Récord de nacionalizados en Alicante

Cerca de 11.000 residentes en la provincia de origen extranjero adquieren la ciudadanía española en el último año, la cifra más alta de la serie histórica, de los cuales más del 30% han nacido ya en el país

Transeúntes en la calle de San Vicente, en el centro de la ciudad de Alicante-

Transeúntes en la calle de San Vicente, en el centro de la ciudad de Alicante- / Jose Navarro

La provincia de Alicante ha registrado un récord absoluto de nacionalizaciones de personas de origen extranjero como españolas, un reflejo más, y muy simbólico, del momento demográfico que en este momento vive la demarcación alicantina, y también el conjunto de España en general. Según los datos que publicó hace pocos días el Instituto Nacional de Estadística (INE), a lo largo 2023 adquirieron su condición de españolas de pleno derecho 10.851 personas originarias del extranjero, bien ellas directamente sus padres. La cifra es la más alta, y con diferencia, de la última década: hay que remontarse a 2014 para encontrar el anterior máximo, que fue de 7.387 personas. En 2022, que tuvo el siguiente registro más alto, los nacionalizados habían sido 7.014.

El INE contabiliza de forma específica los datos de adquisiciones de la nacionalidad española desde 2013, con lo cual esas 10.851 personas son el dato más alto de la serie histórica. No obstante, parece improbable que se haya superado anteriormente una cantidad tan alta. Y no se trata, además, de un fenómeno aislado, ya que en toda España se registraron el año pasado 240.208 nacionalizaciones de extranjeros, también la cifra más alta de la década aunque con una menor diferencia relativa en relación al anterior máximo. Por su parte, en toda la Comunidad Valenciana los nacionalizados como españoles fueron 25.119, un dato igualmente de récord.

La tendencia demográfica desde hace ya varios lustros es la de una caída casi continua de la natalidad, lo que conduce a un envejecimiento cada vez mayor de la población y, a medio plazo, a una pérdida de habitantes, puesto que no hay un reemplazo generacional suficiente. Esto se viene viendo no solo en los propios datos de natalidad, sino en los de población de nacionalidad española y nacida en España, que va progresivamente a la baja. En cambio, los habitantes con la ciudadanía española han seguido creciendo hasta este mismo año, gracias al contingente de origen extranjero que ha ido adquiriendo la nacionalidad. Y algo muy relevante: buena parte de esos "nuevos españoles" han nacido en realidad en España y los extranjeros en sentido estricto son en realidad sus progenitores.

En concreto, 3.343 de las personas que obtuvieron el año pasado la nacionalidad española en la provincia de Alicante han nacido en el país, pero hasta ahora eran administrativamente extranjeras, es decir, casi el 31% del total. Una cifra muy por encima de los 1.219 nacidos en Colombia, los 1.111 de Marruecos o los 867 de Venezuela. Basta con cruzar los datos del país de nacimiento de los nacionalizados con los de la edad para comprobar que esos "nuevos españoles" nacidos en España son, salvo contadas excepciones que pueda haber por circunstancias muy concretas, hijos de extranjeros que han adquirido la ciudadanía de pleno derecho de forma automática al obtenerla sus padres.

Marruecos a la cabeza

El número de nacionalizados menores de 15 años es de 3.658, es decir, un 33,7% del total, casi exactamente un tercio. De hecho, la franja quinquenal de entre 5 y 9 años es la más numerosa, seguida de la de entre 0 y 4. Al margen de los menores de edad, predominan las personas de entre 30 y 45 años, con cerca de un millar de personas en cada cohorte. Pero hay naturalizados de todas las edades, y la prueba de ello es que 434 de los que lo consiguieron el año pasado en Alicante tienen más de 60 años.

Por nacionalidad previa, la comunidad de origen marroquí viene siendo la más numerosa en los últimos años, y 2023 no fue una excepción. Adquirieron su condición de españolas de pleno derecho 3.114 personas de esa procedencia en la provincia, muy por encima de las 1.238 oriundas de Colombia, las 885 de Venezuela o las 665 de Ecuador, entre otras. En cualquier caso, cabe recordar que la obtención de la nacionalidad es por lo general un proceso muy complejo y sobre todo largo, y que quienes la consiguen llevan por lo general mucho tiempo ya asentados en España.

Suscríbete para seguir leyendo