Vecinos protestan contra la masificación turística en Alicante: "Tu paraíso, nuestra miseria"

Un grupo de residentes de varios barrios realiza una "performance" en la plaza del Mercado Central para denunciar la turistificación y el problema para encontrar viviendas a precios accesibles

Vecinos protestan contra la masificación turística en Alicante

Pilar Cortés

"El turismo de masas nos quita nuestras casas" o "Alicante tiene un límite". Estos son algunos de los mensajes que un grupo de vecinos de Alicante ha lanzado por medio de pancartas en una protesta contra la turistificación y para denunciar el problema que supone para los residentes de los barrios alicantinos. Los organizadores, la Plataforma "Alicante, ¿dónde vas?" se han vestido de turistas que pasan sus vacaciones o de personas mayores como ejemplo de la realidad que se vive en algunas zonas de la ciudad donde el equilibrio entre turismo y vecinos se complica cada día.

La plaza del 25 de mayo, en el Mercado Central, ha sido el escenario de una "performance" a modo de protesta contra el turismo masivo por parte de la entidad vecinal; a ella ha asistido el portavoz de EU-Podemos, Manolo Copé. De un lado, un grupo iba vestido como turistas extranjeros maletas en mano y han representado algunas de las actividades que realizan durante sus vacaciones, como hacer fotos o "beber cerveza". Por otro, había representantes de residentes, dos de ellos como personas mayores con sus carros de la compra.

La intención, según explica Elena Lara, portavoz durante esta representación de la plataforma, ha sido, "a través de expresión corporal con un grupo de personas que se dedican a la danza, crear un pequeño teatro para llamar la atención y despertar la curiosidad" de todo el mundo para "dar a conocer la problemática a la que se enfrentan nuestros barrios". La entidad ha querido aprovechar precisamente la celebración de las Hogueras "como punto de partida para empezar a visibilizar" sus actividades de una forma más visual después de que el proyecto naciera esta primavera con las primeras reuniones.

Así, en ella se juntan "vecinos de muchos barrios de Alicante que hemos decidido pasar a la acción para visibilizar y compartir con el resto de alicantinos cómo es esta problemática que aún no tienen muy clara". Es decir, se pretendía "expresar el malestar a nivel vecinal que hay por todo lo que conlleva la lacra de la turistificación" que "trae gentrificación, precariedad laboral, pobreza a los barrios, problemas de vertidos, suciedad".

Los representantes vecinales dividen en cuatro bloques esta cuestión: las consecuencias para la vivienda, el trabajo y la economía, el medio ambiente y los problemas sociales que "trae a los barrios más humildes".

Así, Lara explica que "ahora mismo los barrios con más problemática, que es insostenible e inaguantable, es Carolinas Bajas, San Antón y el casco antiguo, sobre todo en Santa Cruz" donde "es impensable pasar por allí dando un paseo y tomarse algo. Está totalmente copado de viviendas turísticas". Y para ellos "esto avanza y queremos concienciar de eso: hoy es un barrio pero probablemente en pocos meses o años va a ir avanzando, es como una lacra".

Sin acceso a viviendas asequibles

entre sus denuncias está la "imposibilidad" cada vez más de "poder acceder a una vivienda decente". Lara indica que "vecinos que pagamos impuestos, trabajamos, colaboramos en el barrio... no tenemos acceso a lo más básico, la vivienda". Así asegura que los precios son "prohibitivos"y pone ejemplos: "Encontré un anuncio de una habitación en la zona Benacantíl-Cigarreras. Solo la habitación eran 450 euros". Y además, "encontrar en alicante un piso que baje de los 800 euros es imposible. Y además pequeño, tercero sin ascensor, o no habilitados y en barrio alejados de donde trabajas".

Por ello, "queremos hacer ruido y visibilizar ese problema" desde una plataforma y una iniciativa en la calle "hecha por vecinos para los vecinos. Cada uno aporta lo que puede".