Suscríbete

Información

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los peligros de hacerse adulto

Los peligros de hacerse adulto porEduardoBoix

Corren tiempos en los que la poesía se ha vuelto un artículo demandado, cosa que nos sorprende a muchos de los que ya éramos asiduos a ella. Hablo de la poesía como si fuera un local de copas o una estancia de una casa porque yo la siento así, como un lugar de paso, de trasunto y de trasiego. La acción poética es vida en estado puro y, al final, eso se va demostrando. En la poesía, como en cualquiera de las artes, existe un miedo a la juventud, divino y apreciado tesoro, pero es esa juventud la que hace que todo avance, se transforme y mute. Estamos viviendo una explosión de talento. Las estancias están llenas de gente que empuja.

Los peligros de hacerse adulto

Las huellas deshabitadas, de Iria Fariñas, publicado por la editorial Talón de Aquiles con prólogo de Silvia Campos, es un poemario inusual en lo que hoy se está creando. Poetas jóvenes como Rosa Berbel o Mario Obrero transitan caminos ya trillados, pero dando su impronta, y eso mismo percibo en la poética de Iria Fariñas. El primer poema, titulado Muestra nº 1 Subtipo identificativo, con el que abre el libro, ya deja entrever que no estamos ante una poeta más, que hay un sustrato: No existe el control/en la lluvia./El futuro es/un círculo, una cruz, un arco;/un cuento o un teatro/al que adaptarse. Iria bebe de muchas fuentes: simbolismo (entroncando siempre con su pintura), existencialismo, poesía de la diferencia… Ella no se quiere encasillar en un lugar incierto, es ella misma con su camino.

En la sinopsis del libro podemos descubrir el mapa de lo que vamos a encontrar en el libro: «Como analizando las muestras recolectadas en la escena de un crimen, Las huellas deshabitadas incita a descubrir un rastro transparente que conduzca a un lugar sin nombre. Es en esa realidad donde está la invocación, la separación y el encuentro. Este poemario se aloja en la fuerza y la vulnerabilidad de lo que no puede definirse. Un resorte en la búsqueda de la identidad propia a través de la eliminación de los supuestos, lo asumido, las pieles innecesarias cubriendo el máximo mínimo, ese ser la huella del eco del eco del eco. En este poemario palpita un mapa que no lleva a ninguna parte».

Fariñas disecciona su realidad como un forense. Sabe muy bien dónde poner cada palabra, cada imagen, cada símbolo. Esta obra está dividida en cuatro partes bien diferenciadas: Pelmatoscopia, Quiroscopia, Dactiloscopia y Huella latente. Fariñas analiza y enfatiza sus poemas, como en el perteneciente a la segunda parte, titulado Muestra nº1 Subtipo nomenclatura: Esta casa que es mi nombre/no es un hogar,/quizá sea una casa de campo/o un diálogo conveniente./¿Cómo plantear la expansión/en este vínculo/ en el que hasta el frío es efímero?/Mi piel es un traje/que voy descubriendo/y envasa una naturaleza/de la que no sé nada.

Iria Fariñas nació en Madrid en 1996. Su formación teje una red entre las artes plásticas, la escritura creativa y la gestión cultural. Actualmente estudia el Grado en Filosofía. En 2019 fundó el proyecto sociocultural RNM en Alicante, su lugar actual de residencia, ciudad en la que coordina los ciclos literarios El hambre (narrativa) y La sed (poesía). En el último año ha realizado dos residencias artísticas en Joya Air (Almería).

Ha publicado cuatro poemarios: Las huellas deshabitadas (Talón de Aquiles, 2021), Antinomia (Postdata, 2020), Vista aérea (Entre Ríos, 2020), y Ayer ya será tarde (La poesía mancha, 2019); y un libro de relatos cortos, Gritar en voz baja (2021), con la editorial Entre Ríos. En 2022 publicará el poemario Quién extrajo el hueso con la editorial L’Ecume.

Las huellas deshabitadas, de la escritora Iria Fariñas, es un canto a la identidad. Fariñas nos relata sus cambios, sus obsesiones, sus tumultuosos momentos de la transformación. La niña que se hace mujer y todo lo que ello conlleva. Este poemario es la constatación de una poeta en constante búsqueda, como indica en el último poema del libro, titulado Muestra nº 8 subtipo golpe: El pasado y el olvido./Hay viento en mi nombre,/raíces en el cambio/y leves golpes que despiertan./Los puñetazos son gestos/que se rompen/en el desierto de un adulto.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats