Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Pola solicitará a Costas la explotación de Vatasa y sus alrededores un máximo de 65 años

El gobierno local está preparando un proyecto que incluiría la rehabilitación de las naves con zonas verdes y de ocio

Santa Pola solicitará a Costas la explotación de Vatasa y sus alrededores un máximo de 65 años

Santa Pola solicitará a Costas la explotación de Vatasa y sus alrededores un máximo de 65 años

Santa Pola ha dado un nuevo paso para que las naves del astillero de Vatasa puedan reconvertirse y aprovecharse con un fin turístico, cultural, deportivo y empresarial, ya que el Ayuntamiento ha comenzado a redactar un proyecto de rehabilitación de las naves, que iría aparejado a un embellecimiento del entorno con paseos peatonales, zonas verdes e incluso espacios dedicados al ocio. El ejecutivo local se está dando prisa para preparar este proyecto ya que a finales de septiembre desde el Ministerio de Transición Ecológica paralizaron los planes de demolición de las naves con la condición de que el Ayuntamiento presentase una solicitud de concesión del entorno. Con ello, desde el ejecutivo local piensan acogerse a los máximos legales para gestionar el espacio, ya que plantean entre 60 y 65 años de concesión del sector.

La Dirección Provincial explicó en una reunión reciente con la alcaldesa, Loreto Serrano, el edil de Contratación José Pedro Martínez y el arquitecto municipal que unida a la solicitud de concesión tendrá que ir un proyecto básico sobre cómo esperan desarrollar el enclave para que puedan validar que los usos que contemplan son acordes a la Ley de Costas, a pesar de que desde el Consistorio aseguran que este documento ya se está elaborando en base a las condiciones que marca la normativa estatal.

En cuanto a la gestión de Vatasa, desde el equipo de gobierno explican que la fórmula del desarrollo será público-privada con gestión directa del Ayuntamiento. Por ello, entrarían tanto círculo de empresarios como las universidades en las comisiones de trabajo que se iniciaron en el anterior mandato con la moción del PP para debatir sobre qué usos tendría Vatasa.

Estas reuniones llevan sin convocarse cerca de dos años y esperan desde el ejecutivo que puedan retomarse después de presentar en pleno los dos trámites en los que están trabajando. Tienen de plazo un mes, que ya ha empezado a contar, por lo que esperan que se eleve esta petición de concesión a finales de noviembre. Fuentes municipales señalan que han tenido contacto con empresarios y tienen constancia de que las universidades públicas de la provincia, al menos la Universidad Miguel Hernández, tiene interés por ahora en participar en el desarrollo de este complejo, donde podría instalarse un centro de alto rendimiento de deportes náuticos o incluso formación profesional en modalidades relacionadas con el mar.

Desafección

Apuntan desde el ejecutivo que la concesión sería la vía más corta para dar una salida al enclave, ya que le aseguraría a la Administración local poder gestionar el enclave o cerrar convenios con otras entidades para explotar la zona, y por otro lado, si se logra la concesión por más de medio siglo tendrían tiempo para negociar que la zona deje de estar afectada por Costas, que es la titular actual de la zona, y sea la Dirección General de Puertos quien se adscriba al sector para invertir en la zona, ya que por el momento no hay muchas intenciones de que esta administración asuma parte de la gestión, indican desde el Consistorio, aunque en el Plan General municipal el sector está calificado como zona portuaria. En cuanto a los plazos, desde el ejecutivo descartan que en 2020 pueda iniciarse ninguna fase de este proyecto ya que primero Costas tiene que aceptar la propuesta municipal y después tendría que tramitarse la concesión, por lo que pasaría más de un año hasta que se resuelva, por lo que plantean que se abriría una partida presupuestaria de cara a las cuentas de 2021. Será durante este periodo cuando se irá definiendo con el tejido empresarial, social, universitario así como con los grupos políticos cuál es el futuro para Vatasa.

1.200 firmas y movilización contra la demolición

La plataforma Salvem Vatasa ha reunido cerca de 1.200 firmas contra la demolición de las naves desde que Costas inició la licitación de las obras para derribar el sector, y se ha sumado a la reivindicación la asociación de comerciantes. La plataforma ha elaborado pancartas y han acordado trasladarse ciertos días al Castillo Fortaleza para explicar la misión del colectivo, al igual que pretenden convocar a los vecinos junto al astillero para reivindicar que Vatasa se reconvierta en un espacio de futuro.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats