Sin rastro de las obras del paso subterráneo en el entorno de la Universidad de Alicante

La Subdelegación del Gobierno dice que la previsión era que los trabajos empezaran «a partir del 17 de junio» y no este lunes como anunció la institución

La rotonda de los bomberos y el entorno de la Universidad de Alicante, donde se ejecutará la obra

La rotonda de los bomberos y el entorno de la Universidad de Alicante, donde se ejecutará la obra / Pilar Cortés

A. Fajardo

A. Fajardo

Ni obras, ni cortes de tráfico. El inicio de la construcción de un paso subterráneo en el entorno de la rotonda de bomberos de la A-77A y de la Universidad de Alicante (UA) anunciado para este lunes brilló ayer por su ausencia. Ni rastro de trabajos, ni de personal señalizando los cortes de tráfico que estaban previstos para sorpresa de muchos.

Pese a que desde la institución académica anunciaron la pasada semana que la actuación del Ministerio de Transportes comenzaría este 17 de junio, los conductores pudieron circular con total normalidad en el entorno del campus de San Vicente del Raspeig por la ausencia de movimiento alguno a lo largo de toda la jornada. De hecho, podrán seguir haciéndolo previsiblemente durante toda esta semana.

Desde la Universidad aseguraron desconocer el motivo de que las máquinas o los operarios no hubieran iniciado las obras, mientras que desde la Subdelegación del Gobierno precisaron a este diario que lo previsto era que los trabajos arrancaran «a partir del día 17» y negaron que se haya producido retraso alguno. Sobre la pregunta que alumnos y docentes se hacían ayer: ¿cuándo darán comienzo los trabajos?, las mismas fuentes aseguraron que el inicio será «inminente», lo más seguro que la próxima semanapero todavía no pudieron concretar una fecha exacta. 

Primer desvío, cuando arranquen las obras en el entorno de la UA

Primer desvío, cuando arranquen las obras en el entorno de la UA / INFORMACIÓN

Fase previa

Eso sí, aseguraron que habrá una fase previa que no implicará cerrar la calzada los primeros días, además de garantizar, por un lado, que se avisará en tiempo y forma de los cortes al tráfico para evitar molestias y de que la infraestructura estará lista para el comienzo del próximo curso académico para no entorpecer el inicio de las clases.

Dos túneles de 20 metros cada uno bajo la A-77 y una vía verde a cielo descubierto, similar a la de un vial ciclista. Es la solución que ha dado el Ministerio de Transportes y de Movilidad Sostenible a una demanda histórica de la Universidad de Alicante (UA) para mejorar la seguridad de los estudiantes que llegan en tren.

El paso subterráneo, que costará 250.000 euros, pondrá fin al punto negro en la rotonda de bomberos de la A-77A y acabará con el peligro al que se enfrentan a diario los alumnos que deben de recorrer el camino que separa el apeadero de Renfe y el campus de San Vicente.

Segundo desvío previsto a partir del 22 de julio en el entorno de la UA

Segundo desvío previsto a partir del 22 de julio en el entorno de la UA / Ministerio de Transportes

En total, se ejecutarán 150 metros de excavación para dar forma a la una infraestructura bajo tierra que ha sido necesaria para salvar el obstáculo de la autovía en ambas direcciones, aunque se ha querido apostar al máximo por evitar la sensación de túnel. De ahí que habrá espacios como el actual vial ciclista que hay en la rotonda de la Universidad.

Cortes de tráfico

Para hacer realidad esta actuación van a ser obligados cortes de tráfico durante diez semanas, según se informó hace días por parte de la Universidad de Alicante. El primero se producirá en la calzada sentido Alicante, una intervención que tendrá una duración estimada de cinco semanas. Tras concluir los trabajos en este tramo, el 22 de julio las obras continuarán con el corte total de la calzada en dirección a Alcoy, de nuevo, con una duración estimada de otras cinco semanas. 

Apuesta por el intercambio con EE UU

Una delegación de la Alianza académica Big Ten, integrada por responsables de internacionalización de universidades estadounidenses, visitó ayer la Universidad de Alicante (UA) para explorar nuevos acuerdos de movilidad internacional. La institución académica alicantina es una de las cuatro universidades escogidas por esta entidad (junto a otras tres de Barcelona) para trabajar en el intercambio de estudiantes. El último acuerdo histórico, alcanzado en mayo, con la Universidad de California, permitirá, a partir del próximo curso una oferta de movilidad conjunta.

Suscríbete para seguir leyendo