Casi cien días después, el ascensor del Castillo de Santa Bárbara vuelve a estar en funcionamiento. Así lo ha confirmado este viernes la empresa gestora de las actividades de ocio del Castillo a través de una escueta publicación en sus redes sociales.

Hace más de tres meses, una avería dejó sin servicio —de nuevo— a unos elevadores que conectan el entorno de la playa del Postiguet con la fortaleza. El acceso al castillo más visitado de la ciudad ha estado limitado en varias fechas clave para el sector turístico de Alicante en este tiempo, como son las Navidades, la celebración de la Ocean Race o la llegada de varios cruceros con más de 10.000 turistas a bordo.

Hasta ahora, el Patronato municipal de Turismo indicaba en su página web que el acceso al castillo a través del ascensor estaba "fuera de servicio debido a una avería técnica". La principal alternativa eran los microbuses, los cuales han portado en febrero a 7.682 pasajeros tras establecer su cabecera en la Puerta del Mar, según datos del propio Patronato.

Pieza a medida

El elevador está ya en funcionamiento desde su base en la avenida Juan Bautista Lafora, frente a la playa del Postiguet, y recupera su precio de 2,70 euros, excepto para pensionistas o personas mayores de 65 años, niños menores de 5 años y funcionarios en el desempeño de sus funciones y cuerpos y fuerzas de seguridad en acto de servicio.

Ante las continuas averías, el bipartito adquirió el pasado febrero un generador externo. La pieza en cuestión estaba hecha "ex profeso" para el elevador con el objetivo de evitar las nuevas averías que "preocupaban" al Ayuntamiento de Alicante, como reconocía la propia vicepresidenta y concejala de Turismo, Mari Carmen Sánchez, que calificó las continuas averías como "un problema molesto para todos y también para los turistas" y trató el asunto en febrero de cuestión "histórica".

Fuentes del Patronato de Turismo han confirmado este viernes que la pieza encargada ha llegado a principios de este mes, como estaba previsto, por lo que se ha podido volver a poner en marcha el ascensor.