Suscríbete desde 3,99€/mes

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Con los ojos puestos en la sierra

Más de ochenta voluntarios peinan hasta agosto el paraje natural de Crevillent para limpiarlo y reducir riesgo de incendios

Los voluntarios medioambientales se organizan por grupos para peinar los recursos naturales de Crevillent y recogen todo tipo de basura, como latas oxidadas.

Los voluntarios medioambientales se organizan por grupos para peinar los recursos naturales de Crevillent y recogen todo tipo de basura, como latas oxidadas. información

Más de treinta grados centígrados y un frente común: proteger al máximo la sierra de Crevillent para evitar Crevillent incendios. Más de 80 voluntarios de siete colectivos del municipio alfombrero están peinando desde el 1 de julio el paraje natural para que todo esté en orden ahora que en verano hay residentes que optan por irse a sus segundas residencias cerca de la sierra, y también visitantes que prefieren la montaña antes que la playa, que estos días registra una alta afluencia a pesar de la pandemia de coronavirus. Para tener controlados espacios clave como «Els Anouers», «El Catí» o «La Vella», el Ayuntamiento de Crevillent ha impulsado un verano más su tradicional programa de vigilancia medioambiental para cuidar del pulmón verde local durante la temporada estival, cuando más riesgo de incendios hay en la sierra debido a la sequedad de algunas zonas y la falta de lluvia.

A pesar de las alertas de incendios, solo se ha detectado un conato en la sierra crevillentina en los últimos días, que se controló a tiempo, y todo apunta a que se produjo por lanzar una colilla desde un vehículo, según indica la concejal de Medio Ambiente, Estefanía Salinas, que agradece a todos los voluntarios el empeño que le están poniendo para proteger los recursos naturales del municipio a pesar de las temperaturas extremas a las que se enfrentan de lunes a domingo en el enclave.

La mayoría de las siete entidades participantes llevan años cooperando con el Consistorio en este programa. Entre ellas se encuentra la asamblea local de Cruz Roja y Protección Civil, así como clubes locales como el Ciclista Jaume el Barbut, club Ciclista Crevillent, el Centro Excursionista, club deportivo de caza la Totovía y el club Atletismo Marathón, quienes están velando por la prevención de incendios forestales, el buen uso de los parajes naturales y la protección del patrimonio medioambiental. El programa se desarrolla siguiendo las normas sanitarias y de protección marcadas por las autoridades frente al covid-19 Para ello, a los voluntarios se les ha dotado de mascarillas, guantes y gel hidroalcohólico, así como camisetas, gorras y mochilas para el desarrollo de su labor de vigilancia. Desde el área municipal de Medio Ambiente reseñan que han solicitado a la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica una subvención de 8.000 euros para cubrir los gastos derivados de la alimentación, equipamiento, mantenimiento de vehículos y seguros de accidentes y responsabilidad civil, entre otros, aunque está consignada esta cantidad en el presupuesto en caso de no conseguir la ayuda.

Algunos colectivos como el de atletismo han aprovechado estos días para realizar una limpieza de los residuos que han ido encontrando a los márgenes de las sendas, ya que han dado incluso con latas de conservas oxidadas y garrafas de plástico que algunos visitantes se dejan por la sierra durante sus visitas.

Los voluntarios se han organizado coordinados por el Consistorio para controlar por días la sierra. Desde el centro excursionista, por ejemplo, apuntan que hacen guardia todos los jueves y los domingos hasta que llegue agosto. Este colectivo ha detectado que la sierra cada vez está más seca porque se trata de un terreno donde llueve menos, por lo que es esencial que no haya elementos ajenos que puedan provocar un incendio. Incluso señalan que muchos visitantes «educación medioambiental tienen poco». «Para mí son domingueros que se suben cargados y estamos cansados de concienciar a la gente», explica Felipe Tortosa Díaz, presidente del Centro Excursionista de Crevillent, en base a su dilatada experiencia subiendo a la sierra.

En este sentido, Jesús, voluntario de Cruz Roja, reseña también que desde su colectivo se está realizando una labor para sensibilizar a la población para que dejen la sierra limpia, un aspecto fundamental para conservar el patrimonio del municipio.

Para continuar leyendo, suscríbete al acceso de contenidos web

¿Ya eres suscriptor? Inicia sesión aquí

Y para los que quieren más, nuestras otras opciones de suscripción

Compartir el artículo

stats