Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Santa Pola controlará el aforo en las playas cada 200 metros y Cruz Roja resolverá dudas para evitar aglomeraciones

El Ayuntamiento no permitirá el baño y la estancia en el litoral hasta mediados de junio, cuando habrá refuerzo policial y para evitar contagios se cerrarán los baños públicos y no habrá juegos infantiles ni redes de volley

Santa Pola controlará el aforo en las playas cada 200 metros y Cruz Roja resolverá dudas para evitar aglomeraciones

Santa Pola controlará el aforo en las playas cada 200 metros y Cruz Roja resolverá dudas para evitar aglomeraciones

Santa Pola empieza a prepararse para la llegada de vecinos y turistas a las playas de la villa marinera en medio de unas fases de desescalada fases de desescalada por la crisis del covid-19. El Ayuntamiento baraja incorporar ciertas medidas sencillas a mediados de junio para controlar aforos como otros municipios de la provincia como Torrevieja o Benidorm. Hasta esa fecha mantienen el cierre de las playas al baño y la estancia en la arena. Para esa fecha estimada sectorizarán las playas por cada 100 o 200 metros, aproximadamente el espacio que hay entre pasarelas. Están elaborando carteles que expliquen en una cuadrícula y de media cada grupo de personas ocupará unos 16 metros cuadrados. Según Jorge Díez, edil de Playas, resulta inviable que pueda parcelarse el arenal como está haciendo Alicante, ya que entienden que hay muchos kilómetros de playa en la villa marinera y el balizamiento generaría complicaciones para limpiar la playa.

Sin embargo, para evitar aglomeraciones habrá doce trabajadores de Cruz Roja que se encarguen de resolver dudas a los bañistas y que pongan cierto control en caso de producirse concentraciones en algunos puntos. Además también habrá refuerzo de patrullas de Policía Local y agentes de Protección Civil a pie de playa. Desde el ejecutivo local explican que todavía están valorando si será conveniente establecer un modelo de cita previa para entrar a la arena, aunque indican que si se aplica este sistema habrá salvedades para algunos grupos de población como personas de avanzada edad.

En cuanto a las zonas recreativas, tanto los chiringuitos como el servicio de hamacas y sombrillas funcionará, al igual que las zonas de deportes náuticos, mientras que no habrá redes de volleyball ni tampoco juegos infantiles, que seguirán precintados, según las directrices que ha recibido el Ayuntamiento por parte del Instituto de Calidad Turística. Tampoco abrirán los baños públicos y sólo podrán hacer uso de ellos los usuarios de los puntos accesibles, por lo que el personal de Cruz Roja controlará el acceso.

En cuanto a los lavapiés, explican que habrá carteles que informen que el uso deberá ser individual excepto cuando la persona necesite asistencia. En cuanto a la desinfección en estos elementos señalan desde el Consistorio que no habrá problema porque el propio sistema de agua utiliza hipocloritos y por tanto está continuamente desinfectada la zona.

Por otra parte, desde Santa Pola ven incompatible utilizar drones para vigilar desde las alturas "porque estamos bajo la zona de influencia del aeropuerto", explica Díez. En cuanto al control en las calas y playas naturales, plantean incorporar también cartelería, y todavía sigue en estudio si se aplicarán nuevas medidas. Desde el Consistorio señalan que están en contacto con otros ayuntamientos para intentar establecer unos horarios comunes, aunque siguen las negociaciones.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats