La Plaza de Toros de Alicante, en 3D para los turistas de todo el mundo

Las nuevas visitas guiadas al coso alicantino introducen nueva realidad virtual y ganan popularidad desde hace seis meses

Dos turistas prueban las nuevas gafas de realidad virtual de la Plaza de Toros.

Dos turistas prueban las nuevas gafas de realidad virtual de la Plaza de Toros. / INFORMACIÓN

Alejandro J. Fuentes

Alejandro J. Fuentes

Poder ver la Plaza de Toros de Alicante desde el aire o torear en primera persona, como si uno fuese dueño del capote y se plantase ante el astado. Son algunas de las experiencias que ya se pueden vivir en el coso alicantino gracias a la llegada de la realidad virtual. Las visitas guiadas a la plaza, que continúan ganando popularidad desde que se pusieran en marcha el pasado 2023, suman ahora una nueva herramienta: gafas virtuales para ver en tres dimensiones. Y es que estos recorridos guiados acumulan más de 15.000 turistas desde su primera edición, en octubre. Un periodo en el que las cifras de visitantes han ido aumentando de forma progresiva, batiendo cada mes el récord del anterior, a excepción de marzo, aunque ya han recuperado la tendencia alcista. Así lo ha explicado este miércoles Pedro García, director de ToroShopping, quien ha desgranado los resultados de los tours durante estos primeros meses.

La visita guiada está formada por un recorrido a través de las puertas Grande y de Cuadrillas, los tendidos, la capilla, la enfermería, los toriles, corrales, el palco de Presidencia y el museo. Además, también incluyen una práctica de toreo de salón en el ruedo. Una experiencia que ha sido disfrutada por visitantes de más de 140 nacionalidades, entre las que destacan la polaca, inglesa, alemana, italiana, francesa y holandesa, que son quienes más han hecho uso de este servicio.

La acogida de la experiencia ha sido incluso mayor de la esperada por la organización, lo que ha motivado a implementar diferentes mejoras y actualizaciones en los tous para hacerlos todavía más atractivos a los turistas. Entre estas novedades, destacan las audioguías, que fueron implementadas tras las primeras semanas y que, poco a poco, han ido incorporando idiomas como el francés, el inglés, el alemán... o incluso el polaco, puesto que es la nacionalidad que más se interesa por conocer la Plaza de Toros de Alicante. Al margen de estos idiomas, también se está preparando el lanzamiento de las explicaciones en italiano.

Aunque, sin duda alguna, las grandes protagonistas son ya las gafas de realidad virtual. Estos nuevos dispositivos permiten sobrevolar la plaza de toros, hacer el recorrido del toro desde la manga de chiqueros hasta que salta al ruedo y poder experimentar lo que supone torear en el campo. En este caso, en la placita de tientas de la finca Lo Álvaro, donde pastan los toros de Juan Pedro Domecq.

En el evento de presentación también han participado tanto el alcalde de Alicante, Luis Barcala, como la concejala de Plaza de Toros, Mari Carmen de España. El regidor ha explicado que «esta iniciativa pone en valor todo lo que atesora un coso taurino más que centenario y muestra, al gran público, todas sus dependencias». Lo hace, además, «mediante una gestión turística profesional y modernizada, con explicaciones sencillas sobre el arte del toreo y en diferentes idiomas para responder a las inquietudes de los visitantes y a las preguntas que plantean».

Al mismo tiempo, Barcala ha destacado que «supone un atractivo más para el turismo con el que se pone en valor nuestra historia, tradiciones y patrimonio. Todo ello, en una demanda de turismo desestacionalizado, sobre todo en invierno. Funciona porque el producto turístico en muy diverso, como ocurre con estas visitas».

La plaza cuenta con visitas más personalizadas individuales y grupales, con guías propios. Además, también con recorridos combinados con una experiencia gastronómica o una visita al castillo de Santa Bárbara que, durante la visita, se puede apreciar desde una de las andanadas del coso.

Barcala abre la puerta a cobrar a extranjeros en varios monumentos

Tras la visita a la Plaza de Toros, el alcalde ha vuelto a poner sobre la mesa la posibilidad de cobrar por acceder al castillo de Santa Bárbara, como ya intentó en el pasado mandato el entonces bipartito de PP y Cs.

El regidor alicantino ha querido dejar claro una vez más que, de llevarse a cabo finalmente la medida, afectaría únicamente a la población de fuera de Alicante: «No tiene sentido que los ciudadanos paguen por algo para lo que ya pagan sus impuestos».

Aunque la futura normativa todavía se encuentra en una fase muy incipiente, el dirigente popular ha abierto la puerta a que la fórmula de cobrar una entrada para los visitantes no empadronados en Alicante pueda extenderse a otros espacios de la ciudad. Eso sí, Barcala ha indicado que el objetivo es que estos hipotéticos importes que se recauden tengan un objetivo finalista y acaben repercutiendo directamente en la conservación de sus elementos turísticos.