30% DTO ANUAL 24,50€/año

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

SUCESOS

Descubren 1.800 plantas de «maría» mientras vigilaban para evitar robos en Crevillent

Un serbio detenido por la Guardia Civil que usaba dos identidades falsas queda en libertad bajo fianza por la plantación incautada en tres naves

La espectacular plantación de marihuana encontrada por la Guardia Civil en Crevillent

La espectacular plantación de marihuana encontrada por la Guardia Civil en Crevillent

Un ciudadano serbio de 39 años que utilizaba dos identidades falsas quedó ayer en libertad tras pagar una fianza de 3.000 euros que le impuso el juzgado de guardia de Elche tras ser detenido por la Guardia Civil como responsable de un cultivo «indoor» de cannabis sativa desmantelado en Crevillent. La Benemérita intervino 1.846 plantas de marihuana y el cultivo fue descubierto mientras una patrulla de Seguridad Ciudadana realizaba labores de prevención de robos en casas de campo en la partida El Boch de Crevillent. La Guardia Civil busca a un hombre que pudo huir del lugar y estaba con el detenido ahora liberado, que fue asistido por el abogado Aitor Esteban Gallastegui.

Las plantas estaban repartidas en las tres naves situadas en un polígono en El Boch y estaban en su última fase de floración.

La droga fue descubierta el pasado 21 de abril después de que una patrulla viera a dos personas sospechosas junto a una vivienda adosada a tres naves industriales. Al ver que los agentes se aproximaban para identificarlos por si estaban cometiendo un robo se dieron a la fuga. Uno de ellos pudo ser apresado y el otro logró escaparse.

La patrulla de la Guardia Civil descubrió instantes después que dentro de las naves había una moderna plantación de cannabis sativa.

Los cultivos estaban repartidos en tres naves y dos de ellos estaban funcionando a pleno rendimiento. Se trataba de una moderna plantación con un complejo sistema eléctrico y un avanzado sistema de riego, material que ha sido también intervenido. El alumbrado de la plantación podía ser controlado a través de internet y contaban un generador de elevado coste para suministrar energía a la plantación.

Los traficantes tenían preparados sacos vacíos de almendra para transportar los cogollos de «maría» y habían realizado butrones en las paredes de las naves para llegar hasta la vivienda, donde había otro agujero tapado por un armario.

La Guardia Civil intervino en el registro documentación de dos personas que usaba el detenido, que confesó su verdadera identidad.

Lo último en INF+

Compartir el artículo

stats