Educación defiende un incremento de mil docentes el próximo curso y los sindicatos dicen que se recortarán 900

La conselleria justifica un refuerzo "acorde las necesidades de cada centro" tras anular el acuerdo de plantillas del Botànic, mientras el Stepv y UGT lo critican y anuncian medidas legales

Una clase de valenciano en un instituto, en imagen de archivo

Una clase de valenciano en un instituto, en imagen de archivo / Pilar Cortés

A. Fajardo

A. Fajardo

La Conselleria de Educación ha cifrado en un millar los profesores que contratará el próximo curso para reforzar los colegios e institutos y ha anunciado la creación de 465 puestos de trabajo de personal no docente (educadores de educación especial, técnicos de gestión educativa, fisioterapeutas, educadores sociales, auxiliares de gestión en CEIPS y personal de administración y servicios en institutos). Son los datos que ha ofrecido el departamento de José Antonio Rovira tras enviar a los centros las plantillas de docentes que tendrán a partir de septiembre, después de anular la contratación de 5.000 profesores que dejó cerrada el Botànic en funciones para el curso que acaba de finalizar y el de 2024-2025.

Frente a la defensa que hace el Ejecutivo de Carlos Mazón, los sindicatos advierten de que se ratifica un recorte de 900 docentes respecto a lo que había pactado el Gobierno de Ximo Puig porque estaba prevista la incorporación de 1.900 profesores. Ante ello, han llamado a la nueva movilización de este jueves en las calles convocada en las tres capitales de provincia.

El departamento autonómico ha garantizado que a finales del curso 2024-2025 se prevé un aumento de un millar de docentes hasta alcanzar un total de cerca de 69.000 profesores en la Comunidad Valenciana. “Este incremento se ha previsto de acuerdo con las necesidades reales de cada centro y se ha prestado especial atención a las sugerencias que hicieron los sindicatos en Mesa Sectorial. Se va a apoyar de forma especial al alumnado con necesidades especiales”, ha explicado el secretario autonómico de Educación, Daniel McEvoy, quien ha defendido, frente a las críticas de profesores y de sindicatos, que "lo más importante es que no va a haber ningún recorte de personal, sino todo lo contrario: se va a hacer una buena distribución".

Entrada a un colegio de la provincia

Entrada a un colegio de la provincia / Antonio Amorós

Las plantillas

Según el sindicato mayoritario de la enseñanza pública, el Stepv, en Primaria, los centros de 8, 9, 10, 11 y a partir de 18 unidades tendrán un docente menos del que estaba previsto para el curso que viene. Se trata de centros que no llegan a dos líneas (12 unidades) y a partir de tres líneas (18 unidades).Por el contrario, Educación ha aumentado las horas de dedicación a los equipos directivos y las horas de coordinación en los colegios a partir de cuatro unidades (pero no en el resto de centros, incluidos secundaria y FP), según las mismas fuentes.

En Secundaria, se mantendrá las tres horas de tutoría para primero y segundo, tal y como se está aplicando este curso gracias al acuerdo del Botànic, pero se quedarán las dos horas en tercero y cuarto (el acuerdo tumbado establecía aumentarlas en tres horas el curso que viene). En cambio, en primero de Bachillerato, donde este curso la tutoría era de dos horas, el curso que viene devolverá a una hora, mientras que en segundo de Bachillerato también se quedará en una hora y no se ampliará a dos horas como estaba previsto.

En Formación Profesional, el único cambio detectado por Stepv, respecto a la propuesta inicial de Educación, es que se corrige la propuesta inicial de horas para las unidades en régimen semipresencial, que pasarán de 25 horas a 30.

Según UGT, las modificaciones que les han aceptado son las relativas al cumplimiento de la legalidad vigente, por ejemplo, en el caso de las horas que se debían destinar a las unidades semipresenciales en FP que han pasado de 25 horas por grupo a 30 horas, tal y como establece el artículo 24 de la Orden 30/2022, de 12 de mayo, por la cual se regula la organización y la autorización de las enseñanzas de los ciclos formativos de Formación Profesional en régimen semipresencial, así como en los Anexos II del artículo 3 de los diferentes Decretos del currículum de cada ciclo formativo, o el mantenimiento de un tutor por unidad en las plantillas de Primaria. También se reducen el número de alumnado para tener orientadores en los institutos, aunque parece que no computan en este cálculo los grupos de Bachillerato, según este sindicato. 

Entre otras cuestiones, las mismas fuentes aseguran que no se incrementan tampoco las horas destinadas a las tutorías o las coordinaciones, tanto en la ESO y Bachillerato como en la FP, pero sí se aumentan las horas de dedicación a los equipos directivos y las horas de coordinación solo en los colegios a partir de 4 unidades.

Por ejemplo un colegio con 12 unidades (dos líneas completas, los más frecuentes) tenía este curso, 20 maestros y con 11 unidades, 19 maestros. En las nuevas instrucciones para próximo curso, con 12 unidades sigue con 20 maestros, pero los de 11 unidades bajan a 18 maestros, según el sindicato. "Es decir se penaliza a los centros incompletos, que suelen ser los centros con más dificultades sociales y menos matrícula por diferentes motivos de inclusión. Y los centros de menos de 4 unidades, pierden un/a maestro/a de Pedagogía Terapéutica", lamentan desde UGT.

Contencioso

El Stepv ha reprochado, por último a la conselleria haber "faltado a su palabra" por enviar a los centros la propuesta de plantillas sin pasar primero por la mesa sectorial. Ante ello, el sindicato ha anunciado que presentará un recurso contencioso y pedirá la suspensión cautelar de la propuesta de plantillas "por mala fe negociadora (toda la gestión de las nuevas plantillas ha sido un despropósito) y burlarse de los sindicatos y del profesorado, al negar información, denunciar los acuerdos de plantillas mientras todavía no se habían acabado de aplicar y atentar contra el derecho a la negociación colectiva".

Revisión

Los centros educativos tendrán hasta el 2 de julio para realizar sus propuestas que supervisará y validará la Inspección educativa, teniendo en cuenta sus necesidades. La información que han recibido los centros, tanto colegios de Educación Infantil y Primaria (CEIPS) como institutos de Educación Secundaria (IES), es un punto de partida inicial, según la Administración autómica, que se actualiza conforme se vaya implementando el aumento de otras dotaciones como el profesorado del Programa de Actuación para la Mejora de los centros (PAM), los maestros de Pedagogía Terapéutica y de Audición y Lenguaje, el profesorado de nuevos Ciclos Formativos de Formación Profesional y otras dotaciones imprescindibles para llevar a cabo una inclusión real del alumnado, según ha informado la Administración autonómica.