n El patrón del Nuestra madre Loreto, Pascual Durá, lanzó ayer un mensaje desesperado por la situación que se está viviendo a bordo del pesquero de Santa Pola. El joven, de 28 de años, explicó en un audio difundido a través del Twiter de la organización no gubernamental Open Arms que no podían seguir navegando «hacia el norte, hacia el sur, hacia el este o el oeste huyendo del mal tiempo sin tener amparo para estas personas», en alusión a los inmigrantes rescatados. Ayer se cumplieron diez días desde que los doce inmigrantes (ahora sólo quedan once después de que uno de ellos, un joven palestino, fuera trasladado el viernes por la noche a un hospital de Malta) se encuentran en el barco de Alicante donde un equipo de psicólogos de Open Arms, cuya embarcación permaneció ayer todo el día junto al pesquero, atendieron a la tripulación que, según explicó tanto el armador como desde la ONG, ya no podía más.