30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Notre Dame como símbolo

Es precisa la reconstrucción de la catedral de París y la aguja a reponer debería realizarse acorde a las soluciones actuales

Notre Dame como símbolo

Notre Dame como símbolo

La destrucción de Ercolano y Pompeya a causa de la erupción volcánica Vesubio y el incendio de la antigua Roma constituyen un paradigma entre las destrucciones urbanas. Las primeras, como desastre por orígenes naturales, y la segunda cuyo origen se focaliza en la figura de Nerón. En todo caso, el empleo de la madera en las estructuras constructivas, su facilidad en prender y extender el incendio rápidamente fue durante siglos la causa de numerosas catástrofes. La reconstrucción de Londres tras el gran incendio en septiembre de 1666, desperdició la oportunidad de realizar el proyecto presentado por Wright, quien había planteado una solución con calle amplias y rectas, acorde con principios higienistas del momento. Los intereses de la aristocracia propietaria del suelo frustraron su aplicación perpetuando el parcelario existente. La reconstrucción urbana comenzó por las iglesias como edificios simbólicos colectivos. Tampoco cabe olvidar el incendio de Moscú de 1812, provocado por sus habitantes tras la ocupación de la ciudad por las tropas napoleónicas.

Accidentes naturales y efectos bélicos provocaron, además de cuantiosas pérdidas humanas, destrucciones urbanas y edificaciones de toda índole. Durante el siglo XX el aumento de la potencia letal de las armas causó pérdidas masivas e indiscriminadas. La geografía europea fue testigo de tales hechos. En las reconstrucciones urbanas fueron aplicados diversos criterios. En Londres se repitió la arquitectura con la apariencia estilística del pasado. Varsovia, en cuanto que símbolo nacional polaco, adoptó la recreación mimética de los edificios arrasados. En Alemania, según fuera el este o la zona federal, se aplicaron diferentes criterios acordes a modelos del urbanismo moderno.

En la Edad Media la formación europea dio lugar a la construcción de dos tipos de edificios que implicaban al conjunto de la población: por un lado, el palacio Comunal con la lonja comercial en planta baja y la Sala del Cabildo municipal situada en la superior. Por otro, las catedrales fueron el otro gran empeño colectivo de las naciones entonces en formación. En aquel tiempo el gótico supuso auténtica revolución con innovaciones estructurales, como las bóvedas de crucería originarias en diferentes lugares geográficos, también formales. En el paisaje aquellas siluetas destacan en los perfiles urbanos de los cascos edificados distribuidos a su alrededor y, ocasionalmente, en las cotas inferiores.

Durante la noche del 10 al 11 de junio de 1194 un incendio de causas ignoradas destruyó gran parte de la ciudad de Chartres, también la catedral en sus totalidad, en la que uno de sus elementos, la túnica o camisa de la Virgen María en el nacimiento de Cristo como principal reliquia había suscitado intensa devoción mariana en todo Occidente. Su reconstrucción se plateó simbólicamente como palacio de la Virgen.

El templo de Notre Dame de París comenzó a ser construido durante el año 1163, presentado el recurso innovador de una planta con cinco naves, que obligó a estructurar convenientemente la fachada occidental, conservando la tipología de la puerta de las ciudades romanas de la antigüedad, a su vez, dando relevancia al rosetón sobre la puerta central e introduciendo la franja horizontal con la galería llamada de los Reyes. Ofrece homogeneidad en su morfología pétrea. Viollet-le-Duc actuó en algunas ventanas agrandando la superficie y la entrada y participación de la luz como envolvente del espacio interior. Fue autor también de la aguja sobre la cubierta en la zona del crucero, construida en metal. El reciente incendio, el 15 de abril de este año, destruyó la totalidad de la estructura leñosa de la cubierta, así como la aguja metálica, poniendo a prueba la resistencia de los nervios estructurales y la plementería de las bóvedas que llegaron a colapsar. Su reconstrucción es precisa y la aguja a reponer debería realizarse acorde a las soluciones actuales.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats