Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un ameno viaje a la Grecia antigua

La obra del escritor John Gaskin ofrece un viaje desde la Grecia homérica hasta el siglo IV

Un ameno viaje a la Grecia antigua

Cuando lean esta reseña, nos hallaremos en una vorágine navideña que a algunos individuos nos resulta insufrible. Así que, permítanme recetarles un bálsamo para digerir polvorones empalagosos, cánticos absurdos e hipocresía por doquier. Les estoy sugiriendo un ameno viaje a la cultura griega, aquella que, «desde Hesíodo a Plotino, fue obra del candor inteligente». como expresara, en su Asklepios, el elocuente e ingenioso Miguel Espinosa.

En Guía para viajeros a la filosofía clásica, John Gaskin nos acerca, de manera sencilla y grata, a las concepciones que dieron lugar a nuestra civilización. Dividido en tres partes independientes, el libro comienza introduciéndonos en la cultura griega con un esquemático repaso histórico. A continuación, nos ofrece una panorámica de la arquitectura en la polis típica, así como de la organización social, política y religiosa de sus gentes.

En el segundo apartado, nos presenta la Ilíada de Homero que, junto a la Odisea, constituye la «piedra fundacional de la literatura europea», y «el manantial del que bebieron los filósofos para desarrollar sus ideas sobre la guerra, la muerte, la suerte, los dioses y los propios seres humanos». Esa andadura filosófica corresponde a la sección más extensa del libro, que encabezada por los presocráticos, continúa con Sócrates, Platón, Aristóteles, epicúreos, estoicos, neoplatonismo, y acaba con la religión de Pablo y el triunfo de la cristiandad bizantina sobre el clasicismo.

El texto finaliza con una visión geográfica de algunas ciudades de la Antigüedad, de las que ofrece interesante información, recomendaciones y consejos para su visita. El autor presta atención a «algunos de sus más ilustres filósofos», y se queja de que entre ellos, y por desgracia, solo haya una mujer, Safo. ¿No conoce a Aspasia de Mileto? ¿A la cínica Hiparquía? ¿A Arete, directora de la escuela cirenaica??

Si pasan por alto el «desliz» androcéntrico; si les apetece viajar, pero no pueden, o no quieren moverse del sofá; si se atragantan con tanta felicidad hueca; si son conscientes de que Homero y los pensadores gestaron nuestro modo de pensar -aunque Pablo y Mahoma instaurasen nuestras creencias-; si les interesa la cultura y el conocimiento, la obra de John Gaskin es una guía aceptable para mentes atraídas por la Grecia arcaica y clásica.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats