La izquierda exige a Barcala que recupere el bus gratis para jóvenes en Alicante

El Ayuntamiento anunció este martes que el billete dejaría de estar bonificado por completo y pasaría a contar con un descuento del 50%

Disfruta, hasta julio, de los descuentos en el transporte público valenciano

Imágenes del transporte público alicantino /

Alejandro J. Fuentes

Alejandro J. Fuentes

La decisión del Ayuntamiento de Alicante de eliminar el autobús gratuito para jóvenes, que a partir de ahora pasará a estar bonificado al 50% (como para el resto de pasajeros) no ha sentado bien en la bancada de la izquierda. Los partidos progresistas piden al alcalde, Luis Barcala (PP), que tome ejemplo del presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, quien sí ha mantenido la medida. Vox, por su parte, aboga porque el descuento no sea general, sino que se otorgue únicamente a las rentas bajas.

La portavoz del PSOE, Ana Barceló, cree que la decisión «es una muestra más de la falta de planificación del gobierno de Barcala» y señala que «su mala gestión la acaban pagando una vez más los alicantinos». La concejala socialista cree que «no se ha tenido en cuenta que el bono gratuito para jóvenes aumentaría el número de usuarios en el transporte público». Por lo tanto, considera que «se deberían de haber reforzado las frecuencias y haber aumentado el número de autobuses para facilitar el transporte colectivo evitando el colapso».

También en Compromís piden al alcalde que haga como Mazón y prorrogue la subvención de los autobuses públicos de Alicante. La concejala Sara Llobell cree que, de lo contrario «habría jóvenes de primera y de segunda» puesto que «los que viven en barrios donde llega el TRAM no pagarán y el resto sí». Llobell se pregunta «qué pasa con los jóvenes de San Gabriel, de la Florida o Ciudad de Asís» y sostiene que «no se entiende cómo un Ayuntamiento que tiene mucho dinero en el banco no quiera asumir el transporte público gratuito para jóvenes».

"Excusas"

Por su parte, Manolo Copé, portavoz de Esquerra Unida ha ironizado sobre que «esta es la ciudad para los barrios del alcalde Barcala, la del 4.0, la de la movilidad sostenible, la de los jóvenes, la de llegar a 500.000 habitantes...» y afea la «excusa» de que se da marcha atrás con la medida para no «saturar» el transporte público. El portavoz afirma que son necesarias otras medidas. «Buses más allá de las 22:30, mejoras para la plantilla de trabajadores, más carriles bus y mejores frecuencias que realmente muestren una apuesta decidida por la movilidad sostenible».

En cambio, desde Vox creen que no todos los jóvenes deben ser beneficiarios de la gratuidad del transporte público. El concejal Óscar Castillo incide en que «debería primar la renta de la unidad familiar, ya que hay jóvenes que gozan de una muy buena salud financiera y otros que trabajan y ganan más que un padre que tiene a su cargo varios hijos». La formación de ultraderecha también apuesta por aplicar la gratuidad «para familias en riesgo de exclusión o vulnerables, madres solteras con hijos a su cargo. Este tipo de bonos debe de ser para gente que realmente lo necesita».

Suscríbete para seguir leyendo