"Mazón escucha, Urgencias está en lucha"

Sanitarios del Hospital de Sant Joan se movilizan por cuarta semana consecutiva en demanda de más personal para cubrir con garantías la ampliación del servicio

Nueva protesta por la ampliación de Urgencias con el mismo personal en el Hospital de Sant Joan

INFORMACIÓN

J. Hernández

J. Hernández

"Nos reunimos de nuevo por cuarta semana consecutiva. Se necesita un aumento proporcional de médicos, enfermeras, TCAES (técnicos de cuidados auxiliares de Enfermería), celadores. Los profesionales de la salud no somos recursos infinitos. Un incremento de la carga de trabajo sin un correspondiente aumento del personal resulta en un servicio colapsado, precario y deficiente. La Conselleria de Sanidad se ríe de nosotros". Esta es la demanda del personal sanitario del Hospital de Sant Joan, que se moviliza cada miércoles a primera hora de la mañana desde hace un mes en demanda de un refuerzo de plantilla para cubrir con garantías la ampliación del servicio que entrará en vigor próximamente.

Coreando el mensaje "Mazón escucha, Urgencias está en lucha", dirigido al presidente de la Generalitat, los trabajadores en movilización han alertado de una nueva reducción de plantilla, de doce técnicos de cuidados de Enfermería y también en doce el número de enfermeros previsto. La Junta de Personal, integrada por todos los sindicatos, exige que se amplíe de forma proporcional el personal del servicio de Urgencias de este centro hospitalario.

Tiempos de espera

Esta zona ya reformada abrirá próximamente. Los sanitarios advierten del peligro de ser usuario de las Urgencias de este centro este verano pues creen que la correcta atención no queda garantizada y aumentarán los tiempos de espera. La Junta de Personal del departamento emitió un comunicado en el que consideran "inadmisible esta decisión que pone en riesgo la salud de los usuarios del hospital que sufrirán las terribles consecuencias derivadas de las decisiones tomadas por parte de la Conselleria de Sanidad".

En la anterior movilización, celebrada la semana pasada, se leyó un manifiesto en el que destacaban que "es la tercera semana que nos concentramos, que nos indignamos, que nos preocupamos tanto por nuestra integridad física y nuestros derechos, como por nuestros pacientes. Pues son ellos el objeto de nuestra dedicación, esos pacientes son nuestros hijos, padres y madres, hermanos, amigos, vecinos… e incluso en muchos momentos nosotros mismos".

Otra imagen de la movilización de este miércoles 10 de julio en el Hospital de Sant Joan

Otra imagen de la movilización de este miércoles 10 de julio en el Hospital de Sant Joan / INFORMACIÓN

Colapso

"Todos ellos, son los que van a sufrir las consecuencias del abuso del gobierno de nuestra Comunidad. Deterioran nuestra sanidad pública, la debilitan, la empujan al colapso. Y eso no lo vamos a permitir. No vamos a permitir que abran las Urgencias sin el personal necesario. No vamos a permitir que los niños no tengan la atención pediátrica de urgencia que se merecen", continuaban. Por ello, anuncian que seguirán movilizándose semana a semana, mes a mes, "levantando cada vez más la voz, hasta que entren en razón o hasta que nos hagan caso porque no tengan más remedio. Los gobiernos van y vienen, pero nosotros nos quedamos, y si nos vamos a quedar nos quedaremos con lo que merecemos".

Falta de especialistas

Consultada la Conselleria de Sanidad coincidiendo con la primera protesta, fuentes del departamento indicaron que "el gobierno anterior (el del Botànicplanificó la ampliación de las Urgencias de Sant Joan pero no contempló en esa planificación una ampliación de personal", "y ahora estamos en situación especialmente compleja de déficit de facultativos". En esta línea, desde el departamento insisten en que llevan semanas diciendo que faltan facultativos en todo el Sistema Nacional de Salud, y este verano especialmente al no poder contratar a los MIR, que acabarán en septiembre en lugar de en mayo.

Al margen, indicaron que la apertura de las nuevas instalaciones, de lo que está por confirmar fecha, es una muy buena noticia para la población adscrita.