Sanidad crea en la provincia unidades para tratar los brotes psicóticos

Los servicios estarán en las áreas de Alicante-Sant Joan, Elche y Elda y atenderán a toda la provincia

Refuerzo para las Urgencias psiquiátricas y la hospitalización 

Mensajes en una manifestación en Alicante en demanda de mejores políticas de salud mental

Mensajes en una manifestación en Alicante en demanda de mejores políticas de salud mental / Pilar Cortés

J. Hernández

J. Hernández

Cada una de las ocho nuevas agrupaciones sanitarias interdepartamentales de la Comunidad Valenciana contará este año con al menos una unidad para atender a pacientes de salud mental en sus primeros episodios psicóticos.

De ellas tres corresponden a la provincia de Alicante y se abrirán en las áreas de salud de Alicante-Sant Joan, Elche y Elda para dar servicio a todo el territorio. Así lo avanza el responsable de la Oficina Autonómica de Salud Mental y Adicciones, Bartolomé Pérez Gálvez, en su cruzada por mejorar la salud mental de alicantinos, valencianos y castellonenses. 

Plan de salud mental

Pérez Gálvez dirige un plan de salud mental y adicciones que cuenta con un presupuesto de casi 284 millones de euros, lo que eleva a 724 millones la inversión del Consell en estas políticas, que buscan mejorar la situación psiquiátrica de la autonomía, en cabeza de los trastornos mentales en España, consumo de alcohol, cannabis y tranquilizantes en menores de 12 a 16 años, además de ser una de las que menos recursos tiene y la tercera peor en formación. Para atajar esta problemática, se han diseñado 23 hospitales de día para infancia y adolescencia que el Consell prevé que están abiertos y en funcionamiento en marzo de 2025.

Volviendo a las nuevas unidades de primeros episodios psicóticos, estas atenderán a pacientes con trastornos mentales graves como la esquizofrenia o la bipolaridad. «Son enfermedades que deterioran el cerebro. Cuanto más retrasemos ese daño, más reserva cognitiva va a tener esa persona. No es lo que mismo entre comillas que te condenen como esquizofrénico tras un brote psicótico con 18 años a que consigas mantenerlo. Cuando intervienes en las fases iniciales de la enfermedad, estás consiguiendo esto», explica el psiquiatra alicantino.

«Son enfermedades que deterioran el cerebro. Cuanto más retrasemos ese daño, más reserva cognitiva va a tener esa persona"

Bartolomé Pérez Gálvez

— Responsable de la Oficina Autonómica de Salud Mental

Así, apunta a casos de personas con esta patología que han sacado su carrera universitaria, «lo que significa que tienen unas capacidades superiores a buena parte de la población. Lo importante es entrar cuanto antes, en cuanto aparecen los síntomas, a un tratamiento específico, no a ponerle un medicamento y adiós muy buenas».

Este es el objetivo de las unidades de primeros episodios psicóticos (delirios y alucinaciones). En el presupuesto de este año se destina una parte de personal para dotar a esas ocho diseñadas para toda la Comunidad, que estarán integradas básicamente por un psiquiatra, un psicólogo y un enfermero, «y eso va a estar cuanto antes, este año».

Bartolomé Pérez Galvez. responsable de la Oficina de Salud Mental

Bartolomé Pérez Galvez. responsable de la Oficina de Salud Mental / Rafa Arjones

Servicio muy cuidado

Los departamentos elegidos son Alicante-Sant Joan, que ya tuvo una unidad de primeros episodios psicóticos con muchos pacientes y que hace dos legislaturas fue eliminada; Elda y Elche. Estas secciones muy especializadas ofrecerán tratamiento ambulatorio pues no son de ingreso. Según señala Pérez Gálvez, será un servicio muy cuidado desde València porque exigen una formación muy especial y dotación de medios. «Hay que especializar mucho a ese personal», incide.

Camas de ingreso

El plan de salud mental y adicciones también contempla para la provincia de Alicante duplicar las camas de ingreso en psiquiatría para niños y adolescentes. Actualmente solo hay ocho, todas en el Hospital de Orihuela, y la previsión, según Pérez Gálvez, es elevarlas a un mínimo de veinte. 

Así, se abrirán seis en el Hospital de Alcoy, que trabaja ya en su nueva unidad de psiquiatría infantil; otras seis en el General de Elche para ingreso infantojuvenil; y una cantidad aún por determinar en el Hospital de Sant Joan.

La carencia de este tipo de camas de ingreso en la Comunidad se paliará, según el representante de la Conselleria de Sanidad, en el plazo de un año al asegurar que las unidades estarán abiertas entre 2024 y 2025. Además de estas tres, se crearán dos más en la provincia de Valencia, en el Doctor Peset y el Hospital de Gandía. Según Pérez Gálvez, se pasará de 19 camas en total en la actualidad sumando las de Orihuela, Castellón y la Fe a un mínimo de 60. 

El hospital infantojuvenil que Sanidad inauguró en junio de 2023 en el entorno del Hogar Provincial de Alicanre

El hospital infantojuvenil que Sanidad inauguró en junio de 2023 en el entorno del Hogar Provincial de Alicanre / Tony Sevilla

El Hospital de Sant Joan cuenta con una planta de psiquiatría que no solo atiende a la población de cualquier edad de su departamento sino también a la del área de salud del Hospital General de Alicante, es decir, a prácticamente toda la capital. Las 30 camas de las que dispone la unidad de ingreso psiquiátrico de este centro, que es la segunda mayor de agudos de los hospitales autonómicos, están siempre ocupadas. Además tiene otras seis para trastornos alimentarios. 

Sanidad está trabajando en la creación de una nueva planta bien en el Hospital Doctor Balmis, bien en el de San Vicente, que atiende las enfermedades médicas que requieren hospitalización de media y larga estancia, como los pacientes crónicos. Un proyecto que, según el responsable de la Oficina Autonómica de Salud Mental, será realidad esta legislatura.

"Sant Joan no puede asumir más camas» (de hospitalización psiquiátrica)

Bartolomé Pérez Gálvez

— Responsable de la Oficina de Salud Mental y Adicciones

«Hace falta y hay que tenerla. Alicante es el único departamento con el de Dénia que tiene dos hospitales. El Doctor Balmis tiene planteamiento de obras y se puede poner a la cola pero otra opción puede ser el de San Vicente», incide. La decisión se tomará el próximo año «porque Sant Joan no puede asumir más camas».

Reforma

Hasta entonces, se van a realizar cambios en la planta de salud mental de este último hospital, que está en la tercera planta y se va a subir a la cuarta, con un cierre perimetral adecuado pues se busca que las zonas de Psiquiatría estén en planta alta o baja con salida exterior y con amplios espacios.

Esta obra está aprobada y se desarrollará en el segundo semestre de 2025 con un concepto de cambio de la unidad de psiquiatría. Porque «hemos pedido a todos los departamentos de salud obras de mejora que repercutan en pacientes y trabajadores», que pueden ser de mobiliario y obras menores para mejorar la imagen, y trabajar mejor, además de repercutir positivamente en el paciente.

«Hemos pedido a todos los departamentos de salud obras de mejora que repercutan en pacientes y trabajadores»

Bartolomé Pérez Gálvez

— Responsable de la Oficina Autonómica de Salud Mental

El Hospital de Sant Joan también centraliza las urgencias de Psiquiatría tanto de su departamento como del de Alicante-Hospital General, área donde se generan la mitad de las situaciones. Algo que no se repite en ningún otro departamento de la Comunidad y que «provoca retrasos lógicos en la asistencia». 

Esto coincide con el auge de los problemas de salud mental, que han aumentado mucho desde la pandemia, sobre todo entre los menores. Los intentos de suicidio en población infantojuvenil entre 11 y 18 años se han multiplicado casi por cinco en los últimos años y ahora se están incrementando los trastornos de alimentación con casos de problemas con la comida con solo 10 años.

Unidad de trastornos alimentarios del Hospital de Sant Joan

Unidad de trastornos alimentarios del Hospital de Sant Joan / Pilar Cortés

Para reforzar el trabajo que realizan, Sanidad ha decidido desdoblar las urgencias psiquiátricas aumentando las guardias, que no son para atender a los ingresados sino a la gente de la calle. Ahora mismo hay un psiquiatra de guardia presencial y un residente para 500.000 habitantes. Se ha aprobado la incorporación de otro profesional más que estará de guardia localizada para poder atender consultas telefónicas y prescribir fármacos con el fin de evitar la sobrecarga y ahora se está organizando el servicio.

Será un refuerzo estructural, es decir, de forma estable, que ya se ha aprobado, para atender a la población tanto del departamento de Alicante como del de Sant Joan. Así, cuando vayan saturados llamarán al psiquiatra de guardia, que si es necesario también se podrá desplazar al hospital que más población atiende en Urgencias y además evitar los tiempos de espera.

Más personal para acercarse a la tasa poblacional

Otro de los objetivos de la Oficina de Salud Mental y Adicciones es aumentar la dotación material, desde test de personalidad, a planteamientos de realidad virtual. «Es chocante pensarlo porque son los instrumentos de trabajo normales de un psicólogo y no lo tienen. En Salud Mental están muy acostumbrados a trabajar con pocos recursos», afirma Pérez Gálvez. Sobre el personal, destaca la necesidad de incrementar las plantillas para aproximarse a la tasa poblacional.

El promedio de todos los departamentos es de 7,20 psiquiatras por cada 100.000 habitantes pero el de Torrevieja solo tiene 3,9, pese a que cuenta con guardias localizadas y diez camas hospitalarias, manejándose con una plantilla pequeña. Por ello la idea es incrementar la dotación de personal en los departamentos más necesitados «porque están abandonados». En Elche la tasa es 7,9 psiquiatras por cada 100.000 habitantes; Alicante, sin camas, tiene 7,2; Sant Joan, 8,4; Orihuela, 6,3; Elda 7,3; y Alcoy, 6,5. En Dénia son 5,9, «y están mal porque de 14 psiquiatras tiene 7 plazas vacantes». En toda la Comunidad hay 20 vacantes de Psiquiatría. Todos los hospitales, salvo el de Alicante, tienen planta psiquiátrica «y todos van a ganar».