Casa Mediterráneo negocia ampliar su sede a costa del Museo del Ferrocarril

La institución propone convertir la antigua nave-taller, donde se anunció el espacio cultural, en una nueva área polivalente con más de 500 metros cuadrados que también contaría con un plató digital

Casa Mediterráneo

Jose Navarro

Alicante no contará con una subsede del Museo del Ferrocarril. El proyecto, anunciado el pasado mandato para instalarse en la antigua nave taller de la estación de Murcia, ha sido descartado por el gobierno local. En su lugar, Casa Mediterráneo, Adif y el Ayuntamiento negocian la ampliación de la institución diplomática, que sumaría este espacio a sus instalaciones actuales para diversificar la oferta de eventos que ofrece.

El Consejo Rector de Casa Mediterráneo se reunió este miércoles en sesión ordinaria con todos sus miembros consorciados para abordar esta negociación: «De los distintos proyectos que se han planteado, ninguno ha llegado a buen puerto, el último la subsede del Museo del Ferrocarril, que no era muy convincente por el planteamiento que tenía». Como alternativa, las tres partes valoran que el contrato de arrendamiento que tiene actualmente el Ayuntamiento se ceda a Casa Mediterráneo «para la ampliación en una superficie de unos 500 metros cubiertos», según ha explicado el director general de la institución, Andrés Perelló.

El nuevo espacio, aclara, tendrá un plató digital y una sala polivalente multiusos, que beneficiarán «tanto a Casa Mediterráneo como al barrio de Benalúa y a toda la ciudad de Alicante». Un cambio que «permitirá ampliar el número de actividades, sobre todo en épocas de invierno, donde las condiciones climáticas no son las mejores para utilizar la sala grande». Con este proyecto, que abarcará también el ajardinamiento de la zona y la conexión con el barrio, se ganará «una infraestructura muy destacada en una zona que va a considerarse una zona cultural cuando esté el Palacio de Congresos y toda la zona del puerto concluida», ha apuntado Perelló.

Esta ampliación que ahora se negocia justifica su necesidad en que Casa Mediterráneo es, para su director general, «la entidad que más actividades dentro de lo que es su envergadura, su presupuesto y su personal, ha realizado entre todas las casas». Incluyendo actividades internacionales, como en Estambul, el norte de África, otros países del Mediterráneo y ciudades como Barcelona, València o Murcia.

Por su parte, el concejal Antonio Peral, que ha participado en la reunión en representación del Ayuntamiento, ha expresado su acuerdo con la propuesta de Casa Mediterráneo para ampliar sus actuales instalaciones mediante la creación de una sala de uso polivalente en la nave-taller anexa a la actual sede de la institución.

Según ha indicado, la propia Casa Mediterráneo se hará cargo de la remodelación de la citada nave con una inversión cercana a 900.000 euros para la puesta en marcha de ese espacio polivalente, que también estará a disposición de los vecinos del barrio de Benalúa para diferentes actividades.

Sobre el hecho de que se haya descartado finalmente el proyecto para convertir las instalaciones en subsede del Museo del Ferrocarril, Peral ha señalado que Casa Mediterráneo había comunicado la «poca operatividad del proyecto que se había planteado inicialmente en ese mismo ámbito de actuación». La idea, según expuso en su día el entonces concejal de Urbanismo, Adrián Santos Pérez (Ciudadanos), era «preservar al máximo» la nave anexa a Casa Mediterráneo, «poniéndola en valor, respetando su imagen histórica, con las vías antiguas, los fosos de maquinas, las toperas y las farolas, entre otros elementos que pudieran resultar de relevancia