«El gobierno municipal se apresura a aprobar a final de la legislatura y con urgencia la contratación de un estudio de arquitectura e ingeniería para la piscina» en el Parc Nou, denuncia el grupo municipal de Compromís en un comunicado.

La formación de Penalva asegura que la dirección de la obra y coordinación de seguridad de la piscina costará 69.575 euros, a pesar de la falta de consenso y de una importante oposición de la ciudadanía, contraria a que la futura infraestructura se construya dentro del Parque Municipal.

Compromís considera «irresponsable» y de «error histórico» la decisión del alcalde y del gobierno municipal del PP de seguir adelante en la construcción de una piscina residencial en el Parque Municipal, «una barbaridad y un daño irreparable contra el único pulmón verde existente en la localidad».

Además, siempre según Compromís, el proyecto previsto «no responde a las necesidades del municipio, ya que se trata de una piscina pequeña y que imposibilita cualquier tipo de actividad, ya sea deportiva, formativa o terapéutica, creando además molestias de ruidos y saturación de vehículos innecesarios. Una piscina que a corto plazo generará más inconvenientes que beneficios. ¿Quién asumirá las responsabilidades cuando esto ocurra?», se pregunta el edil Marcelino Giménez.

Compromís dice que «es un nuevo despropósito del Sr. César» y «nuevamente este gobierno vive de espaldas a la ciudadanía y solo se interesan por los crevillentinos y crevillentinas cada cuatro años sin tener en cuenta el malestar que ha generado entre la ciudadanía el proyecto, desaprovechado así la oportunidad y buscar alternativas en otros lugares».