2 Billetes de AVE Gratis Información

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Barcala se queda solo: la oposición reitera el "no" al Presupuesto de 2023 para Alicante

El bipartito cierra la ronda de negociaciones previa a la Comisión de Hacienda sin conseguir el aval de ningún grupo - Vox reitera que rechazará el documento si no hay marcha atrás con la zona de bajas emisiones, mientras que Compromís eleva el órdago de la izquierda: desbloqueará las cuentas si el alcalde destituye a la edil Julia Llopis

La concejala de Hacienda, Lidia López, durante la reunión de este miércoles con los concejales de Vox JOSE NAVARRO

La proximidad con las urnas del 28-M y la escasa voluntad negociadora mostrada por el bipartito de Alicante durante los últimos meses están a punto de abocar al fracaso el Presupuesto para 2023. Salvo un giro inesperado de los acontecimientos, ningún grupo municipal permitirá al gobierno liderado por Luis Barcala "salvar" las cuentas para un año marcado por las elecciones municipales. Así Alicante tendrá que continuar el año con el Presupuesto prorrogado, lo que obligará a realizar modificaciones puntuales para no perder fondos europeos o para impulsar la construcción, entre otros, del colegio El Somni.

La ronda de contactos con la oposición, que arrancó este martes con Unidas Podemos, ha concluido este miércoles con Vox y Compromís, ya que el PSOE ya anunció que no se sentaría en torno a la mesa si el PP y Ciudadanos no se comprometían a retirar la ordenanza contra la mendicidad.

Tras las dos reuniones de esta mañana, nada ha cambiado. Ni la coalición de izquierdas y la formación de ultraderecha han reculado en el rechazo mostrado en un primer momento. Los primeros han elevado hoy el órdago de la izquierda, reclamando la destitución de la concejala de Acción Social, Julia Llopis, para desbloquear la aprobación del Presupuestos. Los segundos, por su parte, han mantenido el pulso anunciado al iniciarse la fase de enmiendas: o la zona de bajas emisiones o las cuentas.

La posición (al menos inicial) de los grupos se confirmará este viernes, en la Comisión de Hacienda convocada por el equipo de gobierno. Será un trámite previo a la que sería la votación definitiva del Pleno municipal. El bipartito necesita la abstención de un grupo de la oposición para aprobar el dictamen favorable (primero) y el Presupuesto de manera inicial (después). También puede darse el caso de que un grupo emita un voto en la comisión y otro distinto (el determinante) en la sesión plenaria, que el bipartito parece que solo tiene intención de convocarlo si sale airoso de la Comisión de Hacienda.

Explicaciones

Desde Vox, el portavoz municipal, Mario Ortolá, ha señalado tras la reunión de esta mañana que su grupo "sigue firme". "Defenderemos jurídicamente nuestra enmienda a la totalidad durante la comisión de este viernes. Nuestra postura no ha cambiado respecto a lo que se incluye en esa enmienda, no pretenden facilitar la tramitación de un documento que hace seguidismo a la izquierda y que incluye la decisión política más grave a la que se van a enfrentar los alicantinos en las últimas décadas", en alusión a la zona de bajas emisiones, que el bipartito sigue sin concretar pese a que el alcalde, Luis Barcala, anunció en el último pleno que se realizaría una puesta de largo del proyecto.  

Por su parte, el portavoz de Compromís, Natxo Bellido, ha explicado que en el primer contacto con el bipartito (antes de la aprobación del documento en Junta de Gobierno) "se aseguró" que habría un nuevo contacto "una semana después" que "nunca se produjo". "Entendimos que descartaban totalmente la vía de negociación con Compromís y suponíamos que con el resto de la oposición. Como no tenemos abierta esa vía, porque en las enmiendas vivas no hay margen ya para poder tener una negociación presupuestaria, planteamos un acuerdo político para desbloquear el Presupuesto. Nosotros exigimos la dimisión de Julia Llopis, a la que consideramos culpable de buena parte de los problemas de este gobierno". Por otro lado, Bellido también ha lamentado que el "alcalde, que dijo que iba a poner toda la carne en el asador en esta negociación, luego ni se ha presentado a la negociación, pese a que dice que el Presupuesto es muy importante".

Un instante de la reunión del gobierno local con Compromís informacion.es

El PP "rompe" con Vox, su aliado este mandato

En respuesta, la concejala de Hacienda y responsable de la negociación del Presupuesto, Lidia López, ha lamentado este miércoles que "Vox se una a los grupos de la izquierda para bloquear unos Presupuestos necesarios para que la ciudad siga avanzando”. Tras una nueva ronda negociadora con la oposición, la edil ha rechazado “las cábalas y cálculos electoralistas de todos los grupos de la oposición, que anteponen sus intereses a los de los alicantinos y Alicante”.

En sus declaraciones, el bipartito ha volcado la responsabilidad sobre la oposición, a pesar del escaso espíritu negociador mostrado desde que se empezó a redactar con las cuentas, con solo dos reuniones con la oposición (una de ellas, la última, con el documento ya elaborado). “Estamos convencidos de que los alicantinos tomarán buena nota de la actitud de Vox, que se ha alineado con las tesis de los socialistas, de Compromís y Unidas Podemos para bloquear las cuentas públicas de 2023 en una clara demostración de que no son partidos de Gobierno para defender los intereses generales de la ciudad”, ha añadido López.

En sus palabras, la concejala del PP ha centrado sus críticas en Vox, el grupo que ha sido el principal aliado del bipartito durante este mandato, permitiendo la aprobación de los anteriores Presupuestos y también de la controvertida ordenanza contra la mendicidad. "Tras escuchar a estos tres grupos, es triste comprobar cómo Vox comparte la misma postura que la izquierda más radical en su rechazo a unos Presupuestos necesarios para que la ciudad siga avanzando en un año clave para consolidar la recuperación económica tras dos años de pandemia”, ha recalcado Lidia López.

Compartir el artículo

stats