 en 2021 a un total de 6.096 intervenciones en 2022 dentro del ámbito en este caso autonómico. En cuanto a intervenciones de hernias abdominales, las intervenciones se han incrementado de 1.867 en 2021 a 2.737 el año pasado. 

 

Además, han subido las intervenciones por autoconcierto de trastornos genitales masculinos tipo fimosis o hidrocele (de 1.150 a 1.965), lipomas (1.043 a 1.782), trastornos cutáneos como quistes sebáceos y epidérmicos (964 a 1.738), túnel carpiano (591 a 839), osteoartrosis de cadera y rodilla (598 a 809) o trastornos de dientes y encías (480 a 815), entre otras patologías que también se han incrementado.  

Medidas para reducir la lista de espera 

 

Miguel Mínguez ha remarcado “la importancia de este incremento de actividad en los quirófanos, de ahí que hayamos aumentado el presupuesto para que este ritmo siga creciendo durante todo el año” y ha recordado que “el autoconcierto es una medida más entre las diversas actuaciones que ha puesto en marcha la Conselleria de Sanidad para reducir la lista de espera después de que la pandemia nos obligara a reducir la actividad quirúrgica".

Por ello, desde Sanidad "se ha realizado un importante esfuerzo para recuperar la actividad quirúrgica y la normalidad asistencial, y para ello, hemos puesto en marcha medidas muy específicas que están siendo muy efectivas y que van a permitir reducir los tiempos de espera de los pacientes para pasar por quirófano”. 

 

De hecho, la conselleria ha puesto en marcha Unidades de Control de la Demora en los 24 departamentos de salud. Estas unidades se hacen cargo de coordinar y controlar los tiempos de demora de las distintas especialidades, lo que permite la puesta en marcha de acciones específicas en función de las necesidades de cada servicio asistencial. En cuanto a los servicios con mayor demora, como son Oftalmología y Traumatología (que representan el 50% de la lista de espera) cuentan actualmente con grupos de trabajo específicos. Además, se ha creado un grupo específico para cirugía maxilofacial.