Entrevista | Carolina Salinas Psicoanalista

"El 60 % de los jóvenes toma ansiolíticos y antidepresivos para poder llevar adelante los estudios"

"Entre pantallas e inteligencia artificial: adolescentes hoy" centra este viernes a las 20 horas la charla-coloquio organizada por el Instituto del Campo Freudiano-Seminario de Fundamentos del Psicoanálisis en Alicante en el Club INFORMACIÓN. La ponente pertenece a la Escuela Lacaniana y a la Asociación Mundial de Psicoanálisis.

La psicoanalista Carolina Salinas en su consulta de Alicante, este jueves

La psicoanalista Carolina Salinas en su consulta de Alicante, este jueves / Pilar Cortés

J. Hernández

J. Hernández

Presentará el acto de este viernes a las 20 horas en el Club INFORMACIÓN la psicoanalista en Alicante y Brighton Amparo Tomás García con el título "Entre pantallas e inteligencia artificial: adolescentes hoy" .

¿Hasta dónde van de la mano pantallas y adolescentes?

Si quisiéramos conocer de que se trata el malestar en nuestra época, a quienes primero deberíamos recurrir, con quienes primero deberíamos conversar es con los jóvenes. ¿ De qué sufren hoy? Lo real contemporáneo impacta con fuerza sobre los adolescentes y jóvenes en primera instancia. Hay una permeabilidad en el transcurrir de su propia transición sobre la sexuación, la relación con los otros y el cuerpo que favorece ir en búsqueda de ciertas identificaciones. El tiempo de esta transición les urge resolver y allí frente a ellos se encuentra la época. Y la época del postimperio de la imagen hoy muestra todos sus efectos en la clínica mientras que del tiempo de las inteligencias artificiales incipientes y actuales, que incorporan la palabra y el conocimiento, aún sabemos muy poco.

¿Qué se sabe? ¿Cómo afecta al desarrollo neurológico y al aprendizaje el abuso de las pantallas de muchos menores?

Precisamente en la conferencia estableceremos los límites de lo neurológico sirviéndonos de la inteligencia artificial como modelo de esos límites si queremos profundizar sobre el deseo de saber. La inteligencia artificial calcula pero no piensa, razona pero no inventa, se maneja bajo posibles, adquiere habilidades sin comprensión bajo las premisas de lo neurológico. Es interesante adentrarse en la lectura de bibliografía sobre estas inteligencias para dar cuenta de que utilizan términos inscriptos bajo lo neurológico. Pero la pregunta sería, bajo estas premisas, ¿qué puede definir al sujeto? Hoy en día los adolescentes y la utilización que realizan de ChatGPT3 para elaborar sus trabajos escolares pone a debate precisamente esto que proviene de lo neurológico tratándose del conocimiento en contraposición con el deseo de saber. No se trataría tanto de acumular datos, saberes, lo importante es la pregunta que lo llevó a querer saber eso.

Como experta en trastornos de ansiedad y depresión, ¿qué efecto tiene la tecnología al respecto? 

Lo que produce la virtualidad y las pantallas es estar capturados en ellas. Una especie de secuestro afectivo en tanto aísla al adolescente de compromisos, de estar en relación con los otros, de hacer lazos. La pantalla tiene una batería y una manera de acabarse, y queda una soledad radical, ahí se produce algo de ansiedad y depresión, una especie de cosa bulímica. No es de extrañar que el cuerpo en la época del postimperio de las imágenes comience a ponerse en juego. Lo imaginario cobra protagonismo esencialmente en los jóvenes. 

"Lo que produce la virtualidad y las pantallas es estar capturados en ellas. Una especie de secuestro afectivo en tanto aisla al adolescente de compromisos, de estar en relación con los otros, de hacer lazos"

¿Cómo se presenta en consulta?

Se nos presenta en la clínica de tratamiento las escarificaciones en el cuerpo (cortes e incisiones), ideas e intentos suicidios, actos autolíticos...Tenemos por ejemplo el fenómeno del hikikomori , un aislamiento que no pertenece únicamente a la cultura japonesa sino que lo estamos comprobando también en España, para lo cual resulta fundamental estudiar las consecuencias de esta época postimperio de las imágenes en las relaciones amorosas y las nuevas maneras de hacer lazos. Por ejemplo, las novedosas formas de construir y hacer un cuerpo donde las cirugías tempranas en los adolescentes y las modas de los gimnasios están cobrando una relevancia interesante. Resulta fundamental estudiar los efectos de la sexualidad. Cuando un joven viene y te dice "he dormido con una chica", se trata de dormir cada uno con el móvil enfocado a sus caras mientras duermen cada uno en su cama sin poner en juego el resto del cuerpo. La comunicación en las parejas se produce también en las nuevas plataformas. Es curioso pero durante el tratamiento hay que preguntar de qué manera se producen esas conversaciones, que se establecen por whatsApp, incluso discusiones de pareja.

¿Qué otros trastornos ven en el día a día en general y en adolescentes?

En general son trastornos que tienen que ver con el deseo, que no lograr dilucidarse. Vivimos en un contemporáneo con automatizaciones que no sabemos nada del deseo de los jóvenes. ¿Qué promueve esto? La angustia, la ansiedad y esencialmente la depresión. Es curioso que casi el 60 % de la población juvenil necesite tomar antidepresivos y ansiolíticos para poder llevar adelante los estudios escolares y universitarios. Unos van de la mano del otro. Según un estudio de la fundación FAD, el 25 % de los jóvenes entre 15 y 25 años han consumido psicofármacos relacionados con la depresión; el 56 % asegura haber sufrido un trastorno de salud mental y el 38 % han tenido ideas suicidas.   

¿De qué sufren los jóvenes?

En el tiempo de la psicología del "tú puedes con eso y más"; del "ámate a ti mismo" paradójicamente triunfa la melancolía en los jóvenes. La depresión es un efecto de este impulso del exceso, de lo que nunca es suficiente en el tiempo de la psicología positiva, en el que hay una exigencia por lograr una especie de autoestima ideal que tiene como efecto tirar al sujeto como en una especie de caída libre. Como no puedo alcanzar eso, como no es posible llegar a todo, se produce un efecto de caída como si fuera un desecho.

Otra imagen de la experta

Otra imagen de la experta / Pilar Cortés

"En el tiempo de la psicología del "tú puedes con eso y más"; del "ámate a ti mismo" paradójicamente triunfa la melancolía en los jóvenes. La depresión es un efecto de este impulso del exceso"

Falta de futuro

Un estudio revela jóvenes con ideas suicidas por falta de futuro....

Esto es un producto de un sistema neoliberalista en el que estamos todos sumergidos. La precariedad tiene que ver con lo neoliberal. Aquel que no está en el sistema se tiene que bajar de él, está un poco en los orígenes del capitalismo. La paradoja es que, frente a esa precariedad está la psicología del yo, el tú puedes y más, que necesita hacer sujetos excesivamente consistentes, se presentan los trastornos de melancolía, depresión, ansiedad. Esta es la ironía y la paradoja. Hay una ausencia que dé una cierta vitalidad que deja en un aislamiento absoluto a los jóvenes. La adolescencia es una época de transición, donde se ponen en juego en cuestiones como la sexuación y la relación con los otros. Es precisamente lo que define de qué se trata ser un hombre o una mujer con toda la multiplicidad de identificaciones que hoy tenemos y cómo hacer lazos con otros que no son la familia. El tercer punto, que es el cuerpo, el que se pone en juego y su aislamiento y sustracción, es el que hace una especie de decantamiento por una depresión, por una cierta melancolía.

"La adolescencia es una época de transición, donde se ponen en juego en cuestiones como la sexuación y la relación con los otros"

Volviendo a la inteligencia artificial, ¿considera necesario hacer un buen uso en las aulas?

Tenemos un buen ejemplo en Reino Unido sobre la injerencia de la inteligencia artificial en el sistema educativo. La pandemia obligó a la cancelación de los exámenes finales de secundaria. En su lugar, un algoritmo fue el encargado de evaluar a los alumnos y poner las notas finales, una alternativa que generó polémica, críticas e incluso protestas estudiantiles. El motivo de la controversia es que dicho algoritmo no solo tuvo en cuenta para la evaluación el historial individual del estudiante o las notas de los profesores sino otros factores externos como las escuelas de donde provenían, lo que creó mayores desigualdades entre el alumnado más vulnerable. El 60% de las calificaciones de los exámenes de ese año se basaron en modelos estadísticos en lugar de evaluaciones realizadas por los profesores. Esto implicó que algunos estudiantes sobresalientes de una escuela con bajo rendimiento vieran afectada su calificación debido a que los del año anterior no obtuvieron buenos resultados en sus exámenes. Aquí se comprueba los efectos de sesgo y brecha con las que se plantean estas inteligencias.

¿Puede servir la inteligencia artificial para fortalecer el pensamiento crítico entre los adolescentes y que no se crean tanto los bulos de internet?

 El pensamiento comienza en el inconsciente, decía Lacan en su seminario de 1961. Para constituir algo de lo que hoy es nominado como pensamiento crítico se requiere la elaboración de un saber que se desconoce. La inteligencia artificial puede provocar a través de sus enunciados algo de esta elaboración, pero será solo a través de la enunciación singular. En la elección del exceso de información y datos que estas inteligencias plantean, tal vez exista alternativa del sujeto sobre ello, determinado por lo inconsciente y allí exista la posibilidad de una enunciación propia. Efectivamente el pensamiento comienza en el inconsciente.

Pantallas en los colegios

¿Apoya el control de las pantallas en las aulas? 

Se requiere alguna regulación posible pero eso no significa prohibición. La regulación implica cribar algo de lo excesivo, algo que se ha salido de sus cauces. Es una regulación impuesta y que establece el sistema educativo como norma para la convivencia escolar, pero también se necesita establecer en el entorno familiar. Regular los excesos es una de las funciones fundamentales de la parentalidad, mientras el niño y el adolescente encuentra sus propios mecanismos para hacer con ello. La apuesta es que encuentre fuera del mundo virtual en el que queda capturado y en soledad,un interés que lo conmueva.

¿Cree que hay una generación alienada por las pantallas?

Todos estamos alineados de una manera u otra a un objeto, en términos psicoanalíticos, instalado en nuestro cuerpo desde una edad temprana. En este sentido con Freud aprendimos sobre las zonas erógenas que Lacan formaliza con el objeto. Las pantallas pusieron sobre el tapete el objeto mirada. y la relación que existe entre mirar y ser mirado. Hay una nueva forma de bulimia que pasa por la vista, mientras nos preguntamos quién mira a quién. ¿Nosotros miramos las imágenes de la pantalla? ¿O ellas nos miran a nosotros, devolviendo un ideal, una cierta completud de nosotros mismos? Una manera de respondernos “eso soy yo”.

"No se trata tanto de endemoniar la tecnología, sino más bien de servirse de ella, de encontrar la buena manera de que habite en nuestras vidas, pero sin ser excesivamente capturados"

¿A qué edad se debe mostrar una pantalla a un niño?

No hay un protocolo establecido sobre el establecimiento de la experiencia entre la pantalla y los niños. Cada vez hay un mayor consenso sobre la necesidad de retrasar el contacto con ella. Sin embargo creo que el desafío se basa en la transmisión de la regulación que los padres, educadores y sociedad puedan realizar, empujando hacia el encuentro de una regulación singular y propia. No se trata tanto de endemoniar la tecnología, sino más bien de servirse de ella, de encontrar la buena manera de que habite en nuestras vidas, pero sin ser excesivamente capturados. Porque en definitiva como decíamos antes, todos estamos alienados de alguna forma u otra.