Somos Mediterrania organiza una cadena humana en la Albufereta para exigir una nueva Ley de Costas

La acción también ha tenido representación en playas de Guardamar del Segura, Dénia y Torre de la Horadada

Unas 50 personas han participado en la cadena humana de la Albufereta

Unas 50 personas han participado en la cadena humana de la Albufereta / Héctor Fuentes

Una gran cadena humana abraza y protege las playas del litoral alicantino. Esta ha sido la acción que la plataforma Somos Mediterrania ha organizado en la mañana del sábado 5 de agosto para protestar contra una Ley de Costas que consideran que no ha protegido "nuestras playas, con sus arenales, su biodiversidad, zonas urbanas y los bienes con valor histórico y cultural de nuestros municipios".

La concentración ha tenido lugar a las 12:30 en varias playas y calas de la Comunidad Valenciana y Murcia. La Albufereta ha sido uno de los principales escenarios donde se ha podido ver esta manifestación. En ella, unas 200 personas, según datos de la organización se han puesto en fila, formando una cadena humana, para reivindicar una actualización en la normativa de Costas. Así, con pancartas y alguna banderola de SOS Albufereta, se ha realizado una concentración de una media hora de duración que ha servido para mostrar las zonas más erosionadas de la playa y para exigir "arreglos definitivos".

A su vez, también ha habido representación de Somos Mediterrania en arenales de Guardamar del Segura y Torre de la Horadada. En Dénia, por su parte, la manifestación se ha llevado a cabo por medio de dos asociaciones: AAVV Deveses-Basot y la AAVV de defensa de las playas del norte de Dénia.

Uno de los puntos más afectados por la erosión en la Albufereta

Uno de los puntos más afectados por la erosión en la Albufereta / Héctor Fuentes

En este sentido, la plataforma alega que "más del 60% de los arenales de nuestras playas se están hundiendo porque no llega la arena que retienen los puertos y los embalses construidos desde mediados del siglo pasado". Como solución, abogan por exigir al Gobierno una nueva Ley de Costas "más sensible" en relación a la preservación del patrimonio natural y a las preocupaciones de los ciudadanos.

Entienden, además, que hay que recuperar "un Dominio Público que ha sido gravemente deteriorado". Por ello, piensan que la nueva normativa de Costas tiene que garantizar y priorizar "la preservación de los derechos legítimos de los ciudadanos, la preservación del medio ambiente y de nuestro patrimonio territorial, y no el abandono del mismo".

35 años

La plataforma que ha impulsado esta concentración, Somos Mediterrania, expone reiteradamente que la actual Ley de Costas ya ha cumplido 35 años, hecho que, entienden, debería haber servido "para proteger nuestras playas y sus arenales". En cambio, expresan que durante estos años se ha contado "con unas administraciones que han mirado hacia otro lado", justificando de esta forma que "se haya tolerado que más del 60% de los arenales de nuestras playas y el 90% de los deltas se estén hundiendo porque no les llegan los sedimentos que se retienen en las presas de los embalses y en los espigones en puertos y playas".

Como solución a esto, añaden que "es necesario que la gestión del sedimento sea considerada como una nueva categoría de impacto medioambiental, solo así se podrán articular los mecanismos adecuados para frenar el daño medioambiental, restaurar el daño y exigir responsabilidades". Por tanto, consistiría en actualizar la vigente Ley de Costas con una nueva normativa que atendiese sus demandas y sus quejas.