¿Ya sabes qué estudiar? Estas son las carreras en las que conseguir un trabajo y cobrar mucho dinero

Un estudio del Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas, en colaboración la Fundación BBVA, analiza la inserción laboral de los diferentes grados universitarios

Guía de la Selectividad 2024 en Alicante

INFORMACIÓN

Gonzalo Sánchez

Las Ingenierías y las Ciencias de la Salud repiten como las carreras con más salidas y mejores salarios de las universidades valencianas. Así lo apunta un informe realizado por el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE) en colaboración con la Fundación BBVA.

Y no solo eso, la situación laboral de los universitarios en general ha mejorado mucho en la última década. En 2013 el paro era casi del 30 % entre los egresados, y ahora se queda en el 12,5 %. En una década ha crecido la tasa de ocupación a la vez que ha bajado la de paro y la que mide el sobrecualificación para el puesto. El peso de los másters para encontrar un buen trabajo es cada vez más importante.

El informe analiza la situación de grupos de estudiantes que acabaron su carrera entre 2013 y 2018, y se centra en su situación laboral los 4 años siguientes a titularse. Lo que más determina el acceso al mercado y la calidad del empleo son los estudios cursados, pero también el máster o el género (las mujeres siguen cobrando menos).

Así "los egresados en Ciencias de la Salud, Ingenierías o Arquitectura siguen disfrutando de una mayor inserción laboral, porcentajes de empleo y salarios más elevados", destaca el informe. Por contra, los de Artes y Humanidades "se enfrentan a mayores dificultades".

Los estudios con más salidas

El IVIE mide la inserción laboral en base a varios criterios: tasa de empleo, ingresos mensuales mayores de 1.500 euros o ajuste del empleo a los estudios cursados. En base a estos parámetros, Medicina es la carrera número uno en el ranking, ya que tiene una tasa de empleo del 95 %, un ajuste del 99,9 %, y nueve de cada diez egresados cobran más de 1.500 euros.

Le sigue Ingeniería Aeronáutiva con una tasa de empleo y un ajuste del 96 %, y un 91,8 % de los egresados que cobran más de 1.500 euros a los cuatro años de licenciarse. Ingeniería de Computadores, Ingeniería en Tecnologías Industriales e Informática tienen resultados similares.

Tras las Ingenierías destacan carreras como Odontología, con una tasa de empleo del 96 % y un ajuste del 100%, sin embargo, los egresados que cobran más de 1.500 euros se reducen al 68 %. Farmacia y Enfermería se cuelan en el top 20 de mejores carreras entre muchas otras Ingenierías, mientras que en el puesto 21 se sitúa la carrera de Matemáticas, donde la tasa de empleo es del 89 %, el ajuste de un 90 %, y 7 de cada diez titulados cobran más de 1.500 euros al mes. Otra carrera con una tasa de empleo bajísima es podología, con un 96 % de exalumnos trabajando, sin embargo solo el 41 % cobra más de 1.500 euros.

Otras carreras con una elevadísima tasa de empleo son Ingeniería Electrónica (97,5 %), Desarrollo de Software (97,4 %) o Ingeniería de Telecomunicaciones (97%). En cuanto al porcentaje de egresados cobrando más de 1.500 euros destaca -además de las ya mencionadas- Ingeniería Naval, donde el 86 % supera esta cifra salarial.

Las carreras más demandadas

Las mejores carreras a nivel laboral no tienen por qué coincidir con los estudios más demandados, y hay dos ejemplos de ello. El caso de Podología, con un paro muy bajo pero una demanda ajustada, y el de Administración de Empresas, que todos los años se sitúa como una de las tres carreras más demandadas por los estudiantes, aunque se sitúe bajo en el ránking elaborado por el IVIE. El ajuste al empleo de ADE es de un 58 %, lo que significa que casi la mitad de los egresados acaban trabajando de algo distinto a lo que habían estudiado. A pesar de esto y de que la mitad no llega a ganar 1.500 euros al mes sigue siendo de las más demandadas.

Según los datos más recienes, la carrera más demandada en las universidades valencianas fue Medicina en la Universitat de València, con 3.015 estudiantes (2.159 mujeres), que la solicitaron. Le siguen Medicina en la Universidad de Alicante (1.643), Enfermería en la UV (1.492), Psicología en la UV, Enfermería en la UA, Educación Primaria en la UV, Medicina en la Universidad Miguel Hernández, Odontología en la UV y Educación Primaria en la Universidad de Alicante.

Esta clasificación a penas varía entre las mujeres (mayoría en la universidad), mientras que entre los hombres se cuelan carreras como Ingeniería Mecánica o Ingeniería Informática entre el top 10 de estudios más solicitados. Biomedicina y Fisioterapia son dos carreras con un porcentaje altísimo de ajuste del empleo a los estudios, mayor del 95 %.

Notas de corte más altas

Las notas de corte más altas de las universidades valencianas suelen reservarse para los dobles grados, con una oferta muy pequeña pero muchísimas salidas. Según los resultados de las últimas PAU la carrera con la nota de corte más alta es el doble grado de Ingeniería Informática y Matemáticas, con un 13.65 sobre 14 en la UPV. Le sigue el doble grado de Física y Matemáticas en la UV, con un 13,5 de nota de corte.

En el resto de universidades, la nota de corte más alta corresponde a Medicina, con un 13,2 en la Universidad Miguel Hernández de Elche, un 13, 306 en la Universidad de Alicante o un 13,25 en la Universitat Jaume I de Castellón.

Menos salarios y peores contratos para las mujeres

El estudio del IVIE y el BBVA también analiza las diferentes oportunidades en función del género de la persona. Aunque en la tasa de afiliación y ajuste del puesto a los estudios la brecha se ha reducido hasta llegar a la práctica igualdad, ellas siguen cobrando 1.768 euros menos al año.

Por otra parte, el porcentaje de trabajos a tiempo completo es un 9,4 % mayor para ellos, y también el de contratos indefinidos (12,2 %). Ellas solo están por encima en este indicador en la carrera de Artes y Humanidades. En el análisis de la brecha salarial por titulaciones, el estudio revela que las mujeres cobran menos en 74 de 92 titulaciones analizadas, además, en 50 de estas la diferencia es superior a los 1.000 euros. Todo ello a pesar de que las mujeres representan el 57 % del estudiantado de grado y máster de las universidade, y a que "acceden a las universidades con iguales o mejores calificaciones que suys compañeros varones, y tienen mejor rendimiento en sus estudios", apunta el informe.